Los Ahorcaditos - El dulce típico de Santo Domingo de la Calzada


Santo Domingo de la Calzada está lleno de cafeterías y pastelerías en los que disfrutar de este magnífico dulce. Consiste en una masa de hojaldre rellena de crema de almendra o de cabello de ángel y que tiene forma de vieira. En el centro del dulce se puede ver una figura de un hombre ahorcado.  En 1953 se creó este postre en la Pastelería Isidro, pero hoy se comercializa en todo el pueblo. 

Cuenta la leyenda que una familia alemana estaba de peregrinaje hacia Santiago y, al pasar por Santo Domingo, se alojaron en un mesón de allí. La hija del mesonero se enamoró perdidamente del hijo de esta familia y se lo confesó. Pero, el joven la correspondió. La joven se sintió humillada y escondió un vaso de plata en su zurrón. Cuando los alemanes iban a abandonar el local, le acusó de haberle robado el vaso.

Los oficiales lo apresaron y lo ahorcaron. Los padres, con su pena, siguieron su camino hasta Santiago. A la vuelta, volvieron a pasar por Santo Domingo de la Calzada y descubrieron que su hijo seguía vivo en la horca porque lo había protegido el Santo. 

Fueron a decírselo al juez, quien estaba en la mesa con su familia a punto de comerse un plato de pollo. Al oír su asombrosa historia, no se lo creyó y replicó: "Esta historia es tan verdadera como que este gallo y esta gallina van a levantarse del plato y cantar."
Y, realmente, así sucedió.

En recuerdo de esta leyenda, en la catedral siempre hay un gallo y una gallina vivos y se generalizó el dicho:

"En Santo Domingo de la Calzada, donde cantó la gallina después de asada". 

Y en honor al pobre alemán, los confiteros elaboran cada día decenas de ahorcaditos


Compártelo

Entradas relacionadas