Opinión del Hotel Boutique Casa Kessler Barcelona


Un alojamiento muy exclusivo y nada caro en el centro de Barcelona. Casa Kessler se anuncia como hostal, como hotel y como hotel boutique; muchos nombres que definen a este lugar tan curioso de tan sólo 3 habitaciones dobles, 4 dormitorios compartidos y un excelente apartamento.

Lo primero que llama la atención cuando entras es el edificio en el que está situado: un piso Art Nouveau, elegante y antiguo. Con portero propio, un ascensor típico de películas de época,  y conservando los murales de los techos y los suelos originales de mosaicos hidráulicos totalmente reformados.


El hotel ocupa el bajo y el piso segundo del edificio. En el bajo están las zonas comunes y varias habitaciones. La recepción está frente a la puerta antigua, y rompe con todo el esquema de lo visto en la entrada. Todo renovado y excepcionalmente decorado, con un estilo propio.

Siguiendo el pasillo desde la recepción, llegamos a la cocina. Allí encontraréis siempre café gratis y se pueden utilizar todas las instalaciones: cafetera, tetera, lavavajillas, menaje y frigorífico.


Al final del pasillo hay un acogedor salón, una terracita cubierta y una terraza chill out para el verano. Unos sitios ideales para sentarse a desayunar, leer, o descansar un rato.



La decoración es lo más llamativo. Un ejemplo, mirad que lámparas tan originales.





Yo contraté el apartamento. Para llegar a él cogí el ascensor de época hasta la planta 2. A través de unas puertas inmensas, se llega a la entrada.

El apartamento cuenta con un amplio cuarto de baño, una habitación con dos camas individuales abajo y una cama de matrimonio arriba, otra habitación con una cama de matrimonio.



También tiene un salón con una gran tele y una cocina totalmente equipada (microondas, horno, vitrocerámica, cafetera, kettle, frigorífico, fregadero y un montón de cacharros). Todo impecable.


La cocina también tiene una barra con dos sillas de bar que dan al salón.

Los balcones dan a una calle con bastante bullicio, están animados, pero no molestan porque está todo muy bien insonorizado.

En el hotel el personal fue muy amable. Nos permitieron dejar el equipaje en una habitación cerrada con llave horas antes del check in y después del check out. También tienen mucha información turística y su situación es inmejorable: a 25 minutos andando desde la estación de tren Barcelona Sants y desde la Plaza de España, a 25 minutos de la Sagrada Familia, a 25 minutos de Las Ramblas… y cerquísima del Paseo de Gracia.

Sólo un detalle: aunque no lo ponga en el apartamento las toallas y las camas las hacen cada dos días por su política ecológica. Lo de las toallas lo entiendo, pero lo de no hacer las camas no sé qué tiene que ver. De todas formas, todo estaba totalmente cuidado y limpísimo. Muy recomendable.

Precio: Hay mejores ofertas en Booking.com que en su página web. 

Casa Kessler Barcelona
C/ Ensrique Granados, 30
08080 Barcelona
935 285 742


Compártelo

Entradas relacionadas