Mostrando entradas con la etiqueta Sydney. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Sydney. Mostrar todas las entradas

Australia: Día 8: Las Blue Montains – Una visita desde Sydney


A tan sólo dos horas de Sydney, la visita a las Blue Mountains es obligatoria. Hay que salir bien pronto de la ciudad para evitar los atascos y pronto aparecer en Katoomba, en el corazón del parque natural.

Un millón de hectáreas de acantilados de arenisca, vegetación, cascadas y bosques de eucalipto. Su nombre deriva del tono azul que la cordillera toma cuando se ve desde la distancia. Este tono es causado por la dispersión de Mie, que ocurre cuando la radiación ultravioleta se dispersa dentro de la atmósfera. Aunque mucha gente erróneamente sigue pensando que se crea por el reflejo de las hojas de los eucaliptos. En el año 2000 fueron nombradas Patrimonio de la Humanidad.


Primera parada: Katoomba

El pueblo en sí, no merece mucho la pena. Sin embargo, Katoomba se ha hecho famoso por Las Tres Hermanas. Estas formaciones de arenisca erosionadas se elevan más de 900 metros de altura. Hay varias leyendas al respecto. Una de ellas cuenta que tres hermanas estaban escapando de un oso gigante. Un anciano mago se ofreció a ayudarlas y las convirtió en piedra para que la fiera no las pudiera ver. Sin embargo, el mago murió en ese momento y no pudo revertir el hechizo, dejando a Meehni, Wimlah y Gunnedoo convertidas en piedra desde entonces.




En Katoomba se encuentra el mejor punto para disfrutar de ellas y hacer unas fotos encantadoras: el Echo Point. Un consejo: buscad aparcamiento en las calles que hay justo antes de llegar allí, porque es gratis. En el Echo Point, el parking se paga.

En la calle donde está la chocolatería es gratis aparcar

Desde el Centro de Visitantes sale un camino que lleva hacia el mirador y, también, varios senderos. Incluso se puede llegar desde allí a Scenic World. La ruta más famosa es la Escalera Gigante, que recorre más de 800 escalones que llevan a las bases de las Tres Hermanas.

Segunda parada: Scenic World

Un lugar curioso del que disfrutar de esta región y su paisaje. No podría tener mejor nombre, porque todo lo que hay allí está hecho para disfrutar del paisaje. La entrada combinada es la que sale más a cuentashttp://www.scenicworld.com.au/

El sueño de convertir una antigua mina de carbón en un parque turístico apareció en la mente de Harry Hammon en 1945. Y lo consiguió. Hoy cuenta con cuatro grandes atracciones, que pasan con una frecuencia increíble) y varios récords para disfrutar de las vistas:

1. Scenic Railway: tiene el récord de ser el funicular más abrupto del mundo y originariamente formaba parte de las vías férreas de las minas. El cable desciende con una inclinación de 52º atravesando un túnel. Los asientos tienen dos posiciones para que puedas tener la sensación de que estás más inclinado todavía. A mí fue lo que más me gustó y me monté varias veces. Está chulo tanto hacerlo para arriba (de espaldas), como de frente. Impresiona, pero no da miedo porque no va rápido. Aquí os dejo un vídeo.




2. Scenic Skyway: tiene el récord de ser el teleférico más alto de Australia. Se eleva a 270 metros sobre el Jamison Valley y tiene el centro con el suelo de cristal. Lo más impresionante es la vista que hay desde allí de las Katommba Falls.





3. Scenic Cableways: su récord es el de ser el teleférico más grande de Australia. En él caben 84 personas realizando un descenso hacia el valle.



4. Scenic Walkway: el parque cuenta con numerosos senderos que van desde los sencillos, que duran unos diez minutos, hasta los más largos de una hora. Si se hacen todos los que hay disponible, la distancia total es de 2’4 kilómetros. ¿Su récord? Ser el camino de tablas en un sitio elevado más largo de Australia. A lo largo del recorrido inmerso en plena naturaleza se pueden ver cascadas y viejas instalaciones mineras. Y, cómo no, de fondo, las Tres Hermanas.







En el parque hay dos restaurantes y varias tiendas de souvenirs. Los precios no son muy caros si los comparamos con Sydney. Además, aquí es uno de los pocos sitios de la región donde podemos comprar la famosa miel batida. Os la recomiendo.

▪  El parking es gratuito y cubierto.
▪  Está a tan sólo 3 kilómetros de Katoomba.
▪  Hay puntos Tesla para cargar los coches automáticos.
▪  Horario: todos los días de 9’00 a 17’00. El último pase para montarse es a las 16’50. Tenedlo en cuenta porque si no, os tocará volver andando al parking desde donde estéis.
▪  Precio: Adultos: 39$, Niños de 4 a 13: 21$
▪  Llevaos abrigo. Si venís desde Sydney, el tiempo aquí no tiene nada que ver. Llueve con mucha frecuencia y hace frío incluso en verano.

Después de pasar la mañana en las Blue Mountains, inicié nuestro viaje hacia Port Stephens. Si vosotros tenéis más tiempo, no dudéis en visitar las Cuevas Jenolan, otra maravilla australiana. 



   KATOOMBA SCENIC WORLD   
Corner Violet St & Cliff Dr
Katoomba - Australia
Tel: 0247800200

Cómo llegar a las Blue Mountains desde Sydney


Desde Sydney hay dos horas de camino, tanto si lo hacemos en coche, como si vamos en tren. A mí me dijeron que había que pagar una entrada al parque natural de 7$, pero no fue así.

Si vais en coche, salid temprano para evitar los enormer atascos a la salida de Sydney. Llevaos ropa de abrigo, aunque en Sydney haga calor porque aquí el tiempo no tiene nada que ver. 

Para ver las Tres Hermanas desde el Echo Point, es mucho mejor aparcar en la calle que hay antes de llegar, que es gratis. En el mirador el precio por aparcar es excesivo. 


En tren y autobús:

Los trenes salen todos los días, uno cada hora, desde Sydney Central StationPara la vuelta, los trenes salen desde Katoomba cada hora hasta las 22’00.

El viaje de ida y vuelta en tren cuesta unos 17$. Si tienes una Opal Card, sólo 12$. No es necesario reservar los tickets con antelación.

Para aprovechar mejor el tiempo, recomiendan coger los siguientes trenes:
  • De lunes a viernes: 06:52, 07:23, 08:18, 09:18, 10:18, 11:18
  • Sábados, domingos y festivos: 07:22, 08:18, 09:18, 09:48, 10:18, 11:18

Otros horarios disponibles: 

Duración: 2 horas hasta llegar a Katoomba.

Una vez en Katoomba, basta con coger uno de los autobuses disponibles:

1. El BlueMountains Explorer Bus: Justo al final de las escaleras de la estación. Allí os darán los tickets y una guía. El precio es de 44$ por adulto y te puedes montar todas las veces que quieras.


2. Otra opción es el Blue Mountains Trolley Tours por 25$. Aquí está su folleto, con sus horarios y precios. Este cuesta 25$ y realiza 29 paradas entre Katoomba y Leura. Los tickets se pueden comprar en Katoomba.


3. El servicio público de autobuses Blue Mountains Bus, conecta las principales ciudades de la zona. Sus tickets por trayecto van desde los 2’40$ hasta los 4’70$. Sólo funcionan con la Opal Card. Aquí tenéis los horarios y las rutas disponibles: http://www.bmbc.com.au/public-timetables/



Espero que os sirva de ayuda ;) 

Australia: Día 7 – Subiendo al Sydney Bridge y al Pylon Lookout


La mejor manera de disfrutar del Puente de Sydney es subiéndose a él. Para obtener una buena foto del puente, la podemos hacer desde el puerto, desde un barco en la bahía o desde el Pylon Lookout. Si lo atravesamos andando, en coche o en tren, no veremos nada. Y lo del Lookout tampoco os lo aconsejo, muy caro para lo que es. Yo me decidí a contratar el Bridge Climb Sydney. Una experiencia genial.

Vista del puente desde la Ópera

Para hacerme con una buena fecha y un buen horario, reservé dos meses antes (y ya había fechas enteras cogidas). Al puente llegué media hora antes, andando desde la estación de tren. Una vez en él, hice el check in y estuve esperando mirando su tienda de recuerdos hasta que me llamaran.


Puntuales, nos llamaron a todos los que íbamos en la misma visita. Un grupo muy reducido. Nos llevaron a unos vestuarios y nos dieron el uniforme: gorra o gorro de lana (porque hacía frío), un mono de obrero, arneses, pañuelos, incluso gomas para recogernos el pelo. Y es que no se permite llevar nada suelto (pendientes, pulseras, pinzas del pelo…), tan sólo las gafas y sujetas con una cinta a la gorra. También nos hicieron una prueba de alcoholemia, por si acaso :o

Después de ponernos nuestro uniforme, nos dieron una clase práctica sobre cómo se usaban los arneses y tuvimos que hacer un pequeño recorrido subiendo y bajando unas escaleras de prueba. Luego, nos dieron unas radios por las que íbamos a poder comunicarnos con el guía.

Una vez terminada la clase práctica empezamos a subir al puente en fila india. El guía iba dando explicaciones puntuales y se fue parando en muchos puntos para hacernos fotos. Las cámaras de fotos no están permitidas. El guía va haciéndolas y, si quieres alguna, las pagas aparte. En el precio de la entrada tan sólo entra una de regalo en la que sale todo el grupo con el que habéis subido. En total se recorren 1.332 escalones. Pero se va a un ritmo lento, es muy accesible.

Hay dos recorridos distintos en función del vértigo que tengáis. El más sencillo se hace por el arco de en medio y el más largo se hace por el arco exterior. Os recomiendo éste porque no se siente nada de vértigo, ya que los arneses y las barandillas dan mucha seguridad. Lo mejor: cuando pasan los trenes por debajo y… ¡tiembla todo!

Cuando nos bajamos nos regalaron la gorra que llevábamos puesta y nos llevaron a la sala de fotos a que nos dieran nuestro recuerdo junto con un certificado por haberlo conseguido. Una tontería, pero que hace ilusión.


▪  Duración total de la actividad: 2’30 h – 3 horas.

▪  Precio del ascenso al puente por el arco exterior: 288$ por persona (aunque puede variar en función del día). http://www.bridgeclimb.com/

▪  El precio incluye: subida guiada al puente, entrada al Pylon Lookout, una gorra, una foto de grupo, un diploma.

▪  Fotos: no se pueden subir cámaras. El guía va haciendo las fotos y se compran al bajar. Os aconsejo que las compréis de antemano en su página web porque os van a salir mucho más baratas que una vez allí. En su web venden:

                         2 fotos por 35$.
                         10 fotos en un USB o impresas por 59’95$
                         1 foto con marco por 34’95$
                         1 póster por 89’95$.


Subiendo al Pylon Lookout (Sydney)

Después del puente fui a ver este mirador para poder hacer fotos desde allí. Os aviso: porque venía incluida en la entrada del puente. Si no, no merece la pena pagar 13$ por subir una torre de 200 escalones.

Vista del puente desde el Pylon Lookout

A lo largo de sus tres pisos hay algunas exposiciones:

▪  Piso 1: aquí está la taquilla y una exhibición de objetos relacionados con la construcción del puente, como la cámara de fotos que se usó para plasmar todo el proceso.
▪  Piso 2: en este piso hay una maqueta que representa el día en el que las dos piezas del arco se unieron y la tienda de souvenirs. También hay dos balcones desde los que empezar a hacer fotos.
▪  Piso 3: la tercera planta la ocupa el mirador.


El resto del día lo pasé visitando la ciudad, con frío y lloviznando. Y acabé (cómo no) por la noche en Chinatown. 


Algunas fotos de Sydney

Aquí os dejo algunas fotos de esta bonita ciudad australiana: 








































Si queréis ver más fotos de Australia, podéis encontrarlas en nuestro tablero de Pinterest.