Mostrando entradas con la etiqueta Platos típicos. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Platos típicos. Mostrar todas las entradas

Los Ahorcaditos - El dulce típico de Santo Domingo de la Calzada


Santo Domingo de la Calzada está lleno de cafeterías y pastelerías en los que disfrutar de este magnífico dulce. Consiste en una masa de hojaldre rellena de crema de almendra o de cabello de ángel y que tiene forma de vieira. En el centro del dulce se puede ver una figura de un hombre ahorcado.  En 1953 se creó este postre en la Pastelería Isidro, pero hoy se comercializa en todo el pueblo. 

Cuenta la leyenda que una familia alemana estaba de peregrinaje hacia Santiago y, al pasar por Santo Domingo, se alojaron en un mesón de allí. La hija del mesonero se enamoró perdidamente del hijo de esta familia y se lo confesó. Pero, el joven la correspondió. La joven se sintió humillada y escondió un vaso de plata en su zurrón. Cuando los alemanes iban a abandonar el local, le acusó de haberle robado el vaso.

Los oficiales lo apresaron y lo ahorcaron. Los padres, con su pena, siguieron su camino hasta Santiago. A la vuelta, volvieron a pasar por Santo Domingo de la Calzada y descubrieron que su hijo seguía vivo en la horca porque lo había protegido el Santo. 

Fueron a decírselo al juez, quien estaba en la mesa con su familia a punto de comerse un plato de pollo. Al oír su asombrosa historia, no se lo creyó y replicó: "Esta historia es tan verdadera como que este gallo y esta gallina van a levantarse del plato y cantar."
Y, realmente, así sucedió.

En recuerdo de esta leyenda, en la catedral siempre hay un gallo y una gallina vivos y se generalizó el dicho:

"En Santo Domingo de la Calzada, donde cantó la gallina después de asada". 

Y en honor al pobre alemán, los confiteros elaboran cada día decenas de ahorcaditos


Dulce típico de Jaén - Cómo hacer papajotes


Hay poquísimos dulces que sean típicos de toda la provincia de Jaén entera, sin que tengan que estar asociados a una fecha concreta (Navidad, Semana Santa…). El más famoso, sin duda, son los papajotes. Esta receta es la más conocida por todas nuestras abuelas jaeneras. 

Con algunas pequeñas diferencias entre municipios, hoy vuelvo a mi tierra y os muestro cómo se hacen los PAPAJOTES DE JAÉN.

INGREDIENTES:
  • 250 g de leche (un vaso). Del tiempo, no del frigorífico.
  • 250 g de harina.
  • 1 huevo. Del tiempo, no del frigorífico.
  • 1 pizca de sal.
  • Aceite de oliva virgen extra - el verde, verde :) 
  • Azúcar y canela para rebozar.
  • Levadura del Tigre. También vale la del Mercadona (Gasificante).



CÓMO SE HACEN LOS PAPAJOTES: 

Paso 1. Echar en un bol el huevo y lo batiremos como si hiciéramos una tortilla.


Paso 2. Añadir un poco de sal y la levadura. Seguir batiendo.

Paso 3. Añadir la leche, una cucharada de azúcar y la harina muy poco a poco para que no salgan grumos.


Paso 4. Batir hasta que esté esponjosa. Si está demasiado líquida, añadir un poquito más de harina hasta que espese un poco.

Paso 5. Hay gente que deja reposar la masa unos veinte minutos, en mi casa este paso siempre nos lo saltamos para que no se baje la levadura.


Paso 6. Poner a hervir el aceite en una sartén. No debe estar tampoco achicharrando porque entonces se harán por fuera, pero por dentro quedarán crudos.

Paso 7. Ir echando a la sartén, poco a poco, cucharones colmados de la masa que hemos hecho. Hasta que se doren y estén hechos por dentro.


Paso 8. Sacarlos de la sartén y rebozarlos en una mezcla de canela y azúcar.



Paso 9: Servirlo con chocolate, leche o cualquier licor de la tierra (resolí, licor de miel de Cazorla...)

VARIACIONES:

- En algunos sitios se hacen redondos, como si fueran buñuelos. 

- En otros, se hacen planos, como si fueran tortitas.

- Otros ingredientes que se les puede echar:
    • Ralladura de limón.
    • Malauva.
Por toda la región abundan los platos de origen romano, cuya base principal era la harina de trigo. Así que... ¿quién sabe? A lo mejor los romanos que conquistaron nuestro Cástulo cartaginés lo acabaron celebrando con papajotes ;)


 

Si queréis ver más imágenes como éstas, visitad nuestro tablero de Pinterest.



Locales con historia: La Marquesita de El Pardo. Una cafetería con mucho encanto


Hace poco os hablé de lo que daba de sí una visita a El Pardo. Desde ver el magnífico palacio hasta descansar tranquilamente junto a los patos y los cisnes en las áreas recreativas que hay junto al río y, si tenemos suerte, ver de lejos algún ciervo.

Sin duda, la cafetería más famosa de todo El Pardo es La Marquesita. Después de tapear por el pueblo (El Pepenúltima, La Montaña, El Gamo…) a precios bastante asequibles y raciones copiosas, no hay mejor lugar para pasar la sobremesa. He ido varias veces y nunca me han decepcionado.

Un lugar con historia

El local se ubica en la plaza, frente al palacio, cerca de la antigua Casa de Postas, que era donde Goya se quedaba alojado durante la época en la que trabajó como retratista de El Pardo.  

El negocio data de 1926, aunque inicialmente fue un restaurante. Y de renombre, pues aprovechaban su cercanía para mandar desde allí las comidas que Franco daba en El Pardo todos los viernes, durante el Consejo de Ministros.

Pero lo que de verdad les hizo famosos no fueron sus menús, sino uno de sus postres: las famosas Marquesitas (1€), unos dulces cuadrados, pequeños, que están hechos con huevo, azúcar y almendras. Están muy buenos y es lo que más se pide en el local. Nada más te sientas, el camarero ya pregunta directamente: “¿Cuántas Marquesitas van a querer?”



Pero, para mi gusto, hay otras cosas mejores en esta cafetería. No sabes qué elegir por la buena pinta que tiene todo y lo bueno que está, sobre todo sus suflés.  El precio es algo caro, pero lo merece.

La única pega que tiene es que es un lugar muy pequeñito, con apenas unas mesas, pero decorado con un gusto acogedor. Hasta la música que ponen es de época y le pega muy bien al entorno.

Así que, ya sabéis. Si vais a El Pardo, haced  una paradita aquí para reponer fuerzas y me contáis.

Si queréis ver más fotos como éstaspodéis encontrarlas en mi tablero de Pinterest.

   LA MARQUESITA   
Avenida de la Guardia, 29
28048 El Pardo. Madrid
Teléfono: 913 761 799


Qué comer en La Granja de San Ildefonso - Platos típicos


La Granja de San Ildefonso está llena de bares y restaurantes, atestados los fines de semana. La gente se sale a las terrazas o a la calle para disfrutar de las tapas y las degustaciones. Desde los más in, como el Parador de Turismo o La Fundición, hasta los bares tradicionales, hay para todos los bolsillos. Os recomiendo, también, daros una vuelta por el Mercado Municipal, situado en una plazoleta y que cuenta con un bar bastante asequible, con buenos platos y terraza.

Los platos más característicos de esta zona son: 

1. Los Judiones de La Granja: plato tradicional de este municipio por excelencia. Sus legumbres son enormes, pesando más de 100 gr. Se sabe que en el siglo XVIII ya formaban parte de las huertas de La Granja. Las podéis comprar en las tiendas del pueblo o degustarlas en sus bares. Hay degustaciones desde 2’50€.  También podéis comerlas gratis durante la Gran Judiada, una fiesta que se viene realizando desde 1976 durante las fiestas de San Luis. Sus ingredientes: judiones, oreja, morcilla, chorizo, panceta, cebolla, laurel, ajo, aceite, harina y perejil.

2. Cochinillo segoviano y Cordero lechal: son dos platos muy típicos en toda Segovia y que también están presentes en todos los restaurantes de la zona. Desde menos de 15€ por persona, dentro del menú.

elmundo.es

3. Truchas de Valsaín: el río Eresma y los demás ríos de los alrededores, están llenos de truchas. Al plato se le suele añadir jamón, bacon, guisantes y champiñones.


4. Torta de Valsaín: un bizcocho aplanado, relleno de anises y recubiertos de azúcar.

www.viajadocon.es


5. Ponche segoviano: postre consistente en bizcocho bañado y cubierto de mazapán. 

guiatenedor.es

Otras entradas que os pueden interesar: