Visitando la Fundación de Aviones Históricos en Vuelo Infante de Orleans - FIO


El primer domingo de cada mes, la FIO realiza una exhibición de sus asombrosos aviones, encienden los motores y…¡a volar!

La fundación se constituyó en 1989 para exponer una amplia colección de aviones que han tenido un papel importante en la historia de la aeronáutica española. En la actualidad cuenta con 40 ejemplares de 32 modelos diferentes y en perfectas condiciones de vuelo, y están adquiriendo piezas continuamente para que podamos seguir disfrutando de este espectáculo.  El material puede estar en buenas condiciones o no, en cuyo caso se encargan perfectamente de su restauración. Y es que en la FIO piensan en todo pues hasta tienen un Centro propio de Restauración y Mantenimiento, con una plantilla especializada en este tipo de aviones y voluntarios.

Su nombre proviene del Infante Alfonso de Orleans Borbón, primo de Alfonso XIII, quien se convirtió en el piloto en activo más veterano del mundo, desde 1919 hasta 1974, un año antes de su muerte.

La FIO se nutre principalmente de sus socios, que realizan una donación desgravable de 60€ al año y con la que se adquieren ciertas ventajas, como la entrada gratuita a sus exhibiciones o descuentos especiales en sus tiendas.  Todo ello, y sus ventajas fiscales, viene muy bien explicado en su web donde hay hasta un simulador de desgravaciones.


En sus 26 años de historia, tan sólo ha tenido un desgraciado accidente. En el 2013 un piloto de 34 años con amplia experiencia en vuelo militares, murió  cuando su avión, un HA-200 Saeta, se dio contra unos cables y acabó estrellado contra un hangar del aeródromo donde se guardan los helicópteros de la Policía Nacional. La rápida actuación de los voluntarios de la fundación consiguieron liberar al piloto, quien murió dos horas después en el Hospital de Getafe por las graves quemaduras que tenía.

LA VISITA

La visita comienza a las 11’00 de la mañana en el aeródromo. A la entrada hay un espacioso aparcamiento gratuito y un restaurante, El Mirador de Cuatrovientos. Compramos la entrada en las taquillas y allí nos dan una tarjeta con los datos de todos los aviones de la FIO. Una vez dentro, pasamos a una terraza chillout donde podemos descansar en sus sillones un ratito mientras empieza todo y tomarnos algo. También podemos dejar a los niños en los talleres infantiles que organizan allí mismo.


A las 11’15 comienza la visita guiada. En ésta nos van explicando los datos y anécdotas más relevantes de los aviones que, más tarde, empezarán a volar sobre nuestras cabezas. Mientras tanto, también podemos pasear viendo y haciéndonos fotos con el resto de los aviones expuestos y visitar sus tiendas oficiales. Allí venden camisetas, chapas, libros, aviones de juguete… Nos llamó la atención que también anunciaban que había venido una famosa pin-up española desde Canarias, Roxanne, a firmar las fotos que vendía de ella con aviones y protagonista del futuro calendario del 2016.

Además de Roxanne, nos llamó la atención otra chica que andaba por allí buscando patrocinador, Ainhoa Sánchez, una windwalker. La FIO pretende potenciar la creación del primer equipo de wingwalking de la aviación española, una acróbata aérea que realiza sus espectáculos sobre los palnos del avión... ¡mientras está volando! ¡Qué locura! Esta especialidad aeronáutica comenzó en los años veinte y hoy en día sólo hay seis países que la tienen. 

A las 12’15 se acaba la visita y tenemos que quedarnos detrás de las vallas para que empiecen a poner en marcha los aviones. Mientras tanto se va realizando un sorteo de una plaza de vuelo entre los socios de la FIO. Cuando fuimos, además hicieron un homenaje especial a los fallecidos en el accidente del Airbus 400 en Sevilla, el pasado 9 de mayo. También hay otro homenaje con miembros de la APAVE, Asociación de Pilotos Aviadores Veteranos de España, que celebraba su 25º aniversario.


Minutos más tarde comienza la exhibición aérea. Espectacular. Se quitan las vallas y podemos volver a la zona central a disfrutar con nuestros prismáticos de cada pirueta que realizan con estos aviones. Increíble que aún se puedan hacer estos espectáculos con ellos. No hay que olvidar que a algunos les falta poco para cumplir casi una centena de años. Los más espectaculares son los que nos recuerdan a películas inolvidables como:
  • De Havilland DH-60 Moth, de 1925: que apareció en Memorias de África.
  • Boeing-Stearman Kaydet FNM, de 1933: donde salía Cary Grant en Con la muerte en los talones.
  • Bücker Bü 131 Jungmann YTC, de 1934: avión original que apareció en La Vaquilla, de Berlanga.
  • Bücker Bü 133 Jungmeister, de 1935: apareció en la película española de 1949 Alas de Juventud, con Fernando Fernán Gómez.
  • North American T-6 Texan DUN, de 1938: famoso por Tora Tora Tora, o en El final de la cuenta atrás.
  • Beechcraft C-45, de 1937: famoso por Casablanca.
  • También nos quedamos boquiabiertos con el vuelo de las famosas Brujas de la noche, el Polikarpov PO-2, originalmente conducido por mujeres, y con el Stinson L-5 Sentinel igual que cuando participó en el Desembarco de Normandía. Excepcional.







Después de una hora de exhibición, que se nos pasó en seguida, pasamos a echar un último vistazo y a esperar que se haga la próxima el primer domingo del mes que viene.

HORARIO:
  • Museo: de martes a sábado, de 11’00 a 14’00
  • Exhibiciones: primer domingo de cada mes (excepto enero y agosto), a partir de las 11’00.

PRECIOS:
  • Días de exhibición de vuelo: 6€
  • Socios: gratis.
  • Hacerse socio: 60€ al año.
  • Las entradas también se pueden comprar por Internet:  http://www.fio.es/Exhibiciones.html


FUNDACIÓN INFANTE DE ORLEANS
Aeropuerto de Cuatro Vientos
Entrada por la carretera de la Fortuna-Leganés
Teléfono: 913 211 857


Compártelo

Entradas relacionadas