Visitando la Catedral de Justo Gallego


Con 23.000 habitantes, casitas y chalecitos a 21 km de Madrid, Mejorada del Campo ofrece un atractivo incomparable: la Catedral de Justo. No hay pérdida, pues la estructura es visible desde la entrada del pueblo.

¡Mira que había visto fotos y vídeos! Sobre todo aquel que la lanzó a la fama con Aquarius y que hizo que su obra estuviera presente en el MOMA de Nueva York. Pero nunca me la había imaginado tan grande. Es asombroso que esto lo haya hecho un hombre solo y sin ningún conocimiento de arquitectura.


Como él mismo cuenta en una pared de la catedral, Justo nació en el pueblo en 1925 y desde muy pequeño sintió una profunda fe que lo llevó a meterse en el Monasterio de Santa María de la Huerta, en Soria. Muy a su pesar, fue expulsado del mismo poco tiempo después, cuando pilló tuberculosis y temieron que contagiara a los demás monjes.


De vuelta a casa, decidió que tenía que honrar a Dios de cualquier modo y decidió construirle una inmensa catedral en unos terrenos que su familia dedicaba a la labranza. Y así ha seguido durante más de 50 años, que se dice pronto.

La obra, dedicada a la Virgen del Pilar, es inmensa. Un terreno de 4.740 metros. Una estructura de 35 metros de altura y dos torres de 60 metros.

Su interior está formado por una gran planta de tres naves cubiertas por bóvedas de medio cañón. También cuenta con un patio interior, una gran cúpula, bustos que decoran la parte superior de la construcción, una cripta…

Lo más llamativo es que todo está hecho con materiales reciclados y desechados de fábricas y de gente que se los dona. El gran problema al que se enfrenta la catedral es que no existen planos. Todo el proyecto está en la cabeza de Justo, que está ya muy mayor. Cuando él muera, no se sabe si el proyecto proseguirá. 


El otro gran problema es la financiación. Justo se ha valido de su propio dinero y de donaciones y voluntariados. Uno de los voluntarios que estaba allí nos dijo que el Ayuntamiento no aportaba nada, que todo lo contrario, tenían que pagar cada año más de 5.000 euros de IBI. El Ayuntamiento se lava las manos (eso nos dijo el hombre) porque dice que no se fía de la construcción ya que no está comprobada por un arquitecto oficial, pero bien que hace publicidad de la catedral en su página web:



En fin, sin esta original creación, pienso que este pueblo pasaría desapercibido. El chorreo de gente para ver la catedral no paraba y hay muchos restaurantes cercanos que probablemente se beneficien de esto. Debería fomentarse más turísticamente. 

CATEDRAL DE JUSTO GALLEGO
C/ Antonio Gaudí s/n
Mejorada del Campo


Compártelo

Entradas relacionadas