Mostrando entradas con la etiqueta Ho Chi Minh. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Ho Chi Minh. Mostrar todas las entradas

Día 18 – Mi último día en Ho Chi Minh


Mi último día en Vietnam lo dediqué a comer, comer y comer. Y es que la comida vietnamita está tan rica... Y en el barrio mochilero había cada ganga… imposible decir que no.




El resto del tiempo, lo pasé dando vueltas por los mercadillos y por los puestos callejeros. Aproveché lo poco que me quedaba en la ciudad para hacer todas las compras de última hora. Hasta un cuadro compré, que lo tenía visto desde el primer día, pero que... cuando llegué al hotel, me di cuenta de que ¡no cabía en la mochila!


Así que por la tarde, entre plato y plato, a buscar maletones baratos por todo el centro de Ho Chi Minh. Al final, éste fue el resultado:


Y es que ya, no sólo no cabía el cuadro, sino que había comprado tantos regalos (porque todo estaba baratísimo), que no había manera de cuadrar el equipaje. Y eso que el gorro lo llevaba puesto todo el rato para ahorrar espacio. Pero en la nueva maleta, cabía hasta yo metida en ella...

Con los maletones (y el gorro), cogí el autobús para el aeropuerto. Todavía me quedaban más de 25 horas hasta llegar a casa, con dos escalas: una de 4 horas en el asqueroso aeropuerto de Guangzhou (estoy deseando que amplíen la zona donde esperan los viajeros de transfer), y otra de otras cuatro horas en París.

Y el primer avión, en el que viajé con la China Southern Airlines, seguía con sus viejas costumbres. Y es que, para los chinos, Don Benito sigue siendo lugar de referencia de todos sus mapas de la Península Ibérica.  😄



Algunas fotos de la antigua Saigón - Ho Chi Minh City


Aquí os dejo algunas de las fotos que hice durante mi visita a Ho Chi Minh. La mezcla de los tradicional y lo moderno, los vendedores ambulantes, las miles de motos que recorren la ciudad todos los días, la señora que hace gofres en la acera, la policía turística en patines, su obsesión por taparse para que no les dé el sol... 



























Día 16 - Opinión sobre el Tan Hoang Long Hotel de Ho Chi Minh


El último hotel de mi viaje dando la vuelta a Indochina lo contratamos con Booking.com. Nos costó 110$ para dos noches y con desayuno.

¿Dónde está el Tan Hoang Long Hotel?

El hotel está muy bien situado. Se tardan unos 15 minutos en llegar desde el Mercado de Ben Thanh, donde nos deja el autobús del aeropuerto. Nguyen Hue, la céntrica calle peatonal, está justo en la esquina. Y, desde allí, podemos llegar andando a la ópera, la catedral, el lago de la tortuga, el templo hindú de Mariamman…


Justo al lado del hotel hay una casa de cambio donde cambiamos nuestros últimos euros. Aunque parezca una joyería-relojería, allí también cambian dinero a un precio razonable.

El personal del hotel

Muy amable. Me resolvieron todas las dudas que tuve rápidamente. Su gerente habla inglés con acento americano  a la perfección. Incluso me ayudó a arreglar mi mochila porque se me había roto el candado. Sacó una caja de herramientas allí mismo y lo solucionó todo.

El mostrador de recepción también sirve de agencia de viajes, aunque sus excursiones son bastante caras, pero nos pueden ayudar a comprar entradas, tickets de tren o autobús, o alquilar un coche con conductor.

El desayuno

El desayuno se sirve en la planta baja. El sitio es pequeño, por lo que hay que levantarse pronto. Tienen un menú del que puedes elegir un plato que te hacen en ese mismo instante y una zona buffet donde te puedes echar fruta, cereales, café, té, zumo… La comida, y el hotel en general, están orientados más al turismo nacional, sobre todo por el tipo de comida que ofrecen, pero está bastante bien.


La habitación

Reservé una habitación doble standard superior que estaba en la planta 5ª. Las vistas eran bonitas y el cuarto era enorme. Tenía dos camas grandes, aire acondicionado, televisión, nevera, kettle con té, agua y café diarios, wifi muy rápido…


El cuarto de baño me decepcionó un poco. Por las fotos creí que iba a tener jacuzzi, pero resultó que era… ¡una bañera con esa forma!



En general, fue un buen hotel para pasar mis dos últimos días vietnamitas. 


   TAN HOANG LONG HOTEL - HO CHI MINH   
84 Mac Thi Buoi Street, Ben Nghe Ward, Distrito 1
Teléfono: +84 3827 006
info@tanhoanglong-hotel.com

Día 16 – Los pasajeros con casco del vuelo Da Nang - Saigón con JetStar


Después de tener todos los problemas que os conté con el taxista del hotel de Hoi An, casi no llego a tiempo al vuelo. Corriendo sin parar, por fin, me puse en la cola para el check in.

Volé con la compañía JetStar Pacific. La reserva la había hecho a través de su página web y me había costado 69$. Esta es una de las low cost por excelencia de Vietnam. Ya la había utilizado el año pasado en mi viaje a Nueva Zelanda, pero esta vez fue mucho peor.

En la página web te cobran por todo, como es habitual en las low cost: se incrementa el precio por tu equipaje, por pagar con tarjeta de crédito aunque no te dejen otra opción, por el tipo de asientos… Nunca me había arrepentido de no pagar suplemento en un vuelo, hasta éste. Fue horroroso. Me ofrecieron pagar un poco más por tener asientos más anchos. Dije que no y… fue incomodísimo.

Los asientos no están hechos ni para el tamaño asiático. Yo soy, más o menos, de su estatura y ocupo un lugar parecido al de ellos, y acabé hasta las narices. No me quiero ni imaginar cómo lo debe pasar alguien alto. Un horror.

Además de eso, la gente que me encontré en el vuelo era de lo peor. A voces por todos sitios, empujando a pesar de tener cada uno su asiento… Pero, lo más increíble: que muchos llevaban casco. Sí, os lo juro. Muchas personas mayores que no paraban de empujarme para entrar en el avión, iban con su casco puesto porque les da miedo. Pero, si se cae el avión… el casco no les va a servir de mucho. Pues nada, me empujaban hasta con el casco. Un desastre.

http://tuoitrenews.vn/

¡Menos mal que el vuelo de Da Nang a Ho Chi Minh sólo duró una hora y media!

Lo mejor de todo fueron las vistas desde el avión. 



12 sitios imprescindibles que ver en Ho Chi Minh


Con dos días tenemos suficiente para ver lo más representativo de esta ciudad. Aunque lo mejor es pasear por sus calles y mezclarse entre la gente, aquí tenéis algunos de los sitios imprescindibles de la capital vietnamita. La mayoría de ellos están situados en el Distrito 1, por eso lo ideal es buscar alojamiento en el céntrico Dong Khoi o en el barrio mochilero de Pham Ngu Lao.


1. Mercado de Ben Thanh
2. Estatua Ecuestre de Tran Nguyen Han
3. Bitexco Finantial Tower
4. Teatro de la Ópera
5. Edificio del Comité del Pueblo
6. Oficina Central de Correos
7. Catedral de Notre Dame
8. Lago de la Tortuga  
9. Museo de los Restos de Guerra 
10. Palacio de la Reunificación
11. Pagoda del Emperador de Jade
12. Templo Hindú de Mariamman  


1. Mercado de Ben Thanh 

Aquí nos deja el autobús 152, que es el que va y viene al aeropuerto. Construido por los franceses en 1914, el mercado tiene más de 13.000 m2, tiene cuatro entradas y está saturado de tiendas. En la parte central hay puestos de comida, especias y café a granel; hay de todo: maletas, ropa, recuerdos, zapatos… Lo normal es que haya que regatear mucho para encontrar un precio justo, aunque en las zonas más cercanas a las puertas hay numerosos puestos con precio fijo. Son algo más caros (insignificante a veces), pero no te tienes que calentar tanto la cabeza.

Horario: todos los días hasta las 18:00. A esa hora sacan los puestos a las calles anexas al mercado y continúan su actividad hasta la media noche.



 2. Estatua Ecuestre de Tran Nguyen Han 

Un famoso general del siglo XV, aliado de Le Loi. Un gran poeta, político y estratega que participó en la liberación de Vietnam de la Dinastía Ming China.


 3. Bitexco Finantial Tower 

(2 Hai Trieu): Antaño fue el edificio más alto de Vietnam, hoy superado por la Torre Keangnam de Hanoi. Tiene 60 pisos y 262 metros de altura. Fue diseñado por Carlos Zapata intentando imitar a una flor de loto, pero el resultado es un estrafalario edificio que se ilumina por la noche. Tiene 16 ascensores, un helipuerto, un centro comercial y un restaurante. La visita al observatorio cuesta 200.000 dong, y se sube hasta la planta 49 (la extraña pandereta que cuelga), donde está el Saigón Skydeck. Por ese precio es mejor no pagar la entrada e ir directamente al restaurante, en su bar nos costará lo mismo una cerveza y así, por lo menos, nos vamos bebíos. www.saigonskydeck.com. El observatorio abre hasta las 21’30.


 4. Tetaro de la Ópera

(Nha Hat Thanh Pho). Se encuentra en el cruce de Don Khoi y Le Loi, las dos calles más céntricas y chic de la ciudad. Edificio colonial, inspirado en el Petit Palais de París, hoy es uno de los lugares más representativos de la ciudad. Lo malo es que cuando lo visité  estaba todo lleno de obras por la construcción del metro y no se veía casi nada.



 5. Edificio del Comité del Pueblo 

(Ủy ban Nhân dân Thành phố Hồ Chí Minh – 299, Nguyen Hue):  Alberga el Ayuntamiento de Ho Chi Minh y no se puede visitar. Delante se encuentra la estatua del Tío Ho, siempre llena de ramos de flores. Ahí empieza la calle peatonal de Nguyen Hue, llena de gente paseando, fuentes de colores y animada vida nocturna.





6. Oficina Central de Correos 

(2 Cong Xa Paris): Diseñada por Eiffel y construida a finales del siglo XIX, es un lugar repleto de turistas. El genial Manuel Leguineche y otros célebres reporteros de guerra mandaban sus crónicas desde este memorable edificio. En él hay varias tiendas de souvenirs y aún está en funcionamiento. No nos podemos ir de Saigón sin mandar una postal desde aquí.



7. Catedral de Nôtre Dame 

(Nhà thờ Đức Bà, D Han Thuyen): Justo en frente de la Oficina Central de Correos encontramos esta preciosa catedral dedicada a la Virgen María y construida a finales del XIX con granito vietnamita y azulejos de Marsella. Por dentro no tiene mucho interés.




8. Lago de la Tortuga 

(Ho Con Rua): Consiste en una gran rotonda con forma de flor. Es una estructura original, muy cerca de la catedral. Lo que más me llamó la atención es la cantidad de sitios que había donde celebrar los velatorios, a golpes de licor.




9. Museo de los Restos de Guerra

(Bao Tan Chung Tich Chien Tranh – 28 Vo Van Tan): Ubicado en el antiguo edificio del Servicio de Información de EEUU, hoy es un sitio escalofriante que muestra los horrores de la Guerra de Vietnam sin tapujos. Fotografías y fetos que muestran las atrocidades del napalm llenan sus salas. Un horror.


10. Palacio de la Reunificación 

(Dinh Thong Nhat – 4117 Nam Ky Khoi Nghia): Siempre que no haya celebraciones oficiales, se pueden visitar la sala de recepciones, la antigua vivienda presidencial y el sótano con su búnker y sala de juegos. Es un edificio bastante sobrio lleno de salas enormes y casi vacías. Después de leer los comentarios de muchos viajeros y ver bastantes videos, decidí no visitarlo por dentro ya que parece ser que no tiene mucho interés. Y menos si no tenemos mucho tiempo disponible para visitar la ciudad.
Horario: 7’30-11’00 y 13’00-16’00     Precio: 30.000 dong



11. Pagoda del Emperador de Jade

(Phuoc Hai Tu – Chua Ngoc Hoang): Esta pagoda fue construida en 1909 por la comunidad cantonesa en honor al Rey del Cielo, el dios supremo taoísta. En su exterior hay un estanque descuidado lleno de tortugas, una estatua del filósofo budista Ho Phap y una especie de chimenea donde los files queman sus ofrendas de papel. El sitio está siempre lleno de incienso y humo. Dentro encontramos un pasillo con tiendas de ofrendas, un altar de la Madre de los 5 budas y la sala de los diez infiernos. En ella se encuentra una estatua del Dios del Cielo, con su característico bigote, decidiendo quién va al cielo y quién al infierno, y custodiado por dos grandes demonios guardianes de 4 metros de altura.  En un lateral aparece también el salón de las mujeres, con seis estatuas que representan los meses del año y que está siempre lleno de feligresas que piden fertilidad.  Horario: 7’00 – 18’00    Precio: Gratis.




Personalmente no me gustó mucho este templo. Lo vi demasiado dejado y destartalado. No mereció mucho la pena la caminata debajo del fuerte sol, ni el olor a humo que después fuimos dejando por todo el camino. Además, no se podían sacar buenas fotos de la humareda que había allí.

 12. Templo Hindú de Mariamman 

(Chua Ba Mariamman . 45 Truog Dihn): Curioso templo hindú construido en el XIX. En su interior está la figura de Mariamman escoltada por sus guardianes. Delante hay dos lingas (figuras fálicas) y las ofrendas de sus fieles. El templo está también un poco destartalado, pero merece la pena ver rezar y cantar a sus visitantes hindúes. En sus aledaños encontramos un montón de calles comerciales.

Horario: 7’30 – 19’30    Precio: Gratis.