Día 12 – Viendo canguros en libertad en Cape Hillsborough


Al amanecer y al anochecer el Cabo Hillsborough ofrece una oportunidad increíble para disfrutar de koalas, canguros, wallabies, e incluso ornitorrincos (si tenemos mucha suerte…) en libertad. Este parque es una península de origen volcánico, cubierta por selva húmeda. Se encuentra a unos 50 km de Mackay.

Esta selva húmeda se encuentra aquí con las aguas del principio de la Gran Barrera de Coral, convirtiéndolo en un lugar único para que habiten plantas y animales excepcionales. Más de 150 especies de pájaros y 25 de mariposas viven en estas tierras.



Después de descansar un poco en nuestro camping de Mackay, decidimos buscar a los wallabies de este cabo. Un lugar mítico en el que hacer fotos de canguros disfrutando del mar y de la playa.




La carretera es accesible. Sin embargo, una vez entrado en la carretera que lleva al cabo, es un poco peligrosa si no hay luz. Hay muchas curvas, es estrecha y el asfalto no está muy bien. Si vais a ir a ver los canguros al atardecer, tener en cuenta que la vuelta la vais a hacer de noche. Y no se recomienda conducir de noche en Australia, y menos en un parque natural. Hay que ir muy despacio y estar alerta porque vimos un montón de animales muertos en la cuneta.

El cabo está lleno de senderos y en Smalleys Beach podéis acampar libremente, aunque tenéis que poneros en contacto antes con el centro de visitantes de Mackay. Para los que disponga de poco tiempo, basta con seguir la carretera en dirección al camping Cape Hillsborough Nature TouristPark  y aparcar en la zona de las barbacoas. Incluso hay aseos gratuitos en el área recreativa. Nuestra primera idea fue quedarnos a dormir aquí en vez de en Mackay, pero estaba completo cuando intentamos reservar. Es un lugar paradisíaco donde te levantas y te acuestas viendo canguros en la playa.

Nosotros fuimos cuando estaba atardeciendo y a esa hora no vimos nada. Empezamos a seguir un sendero con cuidado, porque atentos a las señales…


Andando un poco por el sendero llegamos a la playa. Allí ya había alguna gente con cámaras de fotos esperando a ver si aparecía algún wallaby. El paisaje es hermosísimo.  Y, de repente, empezamos a ver bolitas de arena rodando de agujeros en la playa. No sabíamos lo que eran hasta que no aparecieron los cangrejos. Los cangrejos soldado (sand ballers) viven en Australia y en Malasia. Construyen su casa excavando un agujero profundo en la arena de la playa. Mientras excavan, con la arena que sobra van haciendo bolitas y, más tarde, las van lanzando de dos en dos, o incluso tres, a la superficie. Y se crean bonitos dibujos en la arena.



Después de dar un paseo por la playa, volvimos al parking y, en la zona de barbacoas, allí estaban.





Es un lugar mágico. Si tenéis pensado viajar a esta zona de Australia, no lo dejéis atrás. Aún no está muy masificado en invierno.

Cómo llegar a Cape Hillsborough

Desde Mackay, seguir hacia el norte por la Bruce Highway durante 20 km y girar a la derecha hacia Seaforth Road.

20 km después volver a girar a la derecha hacia Cape Hillsborough Road. Después de 10 km más, encontraréis la entrada al parque. Nosotros vimos a los canguros en la playa de al lado del resort.



Compártelo

Entradas relacionadas