Ficzone Granada


Sin duda, uno de los grandes acontecimientos del año es el Ficzone de Granada. Cada año que voy se montan mejor. Este año estuvo todo mucho más currao. Y había actividades para no aburrirse ni un rato. Más de 6000 metros cuadrados de pabellones, un gran salón de actos y unos exteriores enormes te permitirán disfrutar al máximo de la mayor Convención de Cómic, Animación y Juegos.

Este es un festival de comic y manga, principalmente, que se celebra todos los años en Granada, en la feria de muestras de Armilla. En su organización participan muchas asociaciones dedicadas a estos temas y a la cultura japonesa, aunque ahora está también muy de moda la coreana.





Gracias al Gangnam Style, que sonaba por todas partes, en octubre pudimos ver más talleres dedicados a Corea del Sur, todo ello organizado por Han-a (Hanguk Association) una asociación española para la promoción de la cultura surcoreana. Así, podíais ver juegos populares, talleres de maquillaje y fotografía ulzzang, cómo realizar un hanbok de papel y un taller de bailes de los grupos idols que están de moda en este momento. Y los bailarines sí que se lo curraban.

Nosotros fuimos el sábado, que estaba dedicado al Salón del Manga. Con las entradas compradas con semanas de antelación, para entrar los primeros y apuntarnos a todo lo que queríamos antes de que se acabarán las plazas (sobre todo, para las sesiones de firmas). Había más stands que otros años y muchos más talleres. Y lo que más me gustó… gran variedad en  el Izakaya: onigiris, dorayakis, mochis… Lo probé prácticamente todo.

Y los artistas de este año… ¡para quitarse el sombrero! Yo fui a las conferencias de los que más me llamaban la atención:

Shinichiro Watanabe: Mi favorito. El autor de obras como Cowboy Bebop y Samurai Champloo. Un auténtico crack. Sin quitarse las gafas de sol y con una sonrisa siempre en la cara explicó su trayectoria en el anime. Dato curioso: exige que todos los dibujantes de su equipo sean dibujantes a la antigua usanza. No quiere nada de diseño por ordenador ni 3D. Ahora, tenía una pinta de haber estado de juerga la noche anterior y habérselo pasado… Y no entendía por qué la gente se reía tanto ni lo conocían tanto en España. Le sorprendió bastante. Eso, y el gazpacho.


- Hiroshi Nagahama: El creador de Mushi-shi. Una serie que merece la pena ver y de la que también hicieron la película en japonés. No sé cuántos Red Bulls se tomó durante la conferencia, pero iba como una moto. Su sueño es trabajar en Hollywood. Y su charla se hizo bastante amena. No está en contra del pirateo ya que comprende que muchos chicos no tienen dinero para comprar sus obras. Y gracias al fan-sub éstas se han conocido en todo el mundo.

- Una conferencia sobre el Fan-sub: el chico estaba un poco despistado y las chicas, Belén Ortega y Beatriz Iglesias, no me gustaron mucho. Tuvieron una actitud algo prepotente para mi gusto.


Lo mejor de todo: la peazo de traductora japonesa. Realmente, a saber lo que estaban diciendo los japoneses, porque no se entendía mucho, pero nos reímos bastante del empeño que ponía y las confusiones que hacía.

Y para las firmas ahí estaba yo en la cola, la primerica de todas con mi número 1. Superamables. Tenía número para Watanabe, Nagahama y Sohotome: el autor de Fruit Basket o Mirmo. No tuve queja de ninguno. El primero me hizo una firma muy guapa, el segundo me hizo un dibujo de Mushi-shi a boli, y el tercero me hizo un dibujo con rotulador y me dijo que esa era yo.

Excepcional. Id si podéis porque no tiene nada que ver con los salones multitudinarios de Barcelona y Madrid, donde está casi todo enfocado a la venta. Aquí se vive Asia.



Compártelo

Entradas relacionadas