Día 9 – Subiendo a Tomaree Head en Port Stephens


En Port Stephens hay varios imprescindibles que podemos ver: subir a Tomaree Head para disfrutar de las vistas, visitar las dunas de Worimi, ver cómo alimentan a los pelícanos en The Esplanade, acercarnos a Nelson Bay para avistar delfines…

Nosotros nos levantamos muy temprano y salimos de nuestro camping para ver si había algunos pelícanos en varios de los puertos de la zona, pero no hubo suerte. Oportunidad que sí que tuvimos por la tarde en Harrington.


Con el coche llegamos a Tomaree Head, justo en la punta del Parque Nacional de Tomaree. Abajo, en frente de la playa (Zenith Beach) , hay sitio para aparcar gratis. Justo desde el aparcamiento sale el camino hasta la cima. La subida se adentra en el bosque hasta alcanzar el sendero que va paralelo a la costa y desde el que hay unas vistas excepcionales de Yacaaba Head, Cabbage Tree, Boondelbah, Broughton Islands, Zenith, Wreck y Box Beaches, Fingal Island y el faro de Point Stephens. Incluso se pueden ver delfines por allí, así que no os olvidéis los prismáticos.



Durante el recorrido nos encontramos con el desvío hacia un polvorín de la Segunda Guerra Mundial. Esta colina formó parte del Fuerte de Tomaree, que tuvo un papel muy importante en el sistema defensivo australiano durante esta guerra. En él trabajaban más de 500 militares.  


La subida es de 161 metros. La altura se realiza en poco tiempo, por lo que se aconseja parar de vez en cuando a descansar y disfrutar del paisaje para atemperarnos.  Hay partes de camino de tierra un poco escurridizo, escaleras, plataformas y camino pavimentado.







Si pasáis por la zona, os recomiendo hacer una paradilla. No os va a suponer mucho tiempo y podréis aprovechar para ver un paisaje de ensueño. Una vez abajo, la siguiente parada obligatoria son las Dunas más largas del Hemisferio Sur: Worimi Dunes. 

Compártelo

Entradas relacionadas