Opinión del Bar Las Bravas - Madrid


Las bravas existen desde 1950, que fue cuando los dueños de este local inventaron su receta. Aunque el local original parece que lleva en funcionamiento desde 1933. La auténtica salsa brava sólo se puede probar aquí, las demás son sólo imitaciones, pues la tienen hasta patentada.

Los precios son bastante razonables. Sobre todo el de la ración de bravas (2'90€), que viene hasta los topes de salsa.


Actualmente tiene tres locales en pleno centro de Madrid:
  • Uno en el Callejón de Álvarez Gato, citado en Luces de Bohemia, de Valle-Inclán. Merece la pena pararse en éste por sus espejos cóncavos y convexos y por su historia.
  • Otro en Espoz y Mina.
  • Y otro en el Pasaje Matheu.
El único problema es el personal. Para ser un sitio tan turístico y tan recomendado se les ha subido mucho a la cabeza. La estupidez se queda corto. Las redes están que arden con el trato seco y maleducado de sus camareros, que parece que te están haciendo un favor al servirte. Parece que ha ido empeorando con el tiempo. En fin, todo lo que sube, baja. Y deberían cuidar más a su clientela.

Si queréis ir por probar su salsa… Pero, por mi parte, una y no más, Santo Tomás.

Metro: Sol


Compártelo

Entradas relacionadas