¿Qué es la Compostelana y cómo se consigue?





La Compostelana (oficialmente “La Compostela”) es un documento que la Iglesia expide a los peregrinos que han llegado a Santiago de Compostela, tras haber completado el Camino.

El texto que aparece en este documento está escrito en latín y su traducción, sería la siguiente:

"El cabildo de esta Santa Apostólica y Metropolitana Iglesia Catedral Compostelana custodio del sello del Altar de Santiago Apóstol, a todos los Fieles y Peregrinos que llegan desde cualquier parte del Orbe de la Tierra con actitud de devoción o por causa de voto o promesa hasta la Tumba del Apóstol, Nuestro Patrón y Protector de las Españas, acredita ante todos los que observen este documento que D........................... ha visitado devotamente este Sacratísimo Templo con sentido cristiano (piedatis Causa)"

El documento luce una greca del Breviario de Miranda, del siglo XV; una reproducción de la imagen del Tumbo A, que representa el descubrimiento del arca por el obispo Teodomiro; y el Iacobus del Códice Calixtino.


Requisitos para obtener La Compostela

1. Haber completado a pie o a caballo los últimos 100 km del Camino de Santiago, o los últimos 200 km en bicicleta.

2. Decir en la Oficina del Peregrino de Santiago que habéis realizado la peregrinación por motivos religiosos, espirituales o con actitud de búsqueda.

3. Entregar en la Oficina del Peregrino de Santiago la Credencial con los sellos que habéis reunido durante vuestra peregrinación: al menos dos por día (sello y fecha son necesarios). Esta demuestra que habéis pasado por esos lugares y que habéis recorrido, al menos, los últimos 100 km.

Está permitido hacer el Camino de Santiago por etapas, pero éstas deben estar ordenadas geográfica y cronológicamente.

Se puede hacer también el Camino de Santiago durante varios años o fechas, y luego entregar la credencial. Las etapas en este caso también tienen que estar geográfica y cronológicamente.

Dónde se consigue La Compostela

La Compostela se obtiene en la Oficina del Peregrino, situada en Santiago de Compostela, en la Rúa Carretas.

Allí os pondrán el sello final del Camino, el de la Catedral de Santiago y os expedirán el documento.

Las colas en fechas importantes como verano, periodos vacacionales y años jacobeos son enormes. Hay que armarse de paciencia. Yo os aconsejo ir a la hora de comer o a última hora de la tarde.



Allí se rellena un papel explicando, entre otras cosas, los motivos del peregrinaje y os mirarán minuciosamente La Credencial comprobando sus sellos y sus fechas.

La Compostela es gratuita, sin embargo, el Certificado de Distancia cuesta 3€.

En frente del mostrador donde expiden estos documentos, hay una pequeña tienda en la que podréis comprar por 2€ un tubo de cartón para guardar vuestros diplomas sin que se estropeen en vuestras mochilas.

Oficina de Acogida al Peregrino
Rúa Carretas, 33
15705. Santiago de Compostela
Teléfono: (+34) 981 568 846

Horarios de la Oficina del Peregrino

- Semana Santa y desde el 1 de mayo al 30 de octubre: de 8:00 a 21:00
- En invierno, desde el 1 de noviembre hasta 30 de abril (excepto Semana Santa): abierta de lunes a domingo de 10:00 a 19:00 h.
- Cerrado: 25 de diciembre y 1 de enero

Cómo surgió La Compostela

En los siglos IX y X la peregrinación a la Tumba del Apóstol Santiago se institucionalizó y surgió la necesidad de acreditar el hecho de haber completado el Camino.

Para cubrir esta necesidad, se otorgaron primeramente unas insignias con forma de concha. Sin embargo, éstas fueron fácilmente falsificables y se acabaron por eliminar. Era tan fácil hacerse con ellas, que se vendían justo a la entrada de Santiago, a pesar de las penas de excomunión que se decretaban contra los falsificadores. 

Las insignias fueron sustituidas en el siglo XIII por las cartas probatorias, germen de lo que sería la actual Compostela. Los peregrinos que la consiguiera podían hospedarse gratuitamente en el Hostal Reyes Católicos, que en esa época era un hospital, durante tres días.

El Camino se fue haciendo cada vez más famoso y hordas de peregrinos lo realizaban cada año. Se multiplicaron las falsificaciones y los fraudes, por lo que el Arzobispado de Santiago se vio obligado a establecer unos requisitos que hoy conocemos para lograr La Compostela.

Realizar el Camino de Santiago por motivos no religiosos

En caso de que hagáis el Camino de Santiago por otros motivos que no sean religiosos, cuando lleguéis a la Oficina del Peregrino, deberéis rellenar vuestros datos correspondientes y explicar cuáles son esos motivos: deportivos, paisajísticos, culturales...

Allí mismo os expedirán otro documento, comúnmente conocido como La Compostela de los Ateos. Esta acreditación del peregrino unifica el modelo de la Compostela, si bien el texto, en latín, especifica si la motivación para realizar el Camino de Santiago está relacionada con otros motivos, como los culturales, turísticos u otros de índole personal.



Compártelo

Entradas relacionadas