Qué ver en Suzdal – Sitios imprescindibles del Anillo de Oro ruso


Desde la estación de autobuses podéis ir andando hasta el centro atravesando un paseo que os llevará, entre árboles y al lado de la carretera, hasta la plaza del mercado. Suzdal tiene una población de menos de 11.000 personas, pero cuenta con 200 monumentos arquitectónicos. Entre ellos hay cinco monasterios, más de 30 iglesias y varios museos. Junto con Vladimir está incluida en la lista de Patrimonio de la Humanidad. Pequeña, asequible, rural… se puede visitar a pie con facilidad.


Algunos de los monumentos más famosos son:

1. Monasterio Vasilievsky: es un monasterio ortodoxo compuesto de una catedral y de una iglesia del siglo XVII. La Basílica de la Gran Catedral del Monasterio de Vasilyevsky fue construida en 1662-1669 en el sitio de la antigua iglesia de madera. Un pequeño refectorio conecta con la catedral un campanario de tres niveles del siglo XIX, modestamente decorado con pilastras y cornisas talladas. A finales del siglo XVII, se erigió la Iglesia del Refectorio Sretensky de una sola nave. En su interior hay una hospedería.  http://svmonastyr.ru/


2. Torgovaya Ploshchad': en esta plaza hay cuatro iglesias, entre las que destaca la Iglesia de la Resurrección y la del Emperador Constantino.

3. Wax Museum: pequeño museo de cera en el que lo más llamativo es una gran cámara de tortura. Horrible. Hoy cuenta con más 150 figuras. No es muy visitado http://www.wax-museum.ru/



4. Suzdal Kremlin: fundado en el siglo XII, sirvió de base para el príncipe Yury Dolgoruky para gobernar el noroeste de Kyivan Rus y fundar la actual capital rusa. Está ciudad fortificada aloja unas cuantas calles y varias iglesias, entre ellas el grupo más importante de catedrales de Suzdal en Kremlyovskaya.

El kremlin aloja la impresionante Catedral de la Natividad, uno de los ocho monumentos blancos de Vladimir y Suzdal incluidos en la lista de Patrimonio de la Humanidad. Sus bellísimas cúpulas azules rematadas con oro, se crearon en 1220.


Además, se puede visitar la cámara del Arzobispo (Arkhiyereyskiye Palaty), que contiene una exposición sobre la historia de Suzdal. Al final de la visita, se llega al Salón de la Cruz. Precio de la entrada: 350 Rublos. 

5. Museo de arquitectura de madera y vida campesina: un poco más alejado de la zona de las catedrales, este pequeño museo muestra cómo se vivía inicialmente den Suzdal. La visita se realiza a través de un corto paseo al aire libre cruzando el río. Molinos, herramientas, casas de madera, la iglesia de la Transfiguración y la de la Resurrección (s.XVIII).


6. Las iglesias Antipievskaya y Lázaro: paseando entre las calles más alejadas del centro, encontramos estas dos iglesias juntas, bastante sencillas, pero bonitas.


7. Deposition Monastery (Rizopolozhenskiy Zhenskiy Monastyr'): un pequeño monasterio con su propia plantación de verduras y hortalizas, que raramente se puede visitar por dentro. Necesita una renovación, pero merece la pena verlo por fuera para hacerse una idea de lo que fue. Se fundió en 1207, cerca del antiguo Kremlin y del río Kamenka. Los primeros edificios del monasterio eran de madera y ninguno de ellos ha sobrevivido hasta el día de hoy. La estructura más antigua que queda es la Catedral Risopolozhsky, construida a principios del siglo XVI.


8. Monasterio de la Intercesión (Pokrovsky monastery): fundado en el siglo XIV, fue el lugar donde los hombres poderosos de Moscú se deshacían de sus mujeres e hijas cuando ya no las querían. Hoy todavía hay monjas en él, cuya afición es la floricultura.


9. Monasterio Aleksandrovski: convento fundado en 1240, aunque sus construcciones actuales datan de finales del XVII. Es un sitio apartado en el que podréis ver la Iglesia de la Ascensión, el campanario con sus escaleras de más de 30 metros de altura, y otras construcciones de madera.


10. Tserkov' Simeona Stolpnika: una pequeñita iglesia ortodoxa con un coqueto campanario.


11. Iglesia de la Anunciación (Uspenskaya Tserkov'): otra iglesia pequeñita que engaña pues, a pesar de su modesto exterior, por dentro es toda una joya por todas las pinturas murales que tiene.


12. Monasterio de San Eufemio: fundado en el siglo XIV para proteger la entrada norte a Suzdal, es el monasterio más grande del pueblo. A la entrada se encuentra la iglesia de la Anunciación, el campanario, la Catedral de la Transfiguración, la Iglesia de la Asunción, los aposentos del Padre Superior, la iglesia de San Nicolás, el antiguo hospital y la mazmorra, construida en 1764 para encerrar a los religiosos disidentes. Los bolcheviques usaron este monasterio como campo de concentración. Durante la Segunda Guerra Mundial, los oficiales alemanes e italianos que capturaron en la batalla de Stalingrado fueron encerrados aquí.



Y para terminar, no dejéis de probar los dulces típicos de la zona: los Prianiki, una torta originario de Tula hecha de harina, matequilla, mermelada, miel, cardamomo, canela y jengibre. 


Compártelo

Entradas relacionadas