Opinión: Restaurante Ojalá – Un chiringuito de playa en pleno Madrid


Aunque lleva ya varios años en Madrid, sigue llamando la atención un bar/restaurante que no es muy conocido por su nombre. La mayoría de la gente lo sigue llamando el restaurante de la playa. Y es que ese es su mayor encanto. 

El local:

El restaurante Ojalá está situado en el barrio de Malasaña  y cuenta con una terraza en la plaza que hay frente a su puerta, cruzando la calle. 

La primera planta es una zona con aspecto surfero, hay mesas bajas y otras altas con taburetes. 

Pero lo mejor está en su sótano, convertido un chiringuito de playa. Cuando bajas las escaleras la iluminación es distinta, mucho más íntima y de chill out. Y todo el suelo está cubierto de arena de playa, lo mejor es ir en chanclas o quitarse los zapatos si no queremos rallarlos. 


Para dar ese ambiente íntimo playero, las mesas de madera son muy pequeñas y muy bajas, y lo mismo pasa con los taburetes. Está bien como decoración, pero llega a ser muy incómodo si queremos cenar algo en esta postura, sobre todo si eres alto.

La comida:

La carta es de picoteo: nachos, sandwiches, tacos... aunque algunos platos son algo más elaborados. La idea no es hincharte a comer, sino disfrutar de un entorno agradable mientras picas algo. Aun así, si has pedido demasiado y ya no puedes más, el propio personal se acerca y se ofrece para envolverlo para llevar (en nuestro caso, en una de las ocasiones pedimos el doble de lo que nos comimos).


Lo más llamativo que tienen son las bebidas. Servidas con mucho estilo y con unas mezclas muy originales, como su sangría blanca (piña, uvas, cointreau y hierbabuena) o el zumo de manzana con limón y espinacas.  Últimamente se están especializando mucho en el concepto brunch

El local siempre está lleno, sobre todo en verano. A través de su página web podéis reservar para comer directamente en la playa (sólo por la noche), ir sin reserva es una lotería y lo más probable es que no haya nada libre. La parte de abajo se abre por turnos, mientras tanto hay que esperar en la planta de arriba hasta que salga el turno anterior y entre el vuestro. 

Teóricamente se puede reservar para comer en la zona de la playa al mediodía, pero el sistema online no lo permite. Ahora hay que ponerse en contacto con el restaurante para ver la disponibilidad (nosotros nunca lo hemos hecho). Antes ni siquiera estaba esta opción. La zona no se abría hasta la noche. 

También tiene menú de lunes a viernes al mediodía. Cada día tienen uno distinto y se puede ver en su web. Con bebida, suele salir por unos 13€ (en adelante, depende de la bebida que elijamos).

Las raciones son grandes. Los precios, algo caros. Pagas por la decoración, eso está claro. Un sitio muy cool, lleno de hipsters, pero también gente de todo tipo. Y eso hay que pagarlo. Si queréis impresionar a alguien y llevarlo a un sitio original, estáis en el lugar adecuado. 

Aquí podéis ver su carta, con precios incluidos:

Aunque los postres están muy buenos, también podéis reservar un poco de hueco para visitar Helados Lolo, un nuevo concepto de helado que te dejará sin palabras y del que ya os hablaré en otro post  ;)

PRECIO MEDIO:
- Desayunos: 5€
- Cena: 15€
- Cocktails: 7€

COMO LLEGAR:
Metro: Estaciones de Noviciado y Tribunal.
Coche: no se puede aparcar en las inmediaciones. 


   RESTAURANTE OJALA    
Calle de San Andrés, 1
Barrio Malasaña - Madrid
Teléfono: 915 232 747


Compártelo

Entradas relacionadas