8 Platos y productos típicos que comer en El Calafate



La gastronomía patagónica está basada en la carne, como en toda Argentina, con poca grasa. Se consume asada, empanada, estofada…En esta región se encuentran muchos productos naturales con los que preparar platos de ciervo, jabalí, trucha, salmón, setas… Por ello, en los restaurantes de la ciudad podrás disfrutar de cualquier delicia de la cocina argentina tradicional, además de los exclusivos que se preparan por estas tierras.

El ingrediente que no falta en la cocina de ningún repostero es el fruto del calafate. Éste es un arbusto pequeño que florece de octubre a enero. Su baya es de color azul oscuro y se recolecta en verano. Una leyenda tradicional de los pueblos indígenas de la región cuenta que quien come calafate, siempre vuelve a la Patagonia. El arbusto también es apreciado como bonsái y su madera es usada para hacer tinte rojo.

Algunos de los productos y platos típicos que puedes encontrar en los restaurantes y tiendas de souvenirs de El Calafate son:

1. Dulces de mosqueta: obtenido a partir de los frutos de un arbusto silvestre de la familia de las rosáceas.

2. Mermelada de calafate: dulce hecho con calafates, agua y azúcar.

3. Alfajores de calafate: no tienen nada que ver con los españoles. Son unos pequeños pasteles base de mantequilla, huevo, azúcar, maicena, harina, galleta y calafate.

4. Licor de calafate: licor hecho a base de calafate, alcohol fino vegetal, agua y azúcar.

5. Cocina al disco: este plato proviene de los agricultores criollos. Los arados tienen una pieza reemplazable, llamada Disco, que se desgasta y se tiene que cambiar con el tiempo. Los que estaban obsoletos, se utilizaron como instrumento de comida. Ahora consiste en un guiso con verduras, patatas, especias y carne, que se comparte entre dos personas.

6. Cordero patagónico: El cordero patagónico se cuece en cruz durante unas dos horas. Se sujetan las extremidades al asador con alambres y con la cabeza hacia abajo. El cordero se coloca a una distancia de unos 50 a 80 centímetros del fuego.

7. Chocolates y bombones: existen varias confiterías en la ciudad. Una de las más famosas es Chocolates Casa Guerrero. Esta empresa familiar, fundada en 1968, se encuentra en la Avenida del Libertador y siempre está llena de gente. Su surtido es muy variado y merece la pena acercarse para llevarse unos cuantos bombones.

8. Carne de guanaco: este animal salvaje, parecido a la llama, puebla la gran estepa patagónica. Es uno de los pocos mamíferos que pueden beber agua salada sin ningún problema. Su carne es dura y hay que saber cocinarla bien. La podrás probar en forma de hamburguesa o empanadas en el Wanaco Tradicional Bar, por ejemplo.  

Compártelo

Entradas relacionadas