Mostrando las entradas para la consulta aso boy ordenadas por relevancia. Ordenar por fecha Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas para la consulta aso boy ordenadas por relevancia. Ordenar por fecha Mostrar todas las entradas

Día 6: Kyushu – Viajando de Aso a Beppu en el original Aso Boy Train



Cuando canjeé mi JR Pass en Fukuoka, reservé asientos en dos trenes de edición especial: el Aso Boy y el  Yufuin no Mori. Nunca me había montado en unos trenes así y mereció mucho la pena. Sólo se puede acceder a ellos reservando con antelación. 


El Aso Boy no opera todos los días, por lo que organicé mi itinerario de modo que mi viaje coincidiera con uno de ellos. Mientras cogía mi equipaje de las taquillas de la estación de Aso, pude ver cómo cada vez entraban más niños curiosos y emocinados, acompañados de sus padres. Todos hablaban de Kuro.


Los japoneses adoran las mascotas y tienen mascotas para todo. Kuro es la del tren Aso Boy. Se trata de un perrito negro que está por todas partes pintado.

En el andén, Kuro ya nos da la bienvenida desde su casita. Y pronto vemos aparecer el famoso tren, todo decorado con su figura. Y es que el tren cuenta con más de 100 ilustraciones de Kuro en su exterior y muchas más en el interior.



El tren tiene cuatro vagones y en sus extremos hay asientos panorámicos para disfrutar de las vistas, atravesando montañas y valles. 



Existen asientos normales y asientos más caros, en los que uno de ellos es para un adulto y otro es un asiento pequeño, especial para niños. Este asiento siempre está en la ventanilla, para que el pequeño también disfrute de la naturaleza que se observa durante el viaje.



Lo más original que tiene Aso Boy, es el vagón en el que se encuentra una biblioteca infantil, una piscina de bolas de madera y un espacio reservado para los talleres que las azafatas se encargan de organizar con los pequeños.



Al final de este vagón, hay una pequeña cafetería-tienda, en la que venden productos de Kuro. Desde dulces, hasta chapas.



Durante el trayecto, el personal del tren va pasándose por todos los asientos ofreciéndose a hacerte fotos con tu cámara para que tengas un buen recuerdo del viaje. Para los niños, además, les dejan un uniforme de maquinista para que posen.


Antes de bajar del tren, las azafatas dan a cada pasajero un bombón, y una postal de recuerdo, que se puede sellar en la cafetería de manera gratuita. Los japoneses tienen pasión por los sellos. Llévate siempre una libretita tamaño cuartilla para ir estampando en ella todos los que te encuentres. 




No puedo decir nada más de este tren. Tan sólo que me encantó y estaba tan ilusionada como cualquier niño fan de Kuro (o cualquiera de sus padres, que estaban igual de emocionados haciéndole fotos a todo lo que veían).

Dos horas más tarde llegué a la estación de Beppu , donde me recibió otra bonita mascota.



8 cosas imprescindibles que ver y hacer en Aso City - Kyushu



La ciudad de Aso tradicionalmente sirve de centro de operaciones para los que quieren visitar la zona del cráter del Monte Aso. Es un núcleo muy joven, creado en 2005 al unirse los pueblos de Aso, Ichinomiya y Namino. Su población es de unas 27.000 personas, al pasear por Aso te darás cuenta de que parece que estás solo. Donde más gente encontrarás será en el mercado, en el centro comercial y en el conbini. Es difícil hasta ubicar dónde se encuentran los restaurantes y si una casa es comercial o particular, por la casi ausencia de carteles en muchas áreas. Y menos aún, si no sabes japonés.

El núcleo está muy diseminado y para ir a ciertos lugares, como el templo y el centro comercial, hay que hacerlo andando junto a la carretera o por caminos entre arrozales. Aso es un buen lugar para alquilarse un coche en la terminal Toyota que hay allí y recorrer los alrededores, como el cráter, la Cascada Nabegataki o la espectacular Garganta de Takachiho. De todos modos, entre escapada y escapada, aquí te dejo algunas ideas de cómo puedes pasar el tiempo en Aso.

Qué hacer en Aso City

1. Probar un plato de Basashi: es uno de los platos más gourmet de la prefectura de Kumamoto y uno de sus símbolos culinarios. Se trata de carne de caballo cruda. Si no te apetece mucho lo crudo, puedes probar a comprar carne de caballo hecha de diversas maneras, como en bollos de pan rellenos, que venden en el mercado de Aso.


2. Comer Akaushi: la carne de ternera de la zona está considerada una de las mejores del país.

insidelocaljapan.jp

3. Visitar su mercado: justo al lado de la estación de tren, está Michi no Eki, una gran tienda en la que puedes comprar productos de la prefectura de Kumamoto. Por eso, casi todos tienen el logotipo de Kumamon, su mascota, que confirma su origen regional. Se venden, especialmente, carne de caballo, de ternera y leche. Dentro de la tienda también está la oficina de turismo, donde te atenderán en inglés.


4. Comprar recuerdos en su templo: Su puerta de dos pisos se construyó al final del periodo Edo y tiene una altura de 18 metros. Está dedicado a los dioses de la agricultura y su origen se remonta a la época del primer emperador Jinmu. Esto lo hace ser uno de los templos más antiguos de Japón. Durante el terremoto de 2016, este templo, con más de 2.300 años de historia, fue duramente dañado. Hoy siguen llevándose a cabo tareas de reconstrucción, aunque se estima que tarden en completarse unos diez años. Aun así, es una bonita visita que puedes hacer desde el centro de Aso, paseando entre arrozales.


5. Andar entre arrozales: Aso está rodeado de naturaleza y es fácil caminar entre los arrozales que aparecen a ambos lados de la carretera. El camino que lleva desde la estación de tren hasta el templo de Aso, te proporcionará un bonito paseo mientras disfrutar del paisaje, de la arquitectura local y de pequeños dioses escondidos por todas partes.


6. Comer deliciosos dulces en Nakamura: esta pastelería es una joya que lleva abierta desde 1951. Dentro de una pequeña casita, que parece sacada de un cuento, hay postres extremadamente buenos elaborados con productos locales. http://www.aso.ne.jp/~nakamura/


7. Pasear por el parque del Templo Saigandenji: el área que se puede ver en el pueblo de Aso, forma parte del Templo Enryakuji  del Monte Hiei. La leyenda cuenta que lo fundó Saiei, quien elaboró una estatua enorme de la Diosa de la Misericordia y la colocó dentro de una cueva, al oeste del cráter del volcán. Hoy el paseo alrededor de su estanque y las escaleras que llevan a unas ruinas en su cima, llenarán tu espíritu de paz y tranquilidad.


8. Comer barato en el Coffee Plaza East: justo en frente de un conbini Lawson, este restaurante ofrece posiblemente los menús más baratos de la zona (650 yenes). Puedes elegir sentarte en el suelo de tatami o en la zona occidental. El trato es exquisito y saben hablar inglés perfectamente.


9. Irse de la ciudad en el Aso Boy: un tren de edición especial, no sólo para niños. Los adultos también disfrutan de este original tren en el que la mascota Kuro es la estrella. Cuenta con biblioteca, piscinas de bolas, cafetería, productos especiales de Kuro… Es precioso y su llegada es todo un acontecimiento entre los niños japoneses y sus padres. Su ticket viene incluido en el JR Pass, aunque hay que reservarlo antes.





Cómo ir desde Aso a Beppu en tren o en autobús



Cómo ir desde Aso a Beppu en tren

Es la mejor manera de conectar estas dos ciudades en tu viaje. Desde la estación de Aso hay tan sólo un tren diario que lleva a Beppu. Sale a las 15’11 y llega a Beppu a las 17’11. Realiza paradas en Miyaji, Bungo-Ogi, Ogata y Oita. Precio: 2130 - 3500 yenes.

Dependiendo del día, existen dos modelos de trenes que realizan este trayecto:

🚅 Kyushu Odan Tokkyu: Trans-Kyushu Limited Express es el tren que conecta Kumamoto con Beppu a través de Aso.

🚅 Aso Boy!: es toda una institución en Kyushu. Se trata de un tren de edición especial y que cuenta con una esmerada decoración que gira en torno a su mascota Kuro. Siempre que puedas, te aconsejo que viajes en estos trenes especiales para disfrutar más del viaje. En cualquier caso, la reserva es necesaria, pues se llena de momento ante tanta expectación. El trayecto también viene incluido en el JR Pass.

Enlaces útiles:




Cómo ir desde Aso a Beppu en autobús

Desde la estación de autobuses de Aso, al lado de la estación de tren, sale un autobús a las 14’12, con destino Beppu Station Honmachi vía Kurokawa Onsen. Es el número 7 del Kyushu Odan Bus, de la compañía Kyushu Sanko Bus.

🚌  Duración del trayecto: 3’20 horas.

🚌  Precio: 3000 yenes.

Enlaces útiles: 




Usando el North Kyushu JR Pass – La mejor manera de viajar por Kyushu




Para viajar por la isla de Kyushu solicité un Japan Rail Pass en esta web www.japan-rail-pass.es y en menos de una semana ya lo tenía en casa. En el sobre de paquetería urgente venía el pase y una guía informativa.


Qué es el JR Pass

Se trata de un pase que te permite hacer viajes ilimitados en tren (y en algunos autobuses o ferries) durante su periodo de validez. Se trata de un abono especial para turistas extranjeros y NO SE PUEDE COMPRAR EN JAPÓN. (Parece que, de cara a los Juegos Olímpicos están empezando a venderlo SÓLO en algunas estaciones, pero yo recomiendo comprarlo desde casa para tenerlo todo preparado de antemano y no llevarte sorpresas después. Encima lo están vendiendo a un precio más caro que el que te encuentras en internet.

Para hacerte con él en tu pasaporte tiene que poner expresamente “Temporary Visitor”. Si eres estudiante o estar allí trabajando, tampoco te lo van a vender.

Qué es el JR Kyushu Pass

Existen pases para 7, 14 ó 21 días consecutivos para usarlos por todo Japón. En mi caso, como sólo iba a visitar la isla de Kyushu, compré un pase regional. Dentro de este apartado, puedes elegir: un pase que sirve para los trenes de toda la isla (All Kyushu Area Pass), un pase que sólo sirve para los trenes del sur (South Kyushu Pass) y otro que sólo sirve para los trenes del norte (North Kyushu Pass).

Yo compré este último y lo utilicé en la zona de Fukuoka, Nagasaki, Aso y Beppu.  Su precio fue de 78€ y tenía una validez de cinco días consecutivos. Sólo había disponibles de cinco y de tres, así que opté por el de cinco. La verdad es que me salió muy rentable, porque si hubiera tenido que hacer todos estos trayectos sin el JR, hubiera tenido que pagar muchísimo más.

Si quieres saber si te sale rentable comprar el pase o no:

🚆 Apunta los trayectos que quieres hacer en tren.

🚆 Busca en hyperdia cuánto cuesta cada trayecto.

🚆 Haz la suma y compárala con lo que cuesta el JR Pass.

🚆 Si te sale más cara, no lo dudes y compra el pase.

Cómo se usa el JR North Kyushu Pass

Cuando llegué a Fukuoka, me dirigí a la estación de Hakata. Allí busqué la oficina de JR Trains e hice la cola. En el mostrador presenté la “orden de intercambio” que me habían mandado por correo y me dieron los oficiales. Para ello tuve que presentar mi pasaporte.

En la parte trasera de pase me pusieron una tarjeta parecida a un billete estándar de tren en el que aparecía mi nombre y el periodo de validez.



Reservas y trenes especiales

El pase no es válido para el Sanyo Shinkansen, los trenes coche-cama, los autobuses JR Kyushu, las líneas de la compañía JR West ni el Ferry hasta Miyajima.

Pero sí que es válido para dos trenes turísticos de gran interés: el Aso Boy y el Yufuin no Mori. Aconsejo mucho que si vas a hacer alguno de los trayectos que cubren estas líneas, optes por montarte en uno de ellos para comprobar la calidad, los servicios y la decoración tan estupenda que tienen.


Si usas el JR Pass, puedes reservar asientos o montarte directamente en un asiento no reservado. Pero, para montarte en uno de estos trenes, es necesario que reserves tu asiento con antelación. El JR North Kyushu Pass te permite hace un máximo de diez reservas gratuitamente. Si rellenas este papel y lo presentas en la oficina cuando vayas a canjear tu pase, el personal de la ventanilla te lo agradecerá mucho y no tendrás que estar perdiendo el tiempo en la cola (si llegas a la ventanilla y quieres hacer reservas de asientos, te mandarán a que rellenes este papel en otro mostrador y que hagas la cola de nuevo para entregarlo).


Yo reservé cuatro trayectos: en el Aso Boy, en el Yufuin no Mori y la ida y vuelta desde Fukuoka a Nagasaki, porque me pillaba en una época de temporada alta, ya que se celebraba el Obon. Si no, no hubiera sido necesario.

Si vas a usar el JR Pass en los coches de asientos no-reservados, no es necesario que atravieses el torno de la estación. Basta con acceder por el lateral en el que está la ventanilla del personal de la estación y enseñárselo.

Otros trenes turísticos especiales que hay en Kyushu

kyushu-japan-holidays.com



Día 8: Kyushu – Viajando de Beppu a Fukuoka en el clásico Yufuin no Mori Train



El tren Yufuin no Mori no sale de la estación de Beppu todos los días, por lo que tienes que mirar bien el horario y reservar con antelación. Está incluido en el JR Pass.

Esperando el tren en la estación, me di cuenta de la forma tan curiosa de entretenerse y pasar el rato que tienen los japoneses. En medio del hall habían colocado un gran bloque de hielo lleno de figuritas y bolitas muy pequeñitas. El entretenimiento consistía en ir deshaciendo el hielo con los dedos hasta encontrar cualquier sorpresa y hacerte con el premio. Gente de todas las edades lo intentaba hasta que se quedaban helados.


Una vez en el andén, esperé al Yufuin no Mori, un tren panorámico que comenzó su andadura en 1989. En él el paisaje tiene una importancia especial y es por eso por lo que cuando va pasando por puntos paisajísticos importantes, como las cascadas Jion-no-taki Falls, el tren pasa más despacio mientras el guía va comentando lo que se ve a través de los grandes ventanales.



La principal diferencia entre esta línea y la otra que va hacia Hakata, es que ésta atraviesa la isla de Kyushu de este a oeste por el centro, mientras que la otra (operada por el tren Sonic) bordea la costa por el norte. Esto también influye en el tiempo de tu viaje: mientras el Sonic une Beppu con Hakata en 2 horas, el Yufuin no Mori lo hace en 3’20 horas.


Su interior es muy vintage, con acabados de madera y un cierto aire nostálgico.


Uno de los vagones tiene una pequeña biblioteca y asientos panorámicos a través de los que disfrutar del paisaje y de vistas tan curiosas como la estación de Yufuin, en cuyo andén hay ashiyu (baños de pies termales) para que esperes al tren mientras tienes los pies en remojo.



El tren también cuenta con una cafetería en la que poder comprar bento (ekiden) y souvenirs del Yufuin no Mori.



El personal del tren va pasando por todos los asientos y se ofrece a hacerle fotos con el móvil a los pasajeros mientras sujetan el cartel del tren, para que tengan un buen recuerdo. También tienen disponibles trajes de maquinistas gratuitos para que posen los niños.


Además, van regalándole a los viajeros caramelos del tren y una postal que puedes sellar en la cafetería y quedártela de souvenir.


Para una enamorada de los trenes como yo, los trenes turísticos japoneses me han encantado. Sobre todo el Aso Boy.

Otras entradas que te pueden interesar:



Itinerario de viaje: Japón por libre - La isla de Kyushu - 11 días

Después de recorrer Corea del Sur, desde la isla de Jeju, cogí un avión que me llevó hasta Fukuoka, desde donde inicié mi viaje por el centro y el norte de la isla japonesa de Kyushu, la cuarta isla más grande de Japón y una de las más tradicionales. Famosa en todo el país por sus onsen y por su actividad volcánica, es un destino aún no muy saturado y que merece la pena ir a visitar. 

Visité grandes ciudades, como Fukuoka y Nagasaki, y me fui en busca de las raíces culturales más arraigadas en la zona de onsen de Kurokawa. Cerca de Kurokawa se encuentra el espectacular volcán Aso y paisajes naturales tan formidables, como la Garganta de Takachiho. Para visitar lugares tan alejados, tuve que alquilar un coche en el pequeñísimo pueblo de Aso y coger el tren de edición especial más usado de la isla: el Aso Boy. 

Para acabar, no podía irme de Kyushu sin visitar sus infiernos. Beppu, una ciudades balneario más famosas de Japón y donde las fumarolas inundan el entorno. 


Recorrido por Japón – Kyushu


Fukuoka

Día 5: Kyushu – Visitando la Cascada de Nabegataki y su siniestro pueblo



Después de ver el cráter del volcán Aso, aún me quedaba algo de tiempo para devolver el coche de alquiler. Así que, decidí visitar la Nabegataki, a una hora de camino.

El paisaje volvió a cambiar radicalmente y me encontré atravesando grandes bosques mientras subía una gran montaña. Dejé atrás el centro de la ciudad de Oguni y tomé el desvío hacia la cascada. Tenía poco tiempo, porque iban a cerrar pronto.  Mi idea era dejar el coche en el parking que hay justo en frente, cruzar la carretera y entrar directamente en el complejo. Pero, no pudo ser.


Cuando me estaba aproximando al desvío, me pararon unos guardias y me indicaron que tenía que dejar el coche en el aparcamiento 2, que estaba casi vacío. El parking estaba delante de un edificio medio derruido, que daba bastante miedo y que parecía un antiguo instituto. En un edificio anexo, estaban los servicios y la parada de autobús. Resulta que el parking era gratis, pero el autobús que llevaba hasta la cascada no. Uno de los guardias insistió para que me montara, porque no me iba a dar tiempo a llegar. Pero, quería disfrutar del paseo. Además, que me imaginaba que el aparcamiento 1 estaba vacío, pero que estaban forzando a la gente a usar el autobús.

Empecé a andar por el arcén de una carretera, junto al río y grandes arrozales. Parecía un camino fantasma. No había nadie. Creí vislumbrar a lo lejos la figura de gente, pero… cuando me acerqué, vi que eran estatuas. Había maniquíes por todos lados. En las casas, en el río, en la calle…



Hasta había algunos muy siniestros, que parecía que te estaban acechando detrás de una planta...


Empecé a caminar más rápido mientras no me quitaba de la cabeza la película de “Soy leyenda”. Y en unos 20 minutos llegué a la taquilla de la cascada. Justo en frente estaba el parking y, tal y como me había imaginado, estaba vacío.


Pagué la entrada y comencé a bajar por unos escalones rodeados de grandes árboles. Abajo del todo está la cascada. Su formación se debió a la erupción del Monte Abe, cerca de la ciudad de Oguni. Cuando los ríos de magma se enfriaron y se endurecieron, apareció la cascada. Una capa sólida de lava se quedó en la parte de arriba y debajo, una blanda capa de barro. El barro se fue erosionando con el paso del tiempo y se creó la cueva que hay justo detrás de la cascada.



Se puede acceder a la cueva para tener mejores vistas de la cortina de agua que produce  ésta al caer. También se puede cruzar el río hacia el otro lado, saltando de roca en roca para tener una perspectiva distinta de este estupendo paisaje.



Durante la vuelta a la entrada, muchas parejas se dedican a buscar los corazones de piedra que hay escondidos a lo largo del camino. Dicen que, si encuentras los seis que hay, te traerán felicidad.


Yo no tuve tiempo de encontrarlos. Iba a empezar a anochecer rápido y no quería atravesar el siniestro poblado de las estatuas de noche. Así que emprendí mi camino de vuelta al aparcamiento.

Antes de volver a Aso a entregar el coche, paré en el enorme Mirador de Torupa, desde el que se pueden obtener unas vistas privilegiadas de todo el valle.



Entregué el coche, cené de nuevo en el restaurante Coffee Plaza East y pasé mi última noche en el hostal. A la mañana siguiente tenía que coger uno de los trenes de edición especial más queridos de Japón: el Aso Boy Train, que me llevaría a Beppu


➤ Precio del acceso a la Cascada de Nabegataki: 300 yenes

➤ Acceso en transporte público: a día de hoy sólo es posible llegar en tren hasta Yu Station y desde allí, coger un taxi que te lleve en 15 minutos a la cascada.

Mapa de la zona de Nabegatake Fall