Qué ver en Gran Canaria en tres días – Itinerario


La segunda isla más poblada de Canarias tiene un importante patrimonio histórico y cultural. Más allá del turismo de sol y playa, Gran Canaria ofrece muchos más atractivos para los que no disfruten tanto con tumbarse a tomar el sol.

Por si os sirve de ayuda, aquí os dejo el itinerario que realicé por Gran Canaria durante el Puente del 1 de mayo. Se inicia en la parte sur, en el aeropuerto, llegando muy temprano, y atraviesa los lugares más importantes haciendo dos noches en el Hotel Roca Negra. La isla tiene mucho que ver, pero durante estos dos días aprendí mucho de su cultura y me llevé una visión general de sus paisajes y sus gentes. ¡Lástima que no pudiera quedarme más tiempo!



Día 1 – De sur a norte por la costa este

1. Maspalomas: desde el aeropuerto, mi primer destino fue la famosa playa de Maspalomas. Aparcar cerca de la playa es bastante difícil. Os tendréis que alejar bastante del centro para encontrar algún sitio libre.

Llena de hoteles, bares y restaurantes, su atractivo principal es la Playa del Inglés, la más grande de Gran Canaria. Hay un paseo muy bonito que va desde el faro hasta el final de las pasarelas, para seguir andando de frente, paralelos al mar, para encontrarnos con la Charca de Maspalomas y las famosas dunas. En la parte oeste se pueden ver las antenas y los satélites del Centro Espacial de Canarias, dependiente del Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial.





2. Ingenio: mi siguiente pueblo fue Ingenio, famoso por su pan de puño. Lo podéis encontrar en cualquier obrador de la zona, pero, una vez fuera de esta área, no lo encontré en ningún otro lugar. El pueblo está bastante cerca del aeropuerto. Aunque su término municipal es muy grande e incluye muchos barrios, el más interesante es el de su centro histórico, alrededor de la Plaza de La Candelaria.  Su casco antiguo muestra ejemplos de arquitectura tradicional


3. Yacimiento de Cuatro Puertas: pertenecientes al término municipal del Telde, pero algo retirados de su centro histórico (15 minutos en coche) se encuentran los restos arqueológicos de una serie de cuevas artificiales realizadas por la cultura prehispánica de Tkanarén. El acceso se realiza por una cuesta de camino de grava, se deja el coche en la base de la colina y se sube andando unos cinco minutos. La visita merece la pena para llevarse una primera impresión de cómo eran los canarios antes de la llegada de los españoles. El acceso es gratuito.



4. Telde: el segundo municipio más poblado de la isla y el más antiguo bien merece una visita. Su centro histórico también muestra la arquitectura tradicional canaria. Alrededor de la Basílica de San Juan, que se alza desde el siglo XVI junto a un torreón establecido durante la conquista, hay varios bares y restaurantes en los que se puede disfrutar de comida canaria abundante, buena y a precios más que razonables.   


5. Caldera de Bandama: una caldera volcánica impresionante a medio camino entre Telde y Las Palmas. Está bien señalizada y se puede acceder al pico en coche. En la cuesta, en misma carretera, se puede dejar el coche (si no hay mucha gente) para poder llegar al mirador, donde también hay unos servicios. Desde allí hay unas bonitas vistas de la caldera. Si tenéis tiempo, hay un acceso a pie a la caldera por medio de unos senderos que descienden 170 metros hasta el fondo.



6. Las Palmas de Gran Canaria: encontrar aparcamiento puede convertirse en una odisea. Id con tiempo y paciencia. Los barrios más representativos son los de Vegueta y Triana y la zona del puerto. Vegueta fue el primer emplazamiento fundado por la corona de Castilla en el Atlántico antes de expandirse por América. Por ello, tiene una riqueza histórica y arquitectónica impresionante. Allí, entre callejuelas, se encuentra el Ayuntamiento, la Catedral, la Casa de Colón, La Casa Regental y el Palacio Episcopal.

Triana también cuenta con edificios importantes, como el Teatro Pérez Galdós, el Gabinete Literario o la Iglesia de San Francisco.

La zona del puerto tiene un bonito paseo desde la Puntilla hasta el Auditorio Alfredo Kraus, todo lleno de bares, pubs y restaurantes. Siempre está muy animado.

Otro sitio interesante para acabar la noche es el Pueblo Canario, donde hay conciertos gratuitos de música tradicional.






Día 2 – Recorrido por el centro de Gran Canaria

7. Tejeda: condecorado como uno de los Pueblos más bonitos de España, Tejeda está en el centro de la isla, en el interior de una caldera volcánica. Para llegar a él hay que atravesar carreteras de sierra que ofrecen unas bonitas vistas de la vegetación autóctona y de su paisaje, presidido por un montón de roques que taponaron los cráteres en su día, como Roque Nublo.

El pueblo es muy turístico. Está lleno de restaurantes y tiendas de recuerdos donde venden su especialidad: el bienmesabe, un dulce de almendra.



8. Cruz de Tejeda: unos kilómetros más arriba, saliendo del pueblo, se encuentra La Cruz de Tejeda. Allí está el Parador Nacional (fundado en 1937) y delante de éste hay una cruz de piedra que indica el epicentro de la isla. Además de algunos restaurantes, hay también unos puestecillos con productos típicos de la tierra, con bocadillos a menos de 3€.



9. Pico de las Nieves: continuando por la misma carretera hacia arriba se llega la zona de mayor altitud de la isla, 1956 metros. Allí hay un aparcamiento, más puestos (aunque un poco más caros) y unas escaleras para llegar al mirador. Rodeado de nubes, parece que estás en otro sitio.


10. Puerto de las Nieves – Agaete: mi hotel estaba ubicado en este pequeño pueblo pesquero de calles estrechitas y típicas casas blancas. Desde el hotel sale un sendero que baja hasta las piscinas naturales y continúa por el paseo marítimo hasta el puerto. Desde allí se podía ver el monumento natural del Dedo de Dios, pero hoy sólo están los restos que se conservaron tras la Tormenta Tropical Delta de 2005.

En el interior del pueblo, el Paseo de los Poetas es uno de los lugares más representativos. Una pequeña avenida llena de restaurantes de comida tradicional.

Agaete también es famosa por tener la única plantación-academia de café de Europa, situada en la Finca Los Castaños, que se puede visitar concertando una visita con ellos. Actualmente, el 80% de la finca está dedicada al cultivo de café, principalmente Arábica Typica, aunque también hay una zona cultivada de la variedad Geisha,  las más preciada a nivel mundial, siendo pioneros en Europa en su cultivo.




Día 3 – Puerto Rico y vuelta a Madrid

11. Puerto Rico: importante puerto al sur de la isla, junto a Mogán. Desde allí parten multitud de excursiones en barco para ver ballenas, delfines, tortugas, los acantildos, o incluso el Teide al fondo. Podéis leer mi experiencia con el Sagitarius Cat aquí

Mis días en Gran Canaria llegaron a su fin. Después de pasearme una vez más por el paseo del Puerto de las Nieves, me esperaba la vuelta al aeropuerto. Una pena. 




Compártelo

Entradas relacionadas