Toilets in China

En China hay lavabos públicos en muchos rincones. Si no aguantáis más es una opción, si os atrevéis a entrar, pues el olor llega a la entrada.

En los sitios turísticos suelen estar limpios, a pesar del olor. El personal de limpieza siempre está presente, el problema es cómo realizan la limpieza pues siempre están fregando con fregones grandes, pero el cubo de agua nunca llegué a verlo. Básicamente, según vi yo, restregaban los meados por el suelo… también vi cómo se usaba el mismo fregón hasta para limpiar los asientos de la entrada…  Aunque también me encontré con excepciones, como la de algunos aeropuertos y sitios como el museo de Shanghai.


Normalmente los aseos son letrinas, todo es acostumbrarse, y al final os daréis cuenta de que son mucho más ventajosos para vosotros, pues parecen más fáciles de limpiar y el contacto va a ser menor.

En ciertos lugares no tienen puertas, son sucesiones de letrinas con un tabique en medio, pero todo el mundo os puede ver. Lo más curioso es que me encontré este tipo de aseos con un espejo delante. Así que no había escapatoria, te iban a ver mear sí o sí, hasta desde la entrada (con cortinilla).

Hay barrios cuyas casas no tienen aseos y hay un baño comunitario lleno de gente siempre.
También hay letrinas que tienen puertecitas por donde se te ve la cabeza y los pies. El caso es ver algo… En la mayoría de hoteles que estuve el cuarto de baño tenía una ventana a la habitación con una cortina. Qué obsesión por ver a la gente meando.

Lo mejor es llevar siempre pañuelos a mano. El papel escasea hasta en los hoteles, cuyos rollos son ridículos y hay que ir a recepción a pedir más. 


Compártelo

Entradas relacionadas