Asomándonos a "El Ventano del Diablo" - Cuenca


Justo antes de llegar a la Ciudad Encantada de Cuenca hay que hacer una parada obligada en este maravilloso mirador natural, cercano a Villalba de la Sierra.

No tiene pérdida porque veremos el parking siempre repleto y esto llamará nuestra atención. Menos mal que la gente suele tardar poco en verlo y pronto se queda despejado. En el mismo parking podemos encontrar una tienda de productos típicos de alfarería, desde allí salen unas escaleras de piedra hasta llegar arriba.


Desde lo alto podemos ver la hoz del Júcar y todo el entorno de la sierra, el valle de Villalba y la central hidroeléctrica con las casas del personal y de los ingenieros.  Se trata de un ojo natural entre paredes calizas. Un gran ventanal desde el que disfrutar de las vistas, sobre un enorme desnivel de 200 metros. El sitio está compuesto de tres arcos: uno de entrada, otro con vistas al río y otro con vistas al pueblo.




La leyenda cuenta que desde allí el mismísimo Diablo realizaba sus sesiones de brujería y empujaba al abismo a los que se asomaban para mirar. Hay quien afirma que la formación se asemeja a un enorme cráneo, yo no lo vi, la verdad.


CÓMO LLEGAR AL VENTANO DEL DIABLO
  • Está situado en el kilómetro 23 de la carretera CM-2105, de camino entre Cuenca y La Ciudad Encantada. A 3 km de Villalba de la Sierra.
  • Se deja el coche en el parking y se suben los escalones. Está a unos escasos 100 metros. Es una visita rápida y gratuita.
  • Coordenadas: 40°14'15"N   2°4'17"W



Compártelo

Entradas relacionadas