Día 8: Las Blue Montains – Una visita desde Sydney


A tan sólo dos horas de Sydney, la visita a las Blue Mountains es obligatoria. Hay que salir bien pronto de la ciudad para evitar los atascos y pronto aparecer en Katoomba, en el corazón del parque natural.

Un millón de hectáreas de acantilados de arenisca, vegetación, cascadas y bosques de eucalipto. Su nombre deriva del tono azul que la cordillera toma cuando se ve desde la distancia. Este tono es causado por la dispersión de Mie, que ocurre cuando la radiación ultravioleta se dispersa dentro de la atmósfera. Aunque mucha gente erróneamente sigue pensando que se crea por el reflejo de las hojas de los eucaliptos. En el año 2000 fueron nombradas Patrimonio de la Humanidad.

Primera parada: Katoomba

El pueblo en sí, no merece mucho la pena. Sin embargo, Katoomba se ha hecho famoso por Las Tres Hermanas. Estas formaciones de arenisca erosionadas se elevan más de 900 metros de altura. Hay varias leyendas al respecto. Una de ellas cuenta que tres hermanas estaban escapando de un oso gigante. Un anciano mago se ofreció a ayudarlas y las convirtió en piedra para que la fiera no las pudiera ver. Sin embargo, el mago murió en ese momento y no pudo revertir el hechizo, dejando a Meehni, Wimlah y Gunnedoo convertidas en piedra desde entonces.




En Katoomba se encuentra el mejor punto para disfrutar de ellas y hacer unas fotos encantadoras: el Echo Point. Un consejo: buscad aparcamiento en las calles que hay justo antes de llegar allí, porque es gratis. En el Echo Point, el parking se paga.

En la calle donde está la chocolatería es gratis aparcar

Desde el Centro de Visitantes sale un camino que lleva hacia el mirador y, también, varios senderos. Incluso se puede llegar desde allí a Scenic World. La ruta más famosa es la Escalera Gigante, que recorre más de 800 escalones que llevan a las bases de las Tres Hermanas.

Segunda parada: Scenic World

Un lugar curioso del que disfrutar de esta región y su paisaje. No podría tener mejor nombre, porque todo lo que hay allí está hecho para disfrutar del paisaje. La entrada combinada es la que sale más a cuentashttp://www.scenicworld.com.au/

El sueño de convertir una antigua mina de carbón en un parque turístico apareció en la mente de Harry Hammon en 1945. Y lo consiguió. Hoy cuenta con cuatro grandes atracciones, que pasan con una frecuencia increíble) y varios récords para disfrutar de las vistas:

1. Scenic Railway: tiene el récord de ser el funicular más abrupto del mundo y originariamente formaba parte de las vías férreas de las minas. El cable desciende con una inclinación de 52º atravesando un túnel. Los asientos tienen dos posiciones para que puedas tener la sensación de que estás más inclinado todavía. A mí fue lo que más me gustó y me monté varias veces. Está chulo tanto hacerlo para arriba (de espaldas), como de frente. Impresiona, pero no da miedo porque no va rápido. Aquí os dejo un vídeo.




2. Scenic Skyway: tiene el récord de ser el teleférico más alto de Australia. Se eleva a 270 metros sobre el Jamison Valley y tiene el centro con el suelo de cristal. Lo más impresionante es la vista que hay desde allí de las Katommba Falls.





3. Scenic Cableways: su récord es el de ser el teleférico más grande de Australia. En él caben 84 personas realizando un descenso hacia el valle.



4. Scenic Walkway: el parque cuenta con numerosos senderos que van desde los sencillos, que duran unos diez minutos, hasta los más largos de una hora. Si se hacen todos los que hay disponible, la distancia total es de 2’4 kilómetros. ¿Su récord? Ser el camino de tablas en un sitio elevado más largo de Australia. A lo largo del recorrido inmerso en plena naturaleza se pueden ver cascadas y viejas instalaciones mineras. Y, cómo no, de fondo, las Tres Hermanas.







En el parque hay dos restaurantes y varias tiendas de souvenirs. Los precios no son muy caros si los comparamos con Sydney. Además, aquí es uno de los pocos sitios de la región donde podemos comprar la famosa miel batida. Os la recomiendo.

- El parking es gratuito y cubierto.
- Está a tan sólo 3 kilómetros de Katoomba.
- Hay puntos Tesla para cargar los coches automáticos.
- Horario: todos los días de 9’00 a 17’00. El último pase para montarse es a las 16’50. Tenedlo en cuenta porque si no, os tocará volver andando al parking desde donde estéis.
- Precio: Adultos: 39$, Niños de 4 a 13: 21$
- Llevaos abrigo. Si venís desde Sydney, el tiempo aquí no tiene nada que ver. Llueve con mucha frecuencia y hace frío incluso en verano.

Después de pasar la mañana en las Blue Mountains, iniciamos nuestro viaje hacia Port Stephens. Si vosotros tenéis más tiempo, no dudéis en visitar las Cuevas Jenolan, otra maravilla australiana. 



   KATOOMBA SCENIC WORLD   
Corner Violet St & Cliff Dr
Katoomba - Australia
Tel: 0247800200

Compártelo

Entradas relacionadas