8 lugares imprescindibles que ver en Triacastela



La segunda etapa del Camino de Santiago francés a su paso por Galicia, parte de Triacastela. Su nombre podría provenir de “Tres castros”: Triacastela, Lagares y San Adrián, aunque también podría deberse a los tres castillos que se dice había en la zona y de los que hoy no se conservan nada.

Rodeada de valles y vegas, este Concejo está compuesto de ocho parroquias, con sus correspondientes núcleos poblacionales y aldeas.

Ya con Alfonso IX la localidad muestra su importancia al serle concedidas diversas dispensas consolidándose como núcleo importante del Camino de Santiago, mencionándose incluso en el Codice Calixtino. Fernando III el Santo reunió en Triacastela a los concejos de Galicia y también se tiene constancia de la visita de los Reyes Católicos y de Felipe II a tan importante villa.

Hoy Triacastela está llena de albergues y pensiones, hay varios bares y restaurantes (sobre todo en la Rúa Peregrino y su prolongación) y dos supermercados en los que comprar mini-tartas de Santiago. Su albergue público, muy bien integrado en el paisaje, ha recibido varios premios de arquitectura.

8 cosas que ver en Triacastela

1. El castaño centenario de Ramil: justo antes de llegar a Triacasela, encontraréis la pedanía de Ramil. Allí saluda a los peregrinos un gran castaño de más de ochocientos años.




2. La Iglesia de Santiago de Triacastela: de origen románico y de estilo barroco, con un curioso cementerio a la entrada.



3. El Mesón del Peregrino: cercano a la iglesia, data del siglo XVI y se le conoce como Casa de Aira.

4. La Casa da Ponte: antigua herrería de la localidad. Se encuentra al lado de la carretera, siguiendo el camino por San Xil.


5. La Casa Pedreira: un antiguo hospital del que ya se tenía noticia en la época de Alfonso IX.

6. La Antigua Cárcel: de la que quedan dos habitaciones.

7. La Casa del Concello: tiene una inscripción en la puerta de 1528.


8. El Monumento al Peregrino: se encuentra al lado del albergue público y despide al peregrino a su salida del pueblo.


Compártelo

Entradas relacionadas