Visitando el Museo de Historia de Madrid


Cuando pasé la primera ver por su calle, me llamó la atención la monumental fachada barroca de este edificio. Cuando supe que albergaba un museo decidí visitarlo pero estaba cerrado por obras. Y así llevaba ya diez años. Poca esperanza tenía yo  de que lo inaugurasen pronto. Por suerte, el pasado mes de diciembre se reinauguró y, aunque tuve que esperar unos meses más hasta que tuve tiempo para verlo, no me decepcionó.

El museo se creó en 1929 para ofrecer una visión de la historia de la capital desde sus orígenes hasta la Restauración. Para ello utilizaron lo que quedaba del Real Hospicio del Ave María y San Fernando, fundado en 1673 y ubicado en la calle Fuencarral desde 1721, y que estaba en una situación ruinosa. El edificio fue obra de Pedro de Ribera, prueba de ello es la impresionante fachada churrigueresca, considerada la obra cumbre de este arquitecto. Esta está organizada como un retablo, dividida en dos cuerpos y en cuya cumbre se erige la escultura de San Fernando.

LA VISITA

Aunque muchos de sus bienes originales se han utilizado para crear los museos de San Isidro y de Arte Contemporáneo, hoy tiene una gran colección que arranca con el establecimiento de la capitalidad en 1561 y cierra en los primeros años del siglo XX. Sus contenidos se distribuyen a lo largo de 14 salas y tres áreas temáticas:
  • Planta 0: Madrid, Villa, Corte y capital de dos mundos: desde el establecimiento de la Corte hasta el siglo XVIII. El Madrid de los Austrias.
    • Madrid, una difícil elección.
    • Babilonia cosmopolita.
    • La ciudad laboriosa.
    • La ciudad placentera.
  • Planta I: Madrid, centro ilustrado del poder: desde el siglo XVIII hasta la Guerra de la Independencia.
    • Escenario del poder centralizado.
    • El paseo y los rituales de ocio.
    • Manufacturas reales e industrias  para la corte.
    • La Guerra de la Independencia.
  • Planta II: Madrid, el sueño de una ciudad nueva: desde el siglo XIX hasta la primera Guerra Mundial.
    • La ciudad estancada e indolente.
    • Realidad y ficción del progreso.
    • Ocio y diversiones en la sociedad madrileña.
    • La mujer en el siglo XIX.
    • El Madrid industrioso.
  • Planta -1: Cartografía y maquetas de Madrid.
Dentro podemos ver una valiosa colección de más de 60.000 objetos: pinturas, esculturas, muebles, porcelana… y una planta entera dedicada a maquetas y cartografía.  Las dos piezas que más sobresalen son la Alegoría de la Villa de Madrid, de Goya, y la maqueta de Madrid de León Gil de Palacio.


A mí me parecieron muy curiosas las viñetas humorísticas de la Guerra de la Independencia llenas de sarcasmo e ironía.




De todas formas, el museo aún no está restaurado del todo. Falta por dar una solución a la otra fachada, la de la calle Beneficencia, que está protegida por una lona, y terminar la capilla, verdadera joya ya que es lo único que se conserva del primitivo Hospicio de 1673.

CÓMO LLEGAR AL MUSEO DE HISTORIA DE MADRID

HORARIO:
  • De martes a viernes: de 11’00 a 14’00 y de 16’00 a 19’00
  • Sábados, domingos y festivos: de 10’00 a 14’00 y de 16’00 a 19’00
  • Cerrado: todos los lunes y los días 1 y 6 de enero, 1 de mayo, 24, 25 y 31 de diciembre.

PRECIO DE LA ENTRADA: Gratuito



Compártelo

Entradas relacionadas