Las Salinas del Cabo de Gata, hogar de miles de flamencos


Desde tiempos fenicios, las salinas de Cabo de Gata han continuado su explotación industrial llegando, hoy en día, a las más 40.000 toneladas de sal al año. Su recogida se realiza al final de cada verano.


Sus 400 hectáreas se inundan de agua gracias un sistema de canales que va paralelo a la costa y que está comunicado con los estanques que hay en la base de unos acantilados marinos y, también, a las ramblas que finalizan en la zona aportando agua de lluvia.


Su valor medioambiental es mucho mayor. En ella viven más de cien especies de aves acuáticas. Entre ellas, destacan los flamencos rosados, cuya cifra supera los 3000 ejemplares durante el verano, disminuyendo a unos 500 durante el invierno. Actualmente el área está vallada para ahuyentar a los jabalíes que merodeaban por allí.





Observatorios:

El primero de ellos lo encontramos yendo hacia San Miguel de Cabo de Gata, justo antes del desvío hacia Almadraba de Montevela, hay un observatorio desde donde poder disfrutar de sus vistas. Está habilitado para poder aparcar delante.

El segundo, en la carretera que va ya a Almadraba de Monteleva, un poco antes de llegar a la iglesia de esta pedanía y en frente de uno de los accesos a la Playa de Cabo de Gata. 


Compártelo

Entradas relacionadas