Día 23: Rusia – Último día por San Petersburgo


Nuestro último día en San Petersburgo lo dedicamos a pasear por lo que nos quedaba por ver del centro de la ciudad. La Avenida Nevsky no la habíamos dejado de transitar hacia arriba y hacia abajo durante todos los días que habíamos pasado aquí, pero aún nos quedaban por ver edificios que nos sorprendían entre marcas internacionales, como Zara.

Descubrimos un bar español, con poco aspecto de español por dentro:



Nos dimos un paseo por la Galerías Passage, unas galerías comerciales de 1848, inspiradas en las galerías francesas de la época.


Y por el centro comercial Gostiny Dvor, construido en 1748 por orden de la emperatriz Isabel.


En la Avenida Nevsky también se encuentra la famosa Casa del Libro, Dom Knigui, y otra gran librería en la que hacen entrevistas en directo.


Para acabar, llegamos a las galerías Eliseev, un edificio construido en los años 1902-1907 para la famosa empresa "Hermanos Eliseev", que tenían un imperio familiar de tiendas de alimentos exóticos, vinos importados y "delicatessen".. En las esquinas del edificio se ven las esculturas de Comercio, Industria, Arte y Ciencia. El interior de la tienda es una obra de arte de estilo modernista y no ha tenido grandes cambios durante 100 años.


Justo en esa esquina, giramos por Malaya Saovaya para adentrarnos en las calles peatonales cercanas a la Avenida Nevsky, en las que pudimos ver algunas esculturas, como la del antiguo fotógrafo.



Muy cerca estaban grabando una película:


En la plaza del Hermitage, unos novios estaban celebrando su boda en un autobús ¡! La cosa se les fue de las manos y presenciamos una gran pelea:


Cruzamos la avenida, para llegar al Palacio de Yusupov. Sus jardines son de acceso libre y para ver su interior hay que pagar entrada. Su dueño original, el Príncipe Yusupov, llegó a ser el hombre más rico de Rusia. Pero, realmente, este palacio ha pasado a la historia por ser en el que asesinaron al intrigante Rasputín.


Callejeando un poco más entre los puentes, visitamos la Catedral de San Nicolás de los Marinos, Nikolsky Cathedral. Se puede visitar de manera gratuita.



Desde allí nos dirigimos hacia el Barrio de Dostoievski. El famoso escritor vivió en esta zona durante 28 años, especialmente en la Plaza del Heno (Sennaya), porque una de las condiciones que buscaba era que tuviese una iglesia cerca de su edificio. Varias de sus novelas tuvieron como escenario las casas y calles de este barrio. Éste no es un barrio oficial, sino que es llamado así popularmente y está dentro del barrio Admiralteiski.


Dostoievski vivió en en los números 1, 9 y 7 de la calle Kaznacheiskaya y en el número 5 del callejón Kuznechny, entre otras. En   Kaznacheiskaya 7 escribió "Crimen y Castigo."

En Kuznechny 5, la última casa donde vivió, funciona actualmente el Museo Dostoievski. Se trata de una reconstrucción de los seis cuartos que ocuparon él y su familia tras la muerte de su hijo Aleksei, en 1878. Se puede ver el escritorio donde Dostoievski escribió "Los hermanos Karamazov" (publicada un mes antes de su muerte) y sobre el cual apoya el reloj detenido a las 8:38, hora de su muerte, en 1881.



Aunque muchas de las escenas de sus novelas transcurren en la Plaza del Heno y las orillas del Canal Griboedov, nunca aparecen las direcciones exactas de las casas de los personajes. Sin embargo, tras su muerte y con ayuda de su mujer, fue posible descubrir las de una de sus novelas más célebres.


- Grazhdanskaya, 19: es la casa donde vivía Rodion Raskolnikov, el protagonista de "Crimen y Castigo."
- Griboedov, 104: la casa de las hermanas Aliana y Lisateva Ivanovna, usureras, asesinadas por  Raskolnikov.
- Griboedov, 73: casa de Sonia Marmeladova, amiga de Lisateva, hija de un funcionario alcohólico y una madre enferma.


También pasamos por delante de un café de gatos:


Nos despedimos bebiéndonos un chupito de vodka acompañado de una sisha y nos fuimos al hotel a recoger las mochilas para irnos al aeropuerto.







Compártelo

Entradas relacionadas