Opinión de la Cafetería El Bosc de les Fades – Barcelona

 

Había escuchado lo bonito que era este sitio y tenía muchas ganas de ir. La verdad es que no me decepcionó nada. Me impresionó más de lo que esperaba.

La cafetería está situada en un lugar privilegiado. En una de las calles laterales que parten de la parte baja de Las Ramblas hay un arco anunciando el Museo de Cera y la cafetería. No hay pérdida. A través de un callejón nos topamos directamente con la puerta del museo y, justo a la derecha, en frente, con la cafetería-pub.

Estaba llena de gente cuando fui, como ya me habían asegurado. Nada más entrar la atmósfera es mágica. Luz muy tenue, árboles, hojas y plantas por todos lados. Da la impresión de que estás sumergido en el centro de un gran bosque. La música también ayuda a experimentarlo.

El local se divide en varias partes decoradas cuidando hasta el más mínimo detalle.

El bosque encantado: un gran salón lleno de árboles que sirven de mesas altas para tomarse algo. Alrededor de los árboles hay mesitas y al final está la barra. Todo el techo está decorado con las ramas y las hojas de los árboles. La luz proviene de lámparas con forma de candiles.



Luces y sueño: al otro lado de la barra sale el camino hay otra habitación. Ésta está mucho más iluminada y simula la habitación de un niño: una cama, juguetes, un guiñol y una figura de una mujer volando que cuelga del techo. Justo delante se encuentran las mesas de café.





La cueva mágica: al otro lado del salón central hay una parte muy, muy oscura. En ella nos adentramos en la cueva de las hadas: una fuente, plantas por todos lados, árboles monstruosos… aquí no hay mesas, está demasiado oscuro. Es sólo para ambientar nuestra visita.



Un alto en el camino: En frente de la barra, sale un camino que nos lleva a otra zona más oscura aún. Una chimenea y adornos por las paredes, con mesitas de café y altas. El techo lleno de lucecitas, como si fueran estrellas.


Si seguimos el rastro de las estrellas y abrimos la puerta llegamos a la tienda. Ya estamos en un espacio totalmente distinto. Está llena de cosas curiosas, originales y, generalmente caras. Prefiero quedarme en la zona del café.

Sirven cafés, combinados y diversos platos. Aunque nadie vigila y había mucha gente que sólo entraba para verlo y hacerse unas fotos.

Los precios de El Bosc de les Fades no son excesivamente caros:



Cómo llegar a El Bosc de les Fades:
  • Barrio Gótico de Barcelona, al final de Las Ramblas, en frente del Museo de cera.
  • Passatge de la Banca, 5
  • Metro: Drassanes, L3 
  • Teléfono 933 172 649
  • Email: info@museocerabcn.com
  • Horario: de 10’00 a 01’30 y los fines de semana hasta las 02:00
  • http://museocerabcn.com/es/bosc.html


Compártelo

Entradas relacionadas