El transporte en San Petersburgo - Cómo moverse y cuánto nos cuesta



A) ¿Cuánto cuesta el metro de San Petersburgo?

El modo más sencillo de moverse por San Petersburgo es el metro. Está muy bien conectado y los trenes pasan cada tres minutos o menos en hora punta, por la noche tardan un poco más, pero no es desesperante (desde luego, nada que ver con lo último que estamos viendo en Madrid: los llamados Metrominutos).

Hay que estar muy atento a las puertas y a las líneas que indican por dónde tienes que entrar, salir y salirte. En muchas ocasiones las puertas de entrada a la estación no son las mismas que las de salida.


Nada más entrar a la estación veremos las máquinas para sacar los tickets. Se puede pagar con tarjeta de crédito o en efectivo. A veces la máquina os dará una tarjeta y otras veces os dará una moneda (token).

Una vez hayáis comprado el ticket tendréis que atravesar los arcos de seguridad. Os pueden parar perfectamente para llevaros a una habitación de inspección, sin venir a cuento. Allí os mirarán el equipaje y vuestros bolsillos. Si no ven nada raro, pasaréis al torno. Insertáis allí el token o pasáis la tarjeta y entraréis.

Dentro os daréis cuenta de que muchas veces no hay prácticamente nada en nuestras letras y de que está todo en ruso. Al final os acabaréis acostumbrando a estos caracteres y podréis “leer” más o menos lo que pone. Las estaciones y conexiones las ponen así, por suerte también están en nuestro alfabeto:


 Dentro de los vagones hay wifi gratis (aquí os hablo de ello). no veréis a nadie molestando, hablando alto, hablando por el móvil alto, ni poniendo música, ni vendedores, ni músicos… Es un sitio para estar totalmente tranquilo, a pesar de la gran cantidad de gente que lo usa diariamente.

Precios del metro de San Petersburgo:

- Token: un viaje, 45 rublos.
- Equipaje: 45 rublos más.
- Standard Electronic Ticket: Podorozhnik Smart Card: En las máquinas podéis comprar esta tarjeta monedero. Le podéis meter hasta 15000 rublos y usarla durante tres años. La tarjeta por sí sola cuesta 60 rublos. Con la tarjeta el viaje cuesta 36 rublos, en vez de 45. La tarjeta vale para varias personas pero, ¡cuidado!, tienen que pasar 10 minutos para que pueda volver a usarse. Mi acompañante la usó, me la dio a mí y yo me tuve que quedar fuera esperando durante 10 minutos para que volviera a funcionar y ya poder entrar. No lo entendí muy bien, pero así son las cosas en Rusia…   http://podorozhnik.spb.ru/en/


Esta tarjeta sirve para el metro (36 rublos por viaje) y otros transportes públicos en superficie (31 rublos por viaje). El dinero no gastado se pierde, por lo que calculad bien los viajes que vais a necesitar.

- TravelCard:
  • Tarjeta de 10 viajes para 7 días: 355 rublos
  • Tarjeta de 20 viajes para 15 días: 680 rublos.
  • Tarjeta de 40 viajes para 30 días: 1300 rublos.


B) Autobús, trolebús y tranvía en San Petersburgo

Los autobuses también son muy útiles, sobre todo si vamos a algún sitio más lejano, como Peterhof. Algunos sólo tienen el cartel en ruso y otros están en los dos alfabetos, por lo que hay que estar atento al número.


Dentro está el conductor y una acompañante, normalmente una señora mayor, que es a la que se le paga. Cada viaje cuesta 45 rublos. También existe una tarjeta combinada para diez viajes por 310 rublos que incluye autobús, tranvía y trolebús. http://www.metro.spb.ru/en/cnblt5.html

Los autobuses varían mucho. Hay algunos muy nuevos y otros que son realmente viejos y están muy descuidados. Vi a varios de ellos que bajaban a los viajeros y abrían el capó porque estaba echando humo.


C) Marshrutka

Son furgonetas o minibuses que tienen unas rutas fijas, que están indicadas en un cartel por fuera, y pueden hacer paradas en cualquier lugar que está en su ruta, para bajar o subir a los pasajeros.


Suelen estar en muy malas condiciones y, una vez se llenan los asientos, la gente va de pie en la furgoneta y muy apretada. El precio viene indicado fuera, y es bastante barato. Son mejores que los autobuses porque van más rápido.

Si os toca sentaros cerca del conductor, vosotros vais a ser los encargados de andar dándole el dinero a éste de parte de todos los viajeros que se vayan montando y, después, dándoles las vueltas. Si podéis, id atrás. También os puede tocar estar sentado delante con el conductor. Yo he compartido este asiento con otra persona más, porque dijo que estaba delgada. Así que fuimos delante el conductor y dos más.

D) Los taxis en San Petersburgo

Siempre aconsejo coger taxis oficiales para que no tengáis ningún problema, ya que en Rusia todo el mundo puede ser un taxista improvisado. Los taxis oficiales son amarillos normalmente, se encuentran en el stand del aeropuerto. Allí decís a dónde queréis ir, pagáis en efectivo siempre, y os acompañan hasta vuestro taxi.

Si estáis en la ciudad, lo mejor es que os llame alguien a un taxi. Los hoteles lo hacen sin problema. Pero antes preguntad cuál va a ser el precio, por si os interesa o no.


El servicio de Uber y otras aplicaciones parecidas como Gett o Yandex Taxi también funciona muy bien. Pero, para usarlas, necesitáis bajaros la aplicación y meter los datos de vuestra tarjeta de crédito.

Si ya habéis pagado en el stand o por la aplicación, es bueno darles alguna propina. Si le pagáis cuando os bajáis del taxi os puede para lo que a mí, que me he encontrado con que ellos ya se habían tomado la propina por su cuenta al darme la vuelta…



Compártelo

Entradas relacionadas