Opinión de la excursión a Belfast, Carrick-a-Rede y La Calzada del Gigante (IV)


Después de haber visitado Belfast, el puente de Carrick-a-Rede y la Calzada del Gigante, ya no quedaba tiempo para mucho más.

Continuamos nuestro camino en autobús por la Antrim Coastral Drive y nos detuvimos un momento delante del Castillo de Dunluce. No nos pudimos bajar del autobús, porque ya era demasiado tarde y los avisos por temporal eran fuertes. Aún así, nos dejaron un poco de tiempo para hacer unas cuantas fotos mientras nuestro guía explicaba su historia.

El castillo está enclavado encima de unos acantilados de basalto, por lo que su acceso se hace bastante peligroso. Para llegar a él hay que caminar por un pequeño puente. Hoy es Patrimonio Nacional de Irlanda del norte y está cerca del pueblecillo de Bushmills, donde hay una importante destilería de whiskey.



Su construcción comenzó en el siglo XIII convirtiéndose en la principal fortaleza de los jefes del Condado de Antrim, los MacDonnel. Posteriormente, pasó de mano en mano, incluso llegando a formar parte del patrimonio de un escocés.  Los primeros escritos que hablan de su existencia se remontan a 1513, periodo en el que perteneció a los MacQuillan.

Con el paso de los siglos, el castillo quedó abandonado y en ruinas. Hasta que, en el siglo XVI, un barco de la armada española (el Girona) se hundió en las rocas que lo rodean durante una fuerte tormenta. Con el choque, los cimientos del edificio se tambalearon y parte de las cocinas cayeron al mar (se dice que sólo sobrevivió un pinche, pero esto es sólo una leyenda).

Otra leyenda cuenta que consiguieron vender la carga que se había caído al mar durante el naufragio y, con el dinero que consiguieron, los dueños lo pudieron remodelar. Aun así, años más tarde la cocina acabó cayéndose al mar igualmente y los dueños acabaron mudándose.

El castillo de Dunluce en Juego de Tronos

En la serie, este castillo aparece como el Castillo de Pyke, propiedad de los Greyjoy en las Islas del Hierro.

Las olas y el paso del tiempo han deteriorado muchas de las rocas sobre las que se asienta el castillo, llevándose la mayoría de la fortaleza al fondo de la bahía. Todo lo que queda está repartido sobre las tres islas y protegido por un muro.


El castillo de Dunluce, muy retocado por ordenador, aparece sobre todo en el segundo capítulo de la segunda temporada de la serie.


El castillo de Dunluce en la serie

Hoy sus ruinas se pueden visitar. Abre de 10’00 a 17’00 y la entrada cuesta 5’50 libras.

Nuestro viaje nos llevó de vuelta a Dublín escuchando canciones de música tradicional irlandesa mientras ya estábamos de lleno en plena tormenta. El tiempo fue muy bien aprovechado y nos dieron tiempo suficiente para disfrutar de cada lugar visitado. Fue una muy buena experiencia.



Otras entradas que os pueden interesar:


Compártelo

Entradas relacionadas