Nueva Zelanda: Día 1 – Auckland: Opinión del Oakwood Manor Motor Lodge


Desde luego, lo más tedioso de ir a Nueva Zelanda es llegar.

De Madrid a Ámsterdam 2’35h + 5 horas de escala + De Ámsterdam a Guangzhou 11’20h + 7’40h de escala + De Guangzhou a Auckland 11’30h = 38 horas hasta llegar.

Y es que no hay país más lejano al que podamos viajar desde España, y eso se nota, y nuestro cuello después de tanto avión, también. El vuelo lo reservé por Expedia, como casi siempre, ya que hace importantes descuentos contratando ida y vuelta y con dos noches de hotel. En total, unos 1.135€ viajando con KLM y China Southern.

Llegué al aeropuerto a las 6 de la mañana, así que encima tuve que esperar dos horitas más allí sentada, porque la caravana dealquiler me la daban a las 8 cuando abrieran la oficina. No tuve ningún problema al recibirla y desde Jucy Rentals me fui  al hotel, que estaba cerca.

Oakwook Manor Motor Lodge

El hotel está a 20 kilómetros del centro de Auckland y a 10 minutos del aeropuerto. Fue renovado este mismo año y hasta invitaron a la inauguración al Primer Ministro.




Tiene piscina y restaurante y os llevan y os traen del aeropuerto gratis. No estaba muy mal, pero las opiniones de los clientes en internet me habían puesto las expectativas altas. Pronto aprendí que parece que los neozelandeses en general se conforman con poco en cuanto a alojamientos se refiere, y que, hasta los hoteles de 5 estrellas tienen casposas instalaciones, como la cortinilla cutre de baño  con moho o desconchones en las paredes. Y es que los detalles no los cuidan tanto como en otros países.

Al llegar al hotel me dijeron que el check in hasta las 14’00h nada, que volviera más tarde porque estaban llenos, pero que me podían guardar las maletas gratis.

Cerca del hotel no hay nada. Así que me fui a dar una vuelta por Auckland para comer algo.

Mi reserva era de un estudio con cama doble. La habitación era enorme y contaba con un armario con fregadero, frigorífico, kettle y un montón de sobrecitos de té y café gratis. Estaba limpia, aunque con rincones típicos del país… , vamos, lo que ve la suegra.


Aunque contaba con una cómoda manta eléctrica, en la habitación hacía muchísimo frío. Tan sólo tenía un calefactor de baño que, irónicamente, no funcionaba en el baño, pues no había ningún enchufe. Así que  tenía que ducharme  y salir corriendo a secarme al salón.



Al ser el primer hotel del país en el que me alojaba, me sorprendió. Luego vi que era bastante normal, que están hechos al frío y que lo del calefactor es común. 

Oakwood Manor Motor Lodge
Tel: 64 (9) 27 50 53 9, Fax: 64 (9) 27 50 53 4  
http://www.oakwoodmanor.co.nz

Compártelo

Entradas relacionadas