Qué ver en Huesca en un día


La antigua ciudad musulmana de Osca, en la que convivieron árabes y cristianos, contaba con un gran patrimonio artístico del que aún hoy quedan algunos restos de los que podemos disfrutar. Un día en Huesca da para mucho, aunque también la podemos utilizar como centro de operaciones para hacer excursiones cercanas a otros lugares interesantes, como Loarre, Jaca, Alquézar… Además de monumentos, Huesca tiene un ambiente ideal por la noche para disfrutar de sus bares de tapas y pinchos por el centro, con terrazas abarrotadas. Otra ventaja es que es una de las capitales de provincia donde más fácil es encontrar aparcamiento, y gratis.



1. Convento de San Miguel: conocido popularmente como “Las Miguelas”, este edificio de 1110 tiene una elegante torre románica, mientras que el ábside es gótico. Desde el siglo XVII es habitado por las carmelitas. Su interior se puede visitar.


2. Muralla de Huesca: de la antigua muralla que guardaba la ciudad, hoy tan sólo queda un torreón de los cien que había: el Torreón del Amparo; y una puerta de las nueve que llegó a tener, la puerta de Montearagón o La Porteta. Su construcción se la debemos a los árabes del siglo IX.


3. Museo de Huesca: ya la entrada llama la atención, pues este museo está alojado en la antigua Universidad Sertoriana, que fue fundada por Pedro IV en el siglo XIV y que se convertiría en la residencia de los reyes de Aragón. Hoy expone una interesante exposición sobre la historia de la provincia y varias muestras de arte aragonés, destacando la figura de Goya. La entrada al Museo de Huesca es gratuita. museodehuesca.es


4. Catedral de Santa María de Huesca: construida sobre un antiguo templo romano, que luego fue mezquita, la catedral se levanta imponente en lo alto de una colina. Pese a estar en una zona donde el románico es el arte que prevalece, la Catedral de Huesca curiosamente es gótica. Esto se debe a que se ofreció culto en la mezquita hasta el siglo XIII, cuando Jaime I propuso construir este templo. Su diseño primitivo era románico, del que aún quedan restos en el claustro, pero su demora en la construcción hizo que no se pudiera acabar la obra hasta finales del siglo XV.   Precio de la entrada a la Catedral de Huesca: 4€ www.museo.diocesisdehuesca.org/


5. Ayuntamiento: se encuentra en un palacio renacentista del siglo XVI. En el edificio anexo está el Colegio Imperial de Santiago, que llegó a ser el más prestigioso de la Universidad de Huesca durante más de 300 años.



6. Museo Pedagógico de Aragón: en el mismo edificio donde se encuentra la Oficina de Turismo de Huesca, podemos ver este curioso museo con juguetes, libros, pizarras… todo dedicado a la enseñanza. El acceso es gratuito.


7. Plaza de López de Allué: en esta importante plaza está  La Confianza, la tienda de ultramarinos en activo más antigua de España. Abrió en 1871 y hoy es toda una pieza de museo.



8. Monasterio de San Pedro el Viejo: constituye uno de los ejemplos más importantes del románico aragonés. Data del siglo XII y tiene una imponente torre hexagonal en uno de sus lados. De este antiguo monasterio se conserva el claustro románico que a su vez alberga el panteón de los Reyes Alfonso I, el Batallador, y Ramiro II, el Monje. Precio de la entrada al Monasterio de San Pedro el Viejo: 2’5€. www.sanpedroelviejo.com


9. Basílica de San Lorenzo: este templo barroco se construyó sobre una antigua iglesia gótica, de la que aún se conserva parte de la torre. En el s. XVII, los ciudadanos decidieron hacer un templo mucho más grande debido a la gran demanda de fieles que tenía en aquel momento el barrio. Para ello se contó, principalmente, con los recursos económicos y la mano de obra del pueblo de manera voluntaria. http://www.parroquia-sanlorenzo.org/

10. El Casino de Huesca: es una de las construcciones más llamativas de la ciudad. Se encuentra en el edificio del Círculo Oscense, de principios del XX y es un excelente ejemplo de Modernismo aragonés. Dentro hay una cafetería y un restaurante, por lo que podéis entrar sin problema a echar un vistazo a su elegante interior.


11. Parque Miguel Servet: muy cerca de la estación de tren y del casino, el Parque Miguel Servet es un remanso de calma que se construyó sobre los antiguos jardines de Lastanosa, una familia del siglo XVII, que hasta tenía allí su propio zoo. Hoy podemos encontrar unos espacios muy interesantes rodeados de naturaleza: como la escultura de Las Pajaritas, El Kiosko de Música, la Casita de Blancanieves o la Rosaleda.


12. Centro de Arte y Naturaleza CDAN: a las afueras de la ciudad destaca este edificio diseñado por el famoso Rafael Moneo. En su interior se organizan actividades relacionadas con la naturaleza, el arte y las nuevas tendencias culturales. También hay una exposición permanente del pintor Beulas. Precio de la entrada al CDAN: 3€  www.cdan.es/

13. Castillo de Montearagón: a escasos kilómetros de la capital, podemos ver las ruinas de este castillo-abadía mandado construir por Sancho Ramírez, rey de Aragón, en el siglo XI. Desde allí hay unas increíbles vistas de la Hoya de Huesca, el Salto del Roldán y la Sierra de Guara.

14. Para salir a tapear: El Casco Viejo y el Tubo, alrededor de la calle de San Lorenzo, el Callejón del Saco y la calle Cleriguech.



Si no tenéis coche, o no queréis cogerlo, no importa: Huesca cuenta con un bus turístico que recorre los alrededores de Huesca (Loarre, Mallos, Ayerbe…) http://www.huescaturismo.com/es/bus-turistico/reservar y un curioso servicio de taxis turísticos. http://www.huescaturismo.com/es/rutas-taxi/



Compártelo

Entradas relacionadas