Qué ver en Olkhon Island (Baikal) – Sitios imprescindibles


Olkhon es considerada el corazón del Baikal y está llena de leyendas. Las frías aguas del lago la han preservado de los intrusos durante siglos y, por eso, ha mantenido intactas sus tradiciones durante mucho tiempo. Según cuentan, el primer chamán buriata (la etnia que habita la isla) consiguió sus poderes aquí. En tiempos de Genghis Khan, los chamanes mongoles que huían de los lamas se refugiaban en ella.


Cabo Burkhan: también se le conoce como Shamanka. Es uno de los nueve lugares sagrados de Asia. Está situado a las afueras de Khuzhir. Según las creencias buriatas, el espíritu guardián de la isla vive en la cueva de este cabo. Por eso, los primeros chamanes eran quemados o enterrados cerca de él. También existe la creencia de que las mujeres deben estar por lo menos a dos millas de distancia del cabo porque éstas podrían tener un mal parto o, incluso, dejarlas estériles.



Museo de historia local de Khuzhir: es un pequeño lugar lleno de recuerdos y de antiguas posesiones de su fundador, Revyakin, el profesor de Khuzhir. La entrada cuesta 100 rublos.



Cabo Khoboy: es el punto más al norte de la isla. Desde él se puede ver una roca cuya forma sugiere la de una mujer. Los buriatas dicen que pertenece a una chica a la que los dioses transformaron en piedra por su naturaleza envidiosa. De ser un centro de meditación ha pasado a convertirse en una hilera tras otra de turistas ávidos de sacarse fotos. No es un lugar tranquilo.



Cabo Sagan Khushun: se le conoce como Cabo Blanco, porque el agua refleja una masa rocosa que parece de mármol blanco. Desde allí se pueden ver Los Tres Hermanos: según la leyenda allí vivían tres hermanos que fueron convertidos en águilas por su padre. Éste les dijo que lo único que tenían que hacer para mantener su poder era no comer carne de animales muertos. Sin embargo, cuando el hambre apretó, rompieron su promesa. El padre, furioso por ello, los convirtió en estas tres rocas que miran al Baikal. 



Lago salado Shara-Nur: el llamado Lago Amarillo, está en medio de la isla, a una altura de 750 metros sobre el nivel del mar. Es famoso por sus barros curativos.



Playa de Saraisky Bay: mide 3 millas y está flanqueada por inmensos pinos.



Iglesia de la Madre de Dios en Khuzir: la única iglesia que tiene Khuzhir, un pueblo de 1200 habitantes que hoy vive principalmente del turismo.



Pueblo abandonado de Peschanaya: a una hora de Khuzhir se encuentran los restos de este asentamiento habitado en la época soviética por prisioneros que trabajaban en la industria pesquera. Ahora sólo queda un puente y dos casas, el resto está cubierto por la arena. Aunque, como aquí paran todos los circuitos turísticos, ahora hay un bar, un servicio y una tienda de recuerdos.



Compártelo

Entradas relacionadas