Opinión de la Hospedería Casas de Luján


La Hospedería Casas de Luján se encuentra ubicada en una antigua finca del siglo XVI, de 5000 hectáreas, que ha sido totalmente reformada para albergar un hotel rural y una zona de bungalows en plena naturaleza.

La finca perteneció a Isabel II y su hija, la Infanta Doña Paz de Borbón, pasó largas temporadas en ella. El hotel se ha emplazado en la antigua Casa de Labranza. A unos 8 kilómetros se encuentra Villa Paz, palacete del siglo XVI donde residía la realeza.

El complejo cuenta con un edificio principal en el que está el restaurante, una cafetería, salones para banquetes y el hotel, con siete habitaciones y dos junior suite. Junto a él está la piscina y un bar-terraza.




Delante del edificio principal hay un paraje de inigualable belleza rodeado por chopos y bañado por el río Gigüela. Atravesamos un puentecito y nos topamos con un gallinero y la estrella del hotel:



Por un caminito tranquilo, que discurre entre árboles, llegamos a la zona de los bungalows. Unas casitas rurales adosadas, con capacidad máxima para seis personas. Están construidas en obra, pero su interior es de madera.

En la parte delantera tienen un jardincito privado y un porche cerrado, con muebles de terraza.


En la parte interior hay una cocina–salón, con un sofá-cama y una chimenea. La cocina está equipada con ollas, sartenes, vajilla, microondas y frigorífico. Sería buena idea que pusieran jabón para lavar los platos, porque lo tuvimos que comprar en el pueblo.




La leña se paga aparte: 5'50€. Nos la trajeron, pero ni nos dieron pastillas para encender, ni mechero, ni nada. Tuvimos que atravesar todo el camino de nuevo para que nos dieran una caja de cerillas y estaban casi todas rotas 😞 Por el precio que tiene... esto lo tendrían que mejorar un poco.

Al fondo, se encuentra la habitación principal, el cuarto de baño (sin amenities) y otra habitación con una litera.




La tranquilidad es absoluta. Si lo que queréis es desconectar del trabajo y despejaros en un lugar aislado, aquí lo vais a encontrar. No hay manera de que os estreséis: en los bungalows, al menos, no hay wifi, no llega internet y casi no hay cobertura. Por lo que nadie os va a molestar durante vuestra estancia. Tarde de desconexión, peli, manta y chimenea, asegurada.

Localización

Las Casas de Luján se encuentran a 5 minutos de Saelices. Este pueblo no tiene mucho que ver, pero os puede sacar de un apuro. A la entrada hay una gasolinera con un gran estaurante-bar que tiene una tienda de productos básicos y en la que también venden cosas típicas de la zona: dulces, miel, licores…

A 3 km tenéis el Parque Arqueológico de Segóbriga y, cerca de éste, podéis también visitar el Monasterio de Uclés.

Si lo que queréis es hacer senderismo, en la finca podéis pasear un poco entre sus encinas y, también podéis recorrer un sendero que parte de Puebla de Almenara (a 8km) para subir a su castillo abandonada.

A menos de media hora tenéis Belmonte, para hacer una escapada para ver su castillo y su colegiata, y disfrutar de una comida tradicional en los restaurantes baratos de la zona, como La Ruta


   HOSPEDERÍA CASAS DE LUJÁN   
Autovía Marid-Valencia, salida 103/104 Saelices-Segóbriga
Teléfonos: 680 990 951 - 677 880 915
casasdelujan@hotmail.com




Compártelo

Entradas relacionadas