Día 22: Rusia – Visitando el Monasterio de Alexander Nevsky de San Petersburgo


Al final de la Avenida Nevsky, a unos 4 km en línea recta desde el Almirantazgo, se alza la estatua ecuestre de Alexander Nevsky, quien venció a los suecos en 1240.  En su honor, Pedro el Grande construyó este monasterio, que en 1797 adquirió el rango de Lavra, el grado más alto dentro de los monasterios rusos.
Los restos de Nevsky se trajeron desde Vladimir hasta el monasterio en 1724 y lo convirtieron en patrón de la nueva capital de Rusia. Sin embargo, durante la época soviética, su sarcófago se trasladó al Hermitage, que es donde permanece hoy.
Atravesando un gran arco, se entra al complejo en el que lo primero que vemos son las iglesias de la Anunciación y la de la Trinidad. Al lado de estas iglesias, hay una gran necrópolis con tumbas muy antiguas. Muchas de ellas están muy deterioradas y parecen sacadas del juego de Medievil. Las primeras tumbas datan de 1720. En esta zona destacan los enterramientos de mármol de los parientes de Pedro I, incluyendo el de la zarina Fyodorovna, mujer de Iván V.

Junto al cementerio, hay un gran parque donde suele haber puestecillos de venta de productos artesanos, como miel.

Dejando el monasterio a nuestras espaldas, cruzamos el puente y llegamos a dos cementerios que están uno en frente del otro. La entrada cuesta 250 rublos.

Hoy, el monasterio y los cementerios pertenecen al Museo Estatal de Escultura Urbana. En el siglo pasado, las tumbas de las personalidades más importantes de San Petersburgo que se estaban deteriorando, fueron sacadas de sus cementerios y traídas aquí.
El Cementerio Lazarev y la necrópolis del siglo XVIII

En la segunda mitad del siglo XVIII, comenzaron a ponerse de moda las tumbas con esculturas. Al lado de la Iglesia de San Lázaro, apareció esta necrópolis en la que se fueron enterrando gente importante de la ciudad y donde hay numerosos tipos de enterramientos: sarcófagos, columnas, obeliscos… Hay más de 2.000 tumbas de entre los siglos XVIII y XX. La más importante es la del matemático, físico y astrónomo, Euler

Otras tumbas importantes son las de:

El Cementerio Tikhvin y la necrópolis de los maestros de las artes
Se fundó en 1823 y allí descansan en 174 tumbas, grandes personalidades rusas: actores, científicos, músicos, escritores…
1. La tumba más importante de este cementerio es la del escritor Dostoievsky. En ella hay grabada una frase que aparece en el Evangelio de San Juan y que el escritor también la usó en su libro “Los hermanos Karamazov”: “En verdad, en verdad os digo que si el grano de trigo que cae en la tierra no muere, queda solo, pero si muere produce mucho fruto”.

2. Zhukovsky: poeta y traductor.

3. Karamzin: escritor e historiador.









4. Glinka: compositor.

5. Rimsky-Korsakov: compositor.

6. Musorgsky: compositor.

7. Borodin: compositor.

8. Tchaikovsky: compositor.

9. Shishkin: artista.

10. Kuindzhi: artista.

11. Cherkasov: actor.

12. Tovstonogov: director de teatro.

13. Petipa: coreógrafo.

14. Krylov: fabulista. 

  • Horario: todos los días de 9’30 a 16’00.
  • Precio de la entrada: 250 rublos.
  • Planos de los cementerios:





Compártelo

Entradas relacionadas