Lista para preparar la mochila para el Camino de Santiago



Lo mas importante es no cargarse demasiado. No es importante llevar mucha ropa, porque se puede ir lavando a diario en los albergues y dejarla secar en los tendederos o en la propia mochila mientras andamos. De todas formas, muchos albergues tienen lavadora y secadora y hay muchas lavanderías en los pueblos que son principio o final de etapa. Lo que yo me llevé fue:

Ropa:
1. Botas de andar domadas, que sujeten el pie evitando torceduras de tobillo y que sean impermeables.
2. Otros zapatos o chanclas para descansar los pies cuando lleguemos al albergue.
3. Tres pares de calcetines de andar y que sean de rápido secado.
4. Ropa interior. Existen bragas de papel, de usar y tirar, que cumplen bien su función, pesan poco y evitamos tener que ir lavando.
5. Tres pantalones desmontables.
6. Tres camisetas finas de rápido secado.
7. Una sudadera.
8. Un chubasquero.
9. Sombrero, mejor que gorra, porque así también protege el cuello del sol.
10. Gafas de sol.
11. Un pijama.
12. Paraguas pequeño.

Otros:
1. Mochila con impermeable.
2. Saco de dormir. Existen sacos muy pequeños, ideales para verano, que se quedan del tamaño de un bolsito y no pesan nada.
3. Tapones para los oídos (imprescindibles en los albergues).
4. Linterna pequeña.
5. Bastón.
6. Botella o cantimplora para el agua.
7. Juego pequeño de cubiertos y vaso.
8. Mechero.
9. Detergente y pinzas. En los albergues no suele haber pinzas.
10. Imperdibles para colgar la ropa de la mochila y que se vaya secando mientras andamos, si no ha dado tiempo a secarse en el albergue.
11. Bolsas de plástico, sobre todo para la ropa sucia. Es buena idea llevar toda la ropa separada en bolsas de plástico para aislarlas mejor de la posible lluvia. Si la dobláis enrollándola ahorraréis más espacio en la mochila. 
12. Protección solar.
13. Móvil.
14. Cargador del móvil.
15. Batería pequeña para el móvil.
Si la cámara del móvil es buena, yo ni llevaría cámara, para aligerar peso.

Pequeño botiquín de viaje: las farmacias abundan a lo largo de la ruta, pero nunca está de más llevar un botiquín mínimo.
1. Analgésicos (aspirina, paracetamol o ibuprofeno).
2. Tiritas.
3. Aguja e hilo para las ampollas.
4. Alcohol.
5. Betadine en crema.
6. Crema antiinflamatoria o réflex.
7. Vendas.
8. Esparadrapo.
9. Tijerillas.
10. Rodilleras (mucha gente acaba comprándoselas por el camino, facilitan mucho la andadura).
11. Vaselina para las ampollas, increíble lo bien que las aíslan para que no nos vayan rozando con el calzado.

Bolsa de aseo:
1. Gel-champú.
2. Pasta de dientes.
3. Cepillo de dientes.
4. Peine.
5. Pequeña toalla.
6. Chanclas.

Documentación: para evitar pérdida o robos, lo mejor es llevar una riñonera:
1. Tarjetas de crédito
2. Tarjeta sanitaria
3. Dni
4. Un plástico para aislar la Credencial del Peregrino (donde vamos poniendo los sellos de nuestro viaje).

Compártelo

Entradas relacionadas