Visitando el Museo de Los Caños del Peral en Metro Madrid


Hace unos años, haciendo obras para renovar los ascensores de la estación, descubrieron bajo la Plaza de Isabel II los restos de la famosa Fuente de los Caños del Peral (renacentista), de la alcantarilla del Arenal (s.XVI) y del Acueducto de Amaniel (s.XVII).

La fuente se llamaba así porque se encontraba al lado de un peral que le daba sombra a los que iban a beber o a lavar en el lavadero, allá por 1263. Su reconstrucción la diseñó posteriormente Juan Bautista de Toledo, el primer arquitecto de El Escorial.

Por su parte, el acueducto se construyó para conducir el agua desde el manantial hasta el Palacio Real.

La fuente estuvo en funcionamiento hasta mediados del XIX, cuando quedó enterrada al construir la Plaza de Oriente, el teatro Real y la Plaza de Isabel II.

En el recinto, de 200 metros cuadrados, tan sólo se puede ver un trozo del acueducto (el resto lo han hecho trozos y está en los almacenes de la Casa de Campo); la fuente tampoco la podemos ver entera, tan sólo 5 metros, de los 35 que se encontraron (el resto no se sabe dónde está, aunque se comenta que se volvió a enterrar…).

La entrada es gratuita y la visita es bastante corta, pues sólo cuenta con una estancia. En ella también emiten dos documentales, uno para niños y otro para adultos, en los que cuentan la historia de los restos arqueológicos y cómo los recuperaron para crear el museo. El video está bastante entretenido.

A ver, para ir expresamente no es. Pero si alguna vez tenéis que bajaros en la estación de Ópera, o cerca, podéis aprovechar para visitarlo y en pocos minutos haceros una idea de cómo fueron los restos en la antigüedad.

Cómo llegar al Museo de Los Caños del Peral
  • Estación de Ópera: metro líneas 2, 5 y Ramal Príncipe Pío.    Plaza de Isabel II

Horario
  • Viernes, sábados y domingos, de 11:00 a 13:00 y de 17:00 a 19:00 horas 
La entrada es gratuita, pero el museo está en el interior del metro. Para entrar es necesario pasar los tornos de acceso, así que necesitaréis estar en posesión de un ticket de metro. 

Compártelo

Entradas relacionadas