Un paseo por Pradillo y su puente medieval – La Rioja



El pequeño núcleo de Pradillo fue propiedad de los condes de Nieva hasta 1811, fecha en la que desaparecen los señoríos. En el siglo XVIII acabó perteneciendo a Soria hasta que España quedó divida en provincias en 1833, cuando pasó a formar parte del territorio de Logroño. Hoy se encuentra en La Rioja, dentro del partido judicial de Torrecillas de Cameros.

Pradillo se sitúa en pleno corazón del Camero Nuevo, atravesado por la N-111, que comunica Logroño con Soria, lo que lo hace una parada muy asequible durante tu viaje.


A pesar de tener menos de 70 cucharones (gentilicio de Pradillo), el pueblo se llena de visitantes en fechas señaladas, como:

🎉Junio: el domingo anterior a San Antonio de Padua, cuando los jóvenes confeccionan el Arco del Santo con flores y adornan sus andas. El domingo se rifa un rosco hecho por una casada y con el dinero que se saca de la rifa, se pagan las fiestas.

🎉Finales de agosto: Jornadas Turísticas de Cameros en la que se celebran conferencias y visitas guiadas a recursos turísticos de la comarca.

🎉8 de septiembre: Fiestas de la Virgen del Villar en las que unos danzadores bailan acompañando a la imagen de la Virgen hasta la ermita que hay a la entrada del pueblo.

🎉Fin de semana anterior a San Miguel: cuando el Ayuntamiento repartía antiguamente una caridad de sardina y vino a los asistentes.


Yo hice una breve visita para ver el pueblo e ir andando hasta su puente medieval y me paré en el Restaurante Los Cucharones. No me decepcionó para nada. Un sitio muy acogedor y muy pintoresco en el que disfrutar de una buena chimenea cuando aprieta el invierno riojano.


Qué ver en Pradillo de Cameros

1. El Hórreo: en este edificio junto a la iglesia se encuentra la Oficina de Turismo de Cameros.

2. Iglesia de San Martín: edificio de mampostería y sillería construido en el siglo XVIII en estilo barroco tardío. En su interior, además del Retablo Mayor, se pueden ver 8 retablos pequeños de diferentes épocas y una talla barroca de San Juan Bautista del siglo XVII.

3. Ermitas: el pueblo cuenta con tres ermitas. La de San Miguel y la de San Jorge están muy cerca del núcleo. La de la Virgen del Villar está algo más alejada, en dirección a Logroño.

4. Roble Gordo de las Palomas: uno de los árboles singulares de La Rioja. Se supone que es el quejigo más antiguo de esta Comunidad. Su nombre se debe a que antiguamente había allí un puesto de caza de paloma torcaz.

sierracameros.es

5. Almazuelas: el pueblo cuenta con una gran tradición de este tipo de tapices que es común ver colgados de los balcones y ventanas cuando hace buen tiempo. En verano se suele celebrar la Fiesta de las Almazuelas Colgadas, en la que se realizan talleres y se pueden ver artesanías de otros pueblos.

Eldiario.es

6. Antiguos hornos: en algunas de sus viviendas (muchas de ellas abandonadas) aún se pueden ver hornos adosados a las fachadas en los que se cocía el pan.

7. Puente Medieval: muy cerca de la carretera sale un caminito de unos pocos metros, que lleva a este singular puente sobre el río Iregua. Merece la pena acercarse a él y no tiene pérdida, porque está muy bien señalizado.



.


Compártelo

Entradas relacionadas