Día 4 – Conociendo a los canguros de Healesville Sanctuary


Después de haber visto a los koalas en libertad el día anterior en el Cabo Oatway, dejamos atrás ya Melbourne para iniciar nuestro camino a Albury, a medio camino de Canberra. Pero antes, teníamos una parada obligatoria: Healesville Sanctuary.

El camino desde Melbourne a Healesville, una vez conseguido el salir de suburbios atestados de tráfico y de semáforos, es precioso. El valle de Yarra es famoso por sus viñedos y su vino. La zona está llena de bodegas que se pueden visitar para hacer degustaciones e, incluso, para dormir en ellas. ¡Ojo! Los precios no son nada baratos.


Como lo nuestro no son los vinos, tan sólo disfrutamos de las vistas de los viñedos a ambos lados de la carretera y nos dirigimos directamente a Healesville Sanctuary, uno de los mejores centros de animales de toda la costa este australiana. Se inició en 1929, cuando el Dr Colin Mackenzie (caballero de su Majestad), creó el Instituto de Investigación Anatómica, que más tarde se convertiría en el santuario actual.






El centro es pequeño dedicado a la fauna australiana, se puede ver en una mañana disfrutando de todos sus espectáculos. Es un lugar de referencia en Australia ya que es uno de los dos únicos centros que ha conseguido criar ornitorrincos. Nosotros iniciamos las conversaciones con ellos a finales de abril porque estábamos interesados en hacer una actividad con los ornitorrincos: Wade with the Platypus. Todos los miércoles puedes tener un encuentro personal con los ornitorrincos en su tanque, jugar con ellos, hacerles cosquillas (les encanta), fotos… Fue imposible. Intentamos cuadrarlo para finales de julio y principios de agosto, y ya estaba todo reservado. Nos daban cita para el último mes de agosto. En su lugar, contratamos dos Magic Moments.



Magic Moments

Los encuentros mágicos son unos tickets que se pagan aparte y te permiten estar con los animales cara a cara en grupos reducidos. Os recomiendo reservarlos con mucha antelación y para hacerlos por la mañana, a primera hora, antes de que lleguen las manadas de turistas.

Nosotros reservamos dos: con los canguros y con los koalas. Con los canguros fue un momento maravilloso. Fue nada más abrir el centro y aún no había casi nadie. Fue un encuentro sólo para nosotros dos, con dos monitoras supervisando. Pudimos estar quince minutos con ellos, acariciándolos y dándoles de comer. Sobre todo maíz dulce, su chuchería favorita.


El encuentro con los koalas salió mucho peor. Lo hicimos más tarde y en grupo de unas quince personas. Nos llevaron a un lugar apartado del resto del centro, donde había un koala dormitando en una rama. Nos acercamos un poco a él mientras la monitora nos daba algunas explicaciones, pero no pudimos acercarnos mucho, ni tocarlo, ni nada. Entiendo que ésta sea una actividad estresante para los animales, pero lo mismo podíamos haber hecho desde fuera, pagando la entrada normal y sin reservar el Magic Moment.




Actividades y exhibiciones en el centro

Varias veces al día hay actividades guiadas que entran con el mismo ticket de la entrada ordinaria. Enseñan el centro veterinario, cómo le dan de comer a los wombat, demonios de Tasmania, canguros y koalas. También se pueden ver a los dingos en su horario de paseo. Dos veces al día hay una exhibición de aves y una vez al día hay una de ornitorrincos. Esta fue la que más me gustó de todas. Es increíble ver cómo son de juguetones.

Además, hay ocasiones para tocar otros animales mientras paseas por el centro, como reptiles o pájaros. Incluso puedes comprar comida para alimentarlos de tu mano o de un plato, si no te atreves.



Comer allí sale algo caro, pero hay que tener en cuenta que con el dinero se están haciendo proyectos muy interesantes, como la cría de ornitorrincos o del Helmeted  Honeyeater (Melífago amarillo copetudo), un ave australiana en peligro de extinción.

Animales que se pueden ver en Healesville Sanctuary:
  • Canguros.
  • Wallabies.
  • Wombat.
  • Alrededor de 200 variedades de pájaros nativos.
  • Dingos.
  • Koalas.
  • Equidnas.
  • Possums.
  • Ornitorrincos.
  • Demonios de Tasmania.
  • Ratas de Agua.
  • Serpientes y lagartos.
  • Ranas.
  • Emús.

Precios del Healesville Sanctuary:

- Adultos: 32’50$
- Niños de hasta 15 años: fines de semana y festivos gratis. Resto de días 16’30$.
- Los menores de 3 años siempre entran gratis.
- Encuentro con los ornitorrincos (Platypus Encounters): 199$ por persona, en el precio va incluido la entrada general ya.
- Magic Moments: 12$ cada uno. Se puede hacer con los canguros, koalas, dingos, emús, equidnas y serpientes.

Horario:
De 9’00 a 17’00.

Cómo llegar al Healesville Sanctuary desde Melbourne:

En coche: Desde el CBD de Melbourne: coger la Eastern Freeway para salir de Melbourne, conducir hacia el este por la Maroondah Highway y atraesando Ringwood y Lilydale hasta llegar a Healesville.
Una vez allí, girar a la derecha hacia la Badger Creek Road, pasando el Ayuntamiento. Ahí empieza a haber señales que indican el camino directo hacia el santuario.

-  En transporte público:
Coger el tren hacia Lilydale Railway Station, en la Lilydale Line.
Allí, coger el autobús número 685 que lleva al centro de Healesville.
Desde allí, coger el autobús 686 hacia Badger Creek, que tiene parada en el Healesville Sanctuary.  Horarios:
                   https://www.ptv.vic.gov.au/route/view/927
                   https://www.ptv.vic.gov.au/route/view/928


Para contactar con ellos: yo no pudimos hacerlo directamente porque en su web no aparece ningún mail de referencia. Como sabía que Healesville Sanctuary pertenecía al Grupo Zoos Victoria, me metí en su Facebook y les mandé un privado. A través de ellos, el centro se puso en contacto conmigo y todo fue más sencillo.

   HEALESVILLE SANCTUARY   
Badger Creek Road, Healesville,
Victoria. 3777   Australia

Compártelo

Entradas relacionadas