Visitando La Pedriza


Lo primero que hay que tener en cuenta antes de visitar La Pedriza, es que sólo CABEN 365 PERSONAS, el resto: al parking, a esperar que salga gente para que pueda entrar otra. Para hacer hora, podéis visitar el Centro de Educación Ambiental. Según el horario de la puerta, debería estar abierto, pero cuando yo fui, no lo estaba. Aun así, pude ver las instalaciones por fuera. Contiene cosas muy interesantes, como: La Pequeña Pedriza (una reproducción de algunas de las formaciones rocosas más llamativas del parque), un jardín de flores aromáticas, un observatorio de aves, una plantación de árboles, o un acuario. 







Cuando por fin pude entrar en La Pedriza, ya era bastante tarde. Fui a Canto Cochino y en qué me vi de aparcar... eso parecía una feria. De tranquilidad en la naturaleza, nada, que estaba el bar a tope. 



La Pedriza fue declarada Sitio de Interés Nacional en 1930 y está formada por rocas ígneas, algunas de formas bastante llamativas. Desde 1985 es Parque Regional y Reserva Integral de la Biosfera desde 1992. Las aves más destacadas aquí son los buitres, las águilas reales y las cabras monteses. También hay jabalíes, zorros y corzos. 






Compártelo

Entradas relacionadas