Visitando el Museo Cerralbo: la aristocracia de finales del XIX

Muy cerca de la Plaza de España, vislumbramos un edificio maravilloso con un bello torreón. Allí se ubica el Museo Cerralbo, uno de los grandes desconocidos de Madrid. Hoy forma parte de la “Ruta 5 museos, otro Madrid”, que engloba al Museo Cerralbo, el de Lázaro Galdiano, el Museo Sorolla, el del Romanticismo y el Museo Nacional de Artes Decorativas; todos ellos ubicados en antiguos palacetes y edificios que merecen la pena visitar tanto como sus colecciones.

El origen de este museo se remonta al siglo XVIII, con Enrique de Aguilera y Gamboa, Marqués de Cerralbo y político carlista, y su gran colección privada de obras de arte y antigüedades. A su muerte, el marqués, muy amante de la arqueología, legó su colección al Museo Arqueológico Nacional, y su colección, al Estado. Años más tarde se acordaría crear una Fundación para promover un museo que llevara su nombre y que se localizara en su antigua casa.

EL EDIFICIO:

El palacio de Cerralbo es una obra del 1893, situado en Argüelles. Se construyó bajo la atenta supervisión del marqués y con unas órdenes muy claras: sería un edificio que serviría como vivienda privada y como sitio para exhibir su colección de objetos valiosos. Su fachada, de corte neoclasicista ecléctica, refleja la grandeza de lo que vamos a encontrar en el interior.

www.abc.es

El interior del palacio tiene elementos neobarrocos y rococós, y se ha mantenido casi íntegra la decoración de toda la primera planta. Tiene una gran similitud con otros museos de la época, como el de Lázaro Galdiano. Pasear por sus pasillos nos transporta directamente a finales del siglo XIX.

Tiene 37 estancias distribuidas entre el zaguán de entrada, la escalera de honor, el entresuelo y el piso principal, todas ellas organizadas alrededor de un patio central.  Hoy contiene más de 50.000 piezas de pintura, esculturas, cerámicas, tapices, muebles, cristal, medallas, monedas, armas…

LA VISITA:

La visita comienza por el Gran Portal que da acceso al edificio. Desde allí comenzamos a caminar por el entresuelo para ver las estancias de verano y luego las de invierno, pasando por el coqueto jardín de estilo romanticista. A continuación, subimos por la escalera de honor para recorrer las salas más suntuosas dedicadas a la vida social. 

1. Gran portal y escalera de honor: antiguo zaguán por donde entraban los carruajes, a él llegamos nada más entrar en el edificio.  La ostentosa escalera contiene una barandilla de hierro forja estilo Luis XV que antiguamente fue propiedad del Monasterio de las Salesas Reales de la reina Bárbara de Braganza (la sede actual del Tribunal Supremo). La parte de la derecha daba acceso a las estancias de la hija del marqués, mientras que la parte izquierda daba entrada a las de su hijo. Al final de la escalera se encuentra la planta principal.

www.mecd.gob.es

2. Piso de entresuelo:

La visita al Museo Cerralbo comienza en el entresuelo, lugar donde realizaban su vida diaria los marqueses.

- Galería del recibimiento del ala de verano: utilizada por el marqué para recibir a las visitas de confianza, aquí podemos ver varios cuadros y un reloj del siglo XVIII construido por Watts, que el servicio usaba como despertador.


ca.museocerralbo.mcu.es

- Jardín romántico de estilo inglés: aunque lo que vemos es una recreación de 1995, se ha seguido fielmente la estructura original teniendo en cuenta un boceto que el marqués dibujó en 1880.  En él hay un estanque central, un templete, varias esculturas y un capitel perteneciente a una casa romana que el marqués encontró en un yacimiento romano en Arcobriga (Zaragoza).

kedin.es 

- Salón rojo: aquí encontramos el despacho del marqués. Como objeto destacable se presenta un teléfono Ericsson de finales del siglo XIX.


dolls-stories.blogspot.com

- Salón amarillo: este comedor de diario está presidido por una mesa de caoba. Los papeles pintados amarillos son los únicos originales que se conservan en este palacio.


www.sightseeing-madrid.com

- Salita rosa: recreación del gabinete de la marquesa y donde se sentaba a conversar con su compañía de confianza.

masquelibrosferia.blogspot.com

- Dormitorio del marqués: bastante austero, contrasta con el resto de la casa. En él sólo hay una cama, una cómoda, una mesa de noche, un armario y objetos de aseo personal.


www.madridvillaycorte.es

- Pasillo: a lo largo de sus paredes podemos ver varios objetos dedicados al pasado político del marqués, relacionado con el partido carlista.


www.unaventanadesdemadrid.com

- Recibimiento de invierno: dirigiéndonos en dirección contraria, encontramos la zona de invierno. Destaca una bastonera del ceramista Daniel Zuloaga. Desde allí se accedía a la Capilla.


ca.museocerralbo.mcu.es

- Salón de confianza: es una estancia muy ostentosa en la que se recibía a las visitas cuando el protocolo no exigía ir de etiqueta. Contiene una gran lámpara de cristal de Murano, porcelana de Meissen, un cuadro de Madrazo, y lo más llamativo de la sala: una vitrina que guarda varios recuerdos de los viajes de los marqueses.


visitandomadrid.wordpress.com

- Salón comedor: salón con chimenea y diván donde descansar tras una gran comida. Destacan los bodegones que decoran las paredes. A continuación está el Salón de la Música, donde la marquesa realizaba sus prácticas de piano. 


en.museocerralbo.mcu.es

3. Piso principal:  destinado a recibir a las visitas siguiendo el más estricto protocolo.

- Armería: lugar donde se llevaba a cabo el besamanos. Contiene elementos medievales y góticos, que quieren recordar las hazañas de la familia del marqués.


www.pinterest.com

- Sala del baño: su existencia ya es rara para la época, muestra una vez más de la ostentación que quería transmitir el marqués. En ella destaca una bañera de mármol.


www.madridiario.es

- Sala árabe: utilizada principalmente para fumar durante las visitas, está llena de jaimas, instrumentos de música orientales, un juego de fumar chino y una espingarda usada en la guerra de Melilla.


www.madridvillaycorte.es

- Pasillo de dibujos: utilizado principalmente por los criados, el pasillo está colmado de cuadros de dibujos, desde José del Castillo, hasta el francés Mellín o el nórdico Ykens. La pieza más importante en un dibujo del mismísimo Goya: “Coche barato y tapado”.

es.pinterest.com

- Sala de las columnitas: ésta es otra de las salas que se usaban para conversar mientras se fumaba. En el centro de la estancia hay una mesa llena de figurillas griegas, egipcias, etruscas y romanas; todas dispuestas sobre unas pequeñas columnas de alabastro, madera, mármol o ágata.


www.flickr.com

- Salón vestuario: aquí tenemos el auténtico tocador del marqués, con un ropero francés del siglo XVIII y varios recuerdos de Venecia. En el centro se muestra una colección de sables y espadines.


eu.museocerralbo.mcu.es

- Salita Imperio: y aquí vemos el tocador de la marquesa, con muebles rococós y neoclásicos, principalmente. La sala está llena de espejos y adornos con motivos florales.


http://grandespersonajes.foroactivo.com/

- Comedor de gala: presidido por una gran mesa para 24 invitados, estaba comunicado con las cocinas y contaba con un montaplatos.


guias-viajar.com

- Salón de billar: lo más llamativo es su billar francés de 1855, destinado a los hombres. Las mujeres se sentarían en los asientos de alrededor para poder observar la partida. En una de las paredes hay un cuadro de Tintoretto.

investigart.wordpress

- Salón Chaflán: estancia dedicada a descansar entre baile y baile, tiene sus paredes y su techo completamente pintados con motivos dedicados al río Jalón y a las artes de la Música y la Pintura. Además, en ella predomina la porcelana.



- Despacho: el marqués sólo usaba esta sala para recibir a las personalidades ilustres, pero jamás trabajó en ella utilizándolo como despacho (para eso ya tenía el despacho en el entresuelo). Su única función era, una vez más, dar muestra de su riqueza. Por ello contiene muchas antigüedades y varios cuadros de autores importantes, como un Van Dyck.


guias-viajar.com

- Biblioteca: inspirada en la biblioteca de Walter Scott, está compuesta de más de 7000 ejemplares, incluidos algunos incunables y varios manuscritos científicos de la época. También se expone una gran colección de sellos, monedas y medallas.

pinterest.com

- Galería primera: decorada con cuadros de los Cerralbo, joyas, porcelana, relojes, y un vellocino de oro que Carlos de Borbón le regaló al marques otorgándole el título de la Orden del Toisón de Oro.


en.museocerralbo.mcu.es

- Galería segunda: con decoración italiana barroca, en ella podemos ver varias pinturas importantes, como una Inmaculada de Zurabarán.


www.mecd.gob.es

- Galería tercera: ella hay varios escritorios, arcones, bustos y grandes espejos. Contaba con unos balcones que daban a la Escalera de Honor cuya función era ver venir a los invitados que llegaban tarde.


www.sightseeing-madrid.com

- Aseo de invitados: integrada en la galería tercera, se trata de un pequeño aseo con un lavabo de mármol y un cubre bacín de madera.


www.embelezzia.com

- Salón de baile: suntuoso donde los haya, las paredes están compuestas de ágata de granada, mármoles de los Pirineos y grandes espejos venecianos. El techo está totalmente pintado con motivos propios del baile y las danzas, y en él está representado el propio marqués.

veranoenmadrid.tumblr.com

La visita acaba bajando las escaleras y despidiéndonos en el Gran Portal. Una visita a un singular edificio, concebido como palacio y museo, que no os podéis perder.

PRECIO DE LA ENTRADA AL MUSEO CERRALBO:
- General: 3€
- Reducida: 1’5€
- Gratis: estudiantes menores de 25, docentes, pensionistas, mayores de 65, sábados a partir de las 14’00, jueves, domingos, 18 de abril, 18 de mayo, 12 de octubre, 16 de noviembre y 6 de diciembre.

CÓMO LLEGAR AL MUSEO CERRALBO:
- Autobuses: líneas 1, 2, 3 (vuelta), 44, 46, 74, 75, 133, 147, 148, C1, C2.
- Metro: Ventura Rodríguez (L3), Plaza de España (L3 y L10), Noviciado (L2) y Príncipe Pío (L6 y L10)
- Cercanías RENFE: Príncipe Pío líneas C1, C7 y C10.
- Aparcamiento público: Plaza de España.

HORARIO:
- De martes a sábado: de 9’30 a 15’00
- Jueves: sólo por la tarde: de 17’00 a 20’00
- Domingos y festivos: de 10’00 a 15’00

   MUSEO CERRALBO   
c/ Ventura Rodríguez, 17  Madrid
Teléfono: 915 473 646 / 47
museo.cerralbo@mecd.es


Compártelo

Entradas relacionadas