Qué ver y qué comer en Guadalupe





Después del Camino de Santiago, Guadalupe está considerado el centro de peregrinación más importante de España. Santiago es el patrón de España y Guadalupe es la patrona de todos los territorios de habla hispana.


Hasta este precioso enclave, Patrimonio de la Humanidad y perteneciente a la red de Los pueblos más bonitos de España, llegaron personajes tan famosos como Miguel de Cervantes o Fleming, quien realizó sus prácticas de doctor aquí.

La visita a Guadalupe va más allá del Real Monasterio. Sus callejuelas y plazas están llenos de lugares pintorescos, que están más alejados del griterío de la gente que inunda la plaza principal, a las puertas del templo. Caminar por ellas, detenerse en sus tabernas y saborear algunos de sus productos típicos, harán también que tu visita merezca la pena. 


Qué ver en La Puebla de Guadalupe

1. Real Monasterio de Guadalupe: Patrimonio de la Humanidad desde 1993, su origen se remonta al siglo XIV, cuando Alfonso XI ganó la batalla del Salado contra los musulmanes encomendándose a la Virgen de Guadalupe. En su honor mandó construir una impresionante iglesia en el lugar en el que se encontraba una pequeña ermita, levantada donde, según cuenta la leyenda, la Virgen se le había aparecido años atrás a un pastor (más tarde “identificado” como Gil Cordero de Santa María).


En la época de Alfonso XI el lugar estaba en ruina. Así que, lo mandó embellecer para agradecérselo a la Virgen. En 1394, el santuario consiguió la bula transformándose en un monasterio cuya popularidad fue creciendo con los años. De hecho, fue aquí donde se encontraron los Reyes Católicos con Colón y desde donde mandaron las órdenes para que le entregasen dos de las carabelas con las que llegó a América.


Hoy preside el pueblo. Miles de peregrinos lo visitan cada año, así como peregrinos que realizan su particular camino hasta este lugar santo, sin mucha ayuda, porque no existe ninguna red de albergues asociados como ocurre en el Camino de Santiago.

Para visitarlo basta con comprar la entrada en la oficina y esperar a que se llene el vestíbulo de turistas. Entonces comienzan las visitas guiadas, por lo que no hay ningún horario fijo establecido. No se puede visitar por tu cuenta, sólo con guía.


En su interior se encuentran varios museos y estancias importantes:

➤ El Museo de bordados: en él se han agrupado telas de los diferentes priores, destacando el frontal Rico, de finales del XIV y el frontal de Enrique IV.

➤ El Museo de pintura y escultura: cuenta con obras de incalculable valor, con autores como El Greco, Zurbarán, Goya o Pedro de Mena.

➤ El Museo de Libros Miniados: la biblioteca coral del monasterio custodia 97 cantorales realizados en grandes pergaminos, con unas ruedas en su parte inferior para moverlos, así como otros muchos ejemplares más pequeños de los siglos XV y XVI.

➤ El Claustro: con un templete mudéjar en su centro, que data del 1405. El el único sitio en el que está permitido hacer fotos durante la visita guiada.


➤ El Relicario: contiene un montón de reliquias en sus paredes y vitrinas, destacando la arqueta de los esmaltes, donde se guarda el Santísimo Sacramento.

➤ El Camarín de Nuestra Señora de Guadalupe: allí se encuentra la talla de finales del siglo XII, que fue reformada posteriormente para darle estructura triangular.


2. Plaza de Santa María: la plaza que preside el impresionante monasterio, cuenta en su centro con la pila bautismal de los primeros indios que se trajo Colón como esclavos de América. Hoy está llena de restaurantes y tiendas de productos típicos.

3. Hospital de Hombres y Colegio de Infantes y Gramática: el colegio fue fundado en el siglo XVI, en él los religiosos enseñaban humanidades, canto, teología y latín. Justo al lado se encuentra el Hospital de San Juan Bautista (Hospital de Hombres), el primer lugar de España en el que se realizó una autopsia (s. XV) para estudiar medicina. Hoy forma parte del Parador Nacional de Turismo.

4. Iglesia de la Santísima Trinidad: más conocida como Iglesia Nueva, su portada barroca fue realizada por Churriguera. Actualmente se usa como auditorio y sala de exposiciones.

5. Casa de la buena cristiana: el 4 de febrero de 1485, tuvo lugar en esta casa (que anteriormente había pertenecido a una mora convertida al cristianismo) el primer juicio celebrado por La Inquisición contra los herejes.

6. Arcos: son restos de las antiguas puertas del recinto defensivo que tenía el monasterio. Hoy se conservan 5 de ellos: Arco del Chorro Gordo, Arco de Sevilla, Arco de San Pedro, Arco de las Eras y Arco del Tinte.

7. Hospital de Mujeres: de estilo gótico, su construcción se pudo realizar gracias a las donaciones que hizo el rico herrero Juan Jiménez de Córdoba antes de convertirse en fraile jerónimo.

8. Casa de Gil Cordero: supuestamente aquí vivió el pastor al que se le apareció la Virgen de Guadalupe, fruto de la fundación de la ermita primigenia que guardó su imagen.

4. Ermita del Humilladero: a 4 km del monasterio, al final del Camino de Guadalupe, los peregrinos se encuentran en este monte desde el que observar todo el conjunto monástico. En él hay una ermita del siglo XV en estilo gótico-mudéjar.

Qué comer en Guadalupe – Platos típicos de Guadalupe

La gastronomía extremeña es la que predomina en esta localidad, abundando los platos hechos a base de cordero, cabrito, cochifrito, piezas de caza y picadillos. Las migas extremeñas son una delicia que se puede degustar en todos sus restaurantes.

Dos son los platos representativos que más me llamaron la atención de Guadalupe:

➤ Las Morcillas de patata y calabaza.

➤ El Muégado: postre típico elaborado con harina, huevos, miel y frutos secos (muchos dicen que su origen pudo ser hebreo, otros dicen que se hacía desde la época prerromana). Se venden de todos los tamaños. 






Compártelo

Entradas relacionadas