Visita a Manzanares el Real y La Pedriza (II)

IGLESIA DE NUESTRA SEÑORA DE LAS NIEVES

Continuando la carretera principal que atraviesa la localidad nos encontramos con esta iglesia románico-gótica del siglo XIV, aunque restaurada en el siglo XVI dándole un aire renacentista está en el centro del pueblo. Su jardín es bastante bonito, aunque no pude pasar a verla ya que sólo está abierta en horario de culto:

  • De lunes a sábado: a las 19:00.
  • Domingos: a las 11, 12 y 19h.



PUENTE DE LA CAÑADA REAL SEGOVIANA Y CASTILLO VIEJO

Siguiendo la carretera, justo antes de salir del pueblo, vemos el Puente Viejo (Puente de la Cañada Real Segoviana), construido por Juan de Herrera. Utilizado por la Mesta para desplazar el ganado por España, era una gran fuente de ingresos para la villa: para pasar se debía pagar el llamado Pontazgo.



Antes de llegar a la rotonda nos desplazamos unos metros para visitar los restos del Castillo Viejo, en la margen derecha del Manzanares.  Sus primeras referencias son del 1344, cuando el Rey Alfonso cede el Real de Manzanares a su amante Leonor de Guzmán.




Al comenzar a construirse el Castillo de Mendoza, éste se abandonó sirviendo de cantera para hacer el nuevo.  Hoy en día, son unas ruinas poco atractivas, aunque las vistas de la Pedriza que hay desde allí son increíbles. 

LA PEDRIZA

Cogiendo el coche, nos dirigimos hacia la entrada a la pedriza, pero nos dicen que: CABEN 365 PERSONAS, el resto: al parking, a esperar que salga gente para que pueda entrar otra. Para hacer hora, visitamos el Centro de Educación Ambiental. Según el horario de la puerta, debería estar abierto, pero no lo estaba. Aun así, pudimos ver las instalaciones por fuera. Contiene cosas muy interesantes, como: La Pequeña Pedriza (una reproducción de algunas de las formaciones rocosas más llamativas del parque), un jardín de flores aromáticas, un observatorio de aves, una plantación de árboles, o un acuario. Hasta pudimos ver una ardilla.








Cuando por fin pudimos entrar, ya era bastante tarde. Nos dirigmos a Canto Cochino y en qué nos vimos de aparcar... eso parecía una feria. De tranquilidad en la naturaleza, nada, que estaba el bar a tope. 




La Pedriza fue declarada Sitio de Interés Nacional en 1930 y está formada por rocas ígneas, algunas de formas bastante llamativas. Desde 1985 es Parque Regional y Reserva Integral de la Biosfera desde 1992. Las aves más destacadas aquí son los buitres, las águilas reales y las cabras monteses. También hay jabalíes, zorros y corzos. Pero habrá que ir en un día más tranquilo, porque entre el jaleo que había allí y que pronto anochecería, no pudimos ver casi nada. Habrá que volver.







Compártelo

Entradas relacionadas