Mostrando entradas con la etiqueta Cairns. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Cairns. Mostrar todas las entradas

Australia: Día 19 – Snorkel en la Gran Barrera de Coral en el Evolution


En Cairns existen multitud de empresas que se dedican a organizar y reservar excursiones a la Gran Barrera de Coral. Prácticamente, una en cada esquina del centro. Escoger la adecuada puede ser una dura tarea. Yo la reservé a través de mi cutre hostal y elegí el Crucero Evolution, con la empresa Down Under – Cruise & Dive.

La Gran Barrera de Coral

El mayor arrecife de coral del mundo se extiende sobre unos 2600 km de longitud y puede ser visto desde el espacio. En 1981 fue declarado Patrimonio de la Humanidad.

125 especies de tiburones, más de 5000 de moluscos y más de 400 de coral habitan estas aguas. Sin embargo, el calentamiento global, la contaminación y la actitud irresponsable de muchos turistas están haciendo que su futuro se vea amenazado. De hecho, nosotros vimos mucho coral blanco por donde estábamos, coral muerto. Muchísimos turistas chinos, por más que nos lo dijeron en el barco y nos avisaron de su importancia, se dedicaban a nadar sobre los corales y les daban patadas con las aletas sin importarles nada. Una vergüenza.

Otro de los peligros que lo amenaza es el de las estrellas de mar corona de espinas. Éstas, cuando son adultas, consumen lo que miden. Es decir, si tiene un diámetro de 50cm, la estrella consume diariamente 50cm de coral.




Mi experiencia en el Evolution

A las 8’00 ya estaba haciendo cola (siempre hay mucha) en la Marina de Cairns para canjear la reserva online por los billetes del barco y a las 8’20 ya estaba subida.

El Evolution es un catamarán de tres plantas bastante nuevo (diciembre 2015). En la planta baja es donde están los asientos y las mesas. Id temprano porque no podéis elegir sitio, la tripulación os lo asigna conforme vayáis entrando. Un asco si te toca en las mesas del centro y no puedes ir mirando al mar. Las mesas son de seis personas. En la planta baja es donde se come y donde se realizan actuaciones.


En la parte de en medio hay una zona cubierta para disfrutar de las vistas y una terraza para tomar el sol. Y el piso superior está lleno de puffs para acostarse a echar la siesta. Un trozo es cubierto y en el otro da el sol.


Tardamos algo menos de dos horas en llegar a nuestro primer destino de la Barrera. Allí se paró el barco y nos dieron nuestro equipamiento para hacer snorkel. Si querías un traje antimedusas, su alquiler costaba 10$. No era tanto por el peligro de las medusas (el traje era de pantalón corto), sino más bien por el frío que hacía en el agua con la brisa. Yo lo agradecí. También había chalecos salvavidas y churros de piscina para quien no se sintiera muy seguro. Si no querías hacer nada, también podías sentarte en las escaleras remojándote los pies mientras disfrutabas de las vistas.



Después de un poco más de una hora, llamaron para comer, pero quien quisiera podía seguir en el agua. Lógicamente todos nos salimos para no quedarnos sin nada. El buffet tenía una gran variedad de ensaladas, salchichas, carne, arroz… el problema era llegar hasta los platos. Vi a muy poca gente repitiendo por lo engorroso que era hacer toda la cola atravesando las mesas y las sillas del barco, que daba la vuelta a toda la primera planta. Las bebidas no venían incluidas. Tan sólo agua, café y té. Tampoco había postre.

Después de comer, salimos hacia nuestro segundo destino. Allí pudimos estar en el agua durante más de una hora. Pero ya hacía frío.


En el viaje de vuelta nos dieron fruta, queso con galletas y una copa de vino, mientras escuchamos un concierto que daba un señor de la tripulación. Fue entretenido. La verdad es que me gustó la experiencia, aunque no pudimos hacer el viaje en el bote semi-sub por el gran viento que se levantó. Volvimos al puerto a las 17’00.

Además de estas actividades, que venían incluidas en el precio, había otras opcionales, como el paseo en helicóptero, tres oportunidades para hacer buceo, bucear con una bióloga para que te vaya explicando cosas, buceo con guía… Pero, todo esto se realiza durante el tiempo que estamos haciendo snorkel, por lo que hay que elegir bien las actividades que queremos hacer porque se solapan.





Precios (todos incluyen la comida y el snorkel):
  • Adultos: 169$
  • Submarinismo (introducción): No incluye el traje de neopreno.
    • Una inmersión: 70$
    • La segunda: 45$
    • La tercera: 20$
  • Submarinismo (para gente con certificado): Sí incluye el traje.
    • Una inmersión: 70$
    • La segunda: 20$
    • La tercera: 20$
  • Bote semi-sub: 10$
  • Tour con la bióloga: 25$
  • Traslados en la ciudad: 15$
  • Traslados a las playas y a la zona de Outer Cairns: 22$
  • Buceo con guía: 10$ por inmersión realizada
  • 10 minutos en helicóptero, compartiendo el viaje con otros viajeros: 145$ por persona
  • Traje de buceo/ traje antimedusas: 10$
  • Alquiler de cámara acuática: 45$

 287 Draper St, Cairns Queensland 4870 Australia
Reservas: 07 4052 8300     reservations@downunderdive.com.au
Tel: 1300 224 767      www.downundercruiseanddive.com.au



Australia: Día 18 - Viendo a los aborígenes australianos en Cairns


Tjapukai Aboriginal Cultural Park

No me podía ir de Australia sin conocer más de cerca a los aborígenes ya que, lo que había visto en los barrios deprimidos y no tan deprimidos de las grandes ciudades me había desencantado mucho. Uno de los sitios que me recomendaron para conocer el pasado tribal de estos pueblos de la Costa Este, que se diferencia mucho de los del desierto, fue este parque cultural.

La idea surgió en 1987, cuando un grupillo de amigos australianos (aborígenes y blancos) se juntaron para escribir una obra de teatro que hablara de sus leyendas. La representación la hicieron en un teatro de Kuranda y la expectación fue tal que desbordaron el teatro. Desde entonces el Tjapukai se ha convertido en una gran empresa valorada en más de 9$ millones y hoy es la compañía que más indígenas australianos tiene como empleados.


Se localiza en Smithfield, cerca de la base del Skyrail cableway de Kuranda, pero está a muy pocos kilómetros de Cairns. A través de sus instalaciones y de sus empleados sobre todo, podréis conocer más sobre una cultura que tiene más de 40.000 años de antigüedadHay distintas clases de tickets. Y se puede visitar de día o de noche. Yo elegí el Full Experience porque era el que más cosas tenía y no me decepcionó.

Nada más entrar, los miembros de la tribu nos recibieron al grupo en el Magic Space para enseñarnos a pintarnos la cara como ellos. Este salón contiene objetos de los Tjapukai con miles de años de antigüedad. A continuación, pasamos al Creation Theatre, donde los actores interactúan con hologramas para contarnos sus tradiciones y creencias. El inglés se va mezclando con su lengua.




En el History Theatre nos mostraron una película de 20 minutos que contaba la historia de su pueblo durante los últimos 120 años. Es un poco cruda porque se habla de cómo sufrieron los efectos de la colonización.

La gente que habita la zona de Cairns y el Daintree, son los aborígenes del rainforest. Son de los más bajitos de Australia, delgados y oscuros, sin llegar a ser negros. Tienen un lenguaje propio, ininteligible para el resto de las tribus.

En el Dance Theatre, nuestros guías tocaron el famoso didgeridoo, cantaron y bailaron danzas tradicionales. También hicieron un fuego en mitad del escenario, usando tan sólo unas ramas. 



Antes de comer, nos llevaron con una de las aborígenes para que nos enseñara a hacer unas pulseras y a pintar un boomerang. Para ello nos dio unas pinturas de muestra y nos fue explicando lo que significaban en su lengua. Me encantó poder hablar con ella y que nos contara cosas de su pueblo. Cuando le dije que veníamos de Melbourne, sintió mucha curiosidad. Incluso me preguntó que si era verdad que allí hacía tan mal tiempo como decía la tele   :o


Por la tarde nos enseñaron a tirar el boomerang y algunas lanzas. Quien quiso también pudo intentar tocar el didgeridoo. Un desastre. ¡Mira que es difícil!



Antes de irnos, un chico nos llevó por el parque para que conociéramos algo más de las propiedades de las plantas que viven en el Daintree y para qué las usan. Y hubo una degustación de mermeladas caseras.



La comida en el buffet estuvo deliciosa. El chef no paraba de sacar platos. Acabé mala de tanto comer porque quería probarlo todo. Aquí probé la carne de canguro. No lo supe hasta que no vi el cartel que pusieron después en la fuente del buffet... 😕

Fue una experiencia muy buena que se la recomiendo a todos. Es como un parque temático, pero con la excusa perfecta de poder aprender de primera mano a otros pueblos.

Si queréis ver más fotos de Australia, podéis encontrarlas en mi tablero de Pinterest.

Cómo llegar a Tjapukai Aboriginal Park en autobús:

Hay un autobús público que hace la ruta 123 Translinkque para en la entrada. Se coge en la parada de Cairns City Place, en la plataforma 2. Los horarios los podéis preguntar a través de la página web del parque.

Precios:
  • Entrada general: 62$
  • Full Day Experience (buffet incluido): 134$
  • Night Fire (cena incluida): 123$

Para más información sobre otro tipo de entradas y paquetes combinados, horarios y precios, visitad su web:


   TJAPUKAI ABORIGINAL CULTURAL PARK   
Cairns Western Arterial Road
Caravonica – Queensland 4878



Australia: Día 17 – Viendo a los cocodrilos del Daintree Forest


Con señales por todos lados desde Rockhampton, más o menos, ya era hora de ver algún cocodrilo en directo. En esta zona de Queensland, donde más posibilidades hay de verlos es en el Parque Nacional de Daintree, unos humedales que son Patrimonio de la Humanidad.



La carretera que lleva a Daintree pueblo es preciosa. Se adentra en la selva a veces y otras, va paralela al mar con vistas increíbles. Estas formaciones rocosas se encuentran entre Pebbly and Ellis Beach, a un lado de la carretera que una Cairns con Port Douglas, y se ha convertido en toda una atracción para los excursionistas.  Por este lugar hay muchos senderos y actividades de aventura, palmerales, playas y… cocodrilos.


Opinión de Crocodile Express

De entre varias opciones que hay para ver cocodrilos en Daintree, me decidí por ésta porque me llamó más la atención su recorrido y su historia. Esta empresa fue la primera en realizar este tipo de actividades allá por 1979 y su promotor es bastante famoso en Australia por ser un gran activista que ha luchado por la supervivencia de este Parque Nacional.

El barco se puede coger en dos sitios distintos: en la parte alta del Daintree y en Daintree Gateaway. Además, para montarse no es necesario atravesar el ferry, con el suplemento de dinero que conlleva. Ambos recorridos están incluidos en la entrada. Puedes hacer uno o los dos por el mismo precio. El primero de ellos tiene fama de ser bueno para el avistamiento de aves y parte del mismo pueblo de Daintree. El segundo muestra el área con mayor variedad de manglares del Hemisferio Sur.

Yo sólo hice el primero y me quedé encantada. El coche lo podéis dejar allí mismo gratis. Al lado de la taquilla hay algunos restaurantes caros, en frente hay un camping curioso y también unos aseos gratuitos. Al comprar la entrada por internet para así poder reservar una hora concreta, tenéis que ir a la taquilla para que os den los pases para el barco.




El barco está bajando la cuesta. Es pequeño. La chica que nos llevó era el único personal que había y tenía una mañana increíble. Manejaba el barco genial, a la vez que hacía bromas, contaba chistes y daba explicaciones interesantísimas sobre los cocodrilos, la selva y el deterioro de los manglares debido a que los cultivos se estaban cargando el hábitat natural de estas especies y habían incrementado las consecuencias de desastres naturales, como las inundaciones. Era joven, pero tenía mucha experiencia como educadora ambiental, habiendo trabajado en muchos colegios concienciando a los niños de Daintree Forest sobre qué hacer si se encontraban con cocodrilos, entre otras cosas.



Aseos en Daintree Village

Mi experiencia fue magnífica. El crucero duró más de una hora y se me hizo muy corto. Saqué unas fotos geniales para llevármelas de recuerdo.

Si queréis ver más fotos de Australia, podéis encontrarlas en mi tablero de Pinterest.

Crucero 1

Parte de Daintree Village, atraviesa la sección de agua dulce del río, visita a los cocodrilos en su hábitat mientras se disfrutan de las vistas de la selva tropical, los cultivos de los granjeros, y una gran variedad de pájaros y mariposas.


Crucero 2

Parte de Daintree Gateway. Se hace el chekin en la Big Croc Booking Office, a 200 metros del ferry (sin cruzarlo). Se visita la sección de agua salada del río, se ven los cocodrilos y otros reptiles, los manglares, pájaros, mariposas… Mientras esperas que venga el barco, te dan gratis té y café.

- Precio: 28$
- Horarios: los barcos salen todos los días a las 8.30am, 9.45am, 11.00am, 12.30pm, 2.00pm, 3.30pm.
   CROCODILE EXPRESS DAINTREE RIVER CRUISES   
Tel: 40986120       info@crocodileexpress.com

Australia: Día 16 – Opinión del JJ Backpackers de Cairns


Por fin, más de 5000 km a cuestas después, y tras parar en algún que otro mercado de la carretera, llegué a Cairns. Y, quitando los hoteles súper caros, no encontré nada disponible salvo en hostales. El que mejor pinta tenía era éste y lo reservé por Expedia. No quiero que os engañéis. Tanto las fotos, como la descripción que aparece en Expedia, no tienen nada que ver con la realidad. Ya lo reporté a Expedia. Lo único bueno que tiene es el personal, que es súper amable.



El hostal está muy cerca del Paseo Marítimo y, a través de él, se puede llegar rápidamente al centro de Cairns. En la puerta hay una parada de autobús y me cobraron poco por llevarme al aeropuerto.

Instalaciones

Aquí ya es cuando empieza lo bueno. Yo reservé una habitación que decía que tenía baño privado independiente. Lo que nunca me esperé es que fuera un baño compartido con todo el hostal y los que estuvieran aparcados allí (ya llegaremos a ese punto). Lo de privado se refiere a que no es de uso público, sino que es del hostal. Esa fue la respuesta que me dieron en recepción. Genial.

La habitación consistía en una cama, un perchero y una papelera. En la descripción pone más cosas (incluso ducha). No, esas tres cosas y punto. Estuve cuatro noches allí y no tuvieron la decencia de entrar ni para limpiar la papelera. ¡Y tan servicio de limpieza limitado!. Nada. Di gracias de que por lo menos tuviera sábanas.  Por la mañana, siempre me encontré toda la moqueta del suelo lleno de hormigas, un reguero que incluso llegaba a ocupar una gran mancha en la pared. Increíble. Y no tenía nada de comida en ella. Además, el aire acondicionado de la habitación era de pago.



El cuarto de baño, que ellos llaman privado porque queda mejor, pero que llamamos compartido (lo siento, pero es que no me entra en la cabeza que hagan esta distinción. ¿Un hostal con baño público? Se estaban quedando conmigo…), consistía en un aseo de la época de la casa del pueblo de mi abuela sin remodelar. No te podías ni mirar bien en el espejo de lo picado que estaba. En serio, ¿tanto cuesta comprar un espejo? Y el papel higiénico escaseando. Tanto, que tuve que comprar el mío en el centro comercial.



La cocina compartida (aquí sí hacen distinción. No es cocina privada independiente), huele a fritos que tira patrás. Es cierto que la limpian, lo vi. Y el arte con el que lo hacían era tal que… así estaba.




El desayuno gratuito consiste en una bolsa de pan de molde que abren y la ponen en la encimera, sin plato ni ná. Hay un bote con cereales, mantequilla, té, café y azúcar.  Cuando se acabe, se ha acabado. Había gente tan ansiosa, que acababa con la bolsa una persona sola. Terminé también comprando mi desayuno.

La lavandería está al lado de los cubos de basura. Aunque había un cartel muy grande que ponía que no se dejen las cosas tendidas por la noche, como aquí la gente hacía lo que le daba la gana, estaba siempre como aparece en la foto. Intenté lavar una noche, pero todas las lavadoras estaban llenas de ropa, a pesar de haber acabado ya el programa. Esperé dos horas delante de las lavadoras usando el wifi y, al final, me acosté sin lavar porque nadie vino a llevarse su ropa. A la noche siguiente, por fin pude usar una lavadora. Me fui a duchar y, cuando fui a por mi ropa, estaba toda tirada y a medio lavar. Habían interrumpido el programa, la habían sacado y otros habían metido su ropa. Una gracia.




Aparcamiento

¿Habéis visto que en la descripción del hostal también aparece “Parking sin asistencia gratis” y “Aparcamiento gratuito en las inmediaciones”? También aparece en mi factura:


¿Qué se supone que tengo que entender con eso? Pues… nunca se me hubieran ocurrido sus explicaciones. Nada más llegar le pregunté a una recepcionista que dónde aparcaba y nos dijo que en la calle. Ante mi sorpresa le enseñé la factura. Habíamos cogido ese hostal, entre otras cosas, porque siempre buscaba un alojamiento con parking. Me dijo que no, que no tenían zona de aparcamiento. Le contesté que había campervans aparcadas en el patio… Ahí ya me quedé rota con la explicación.

Resulta que, además de alquilar las habitaciones, también alquilan el patio!!!! Es decir, que delante de la puerta de mi pasillo cada noche era un ir y venir de campervan que, a modo de camping, aparcaban en el patio y… utilizaban también nuestro “baño privado independiente”. Era como un campamento gypsy, os lo juro. Qué imagen. Sólo pensaba en irme. Yo no sé ni cómo pude aguantar allí cuatro noches… Si no hubiera tenido que devolver la campervan al día siguiente, me hubiera ido a un holiday park de las inmediaciones.

Al hacer la reserva también contraté con ellos, a través de su web, la excursión a la Barrera de Coral. Ellos son meros intermediarios. Te llevan al puerto, pero luego no te traen. Tenedlo en cuenta si contratáis alguna excursión con ellos. Eso sí lo dejan claro.

Toda una experiencia, sin duda.



El transporte en Cairns – Cómo moverse y cuánto nos cuesta



El servicio de transporte público en Cairns lo lleva la compañía de autobuses Sunbus. Las tarifas varían en función de las zonas que atravesemos:



Tienen una App que nos indica el horario de los autobuses, las rutas y las tarifas: Sunbus Tracker Cairns

Aunque Sunbus pertenezca a la red de Translink, todavía no se puede usar la GoCard en Cairns. Sí se puede en Brisbane y en áreas del Sudeste de Queensland y en toda la Gold Coast. 


Taxis:

Las tarifas varían en función de la hora y del día de la semana que sea. Entre semana, de 7’00 a 19’00, la bajada de bandera es de 2’90$, cada km cuesta 2’26$, el tiempo de espera lo cobran 0’82$ el minuto. http://www.cairnstaxis.com.au/fares.php  

Espero que os sirva de ayuda ;)


Cómo llegar del aeropuerto de Cairns al centro


El aeropuerto está a 6 km de Cairns. Muchos alojamientos ofrecen servicios de recogida gratis o por un módico precio. Otras opciones son:

Autobuses:

Sun Palm Transport: esta compañía tiene un mostrador en el aeropuerto, pero muchos de sus servicios hay que reservarlos con 24 horas de antelación. Del aeropuerto al centro de Cairns, el ticket cuesta 15$ y tarda 45 minutos. También lleva a otros destinos: sunpalmtransport.com.au/daily-schedules

Para llegar al centro también ofrecen el servicio Airport Connect. Por 4$ os dejan en Tobruk Pool. El servicio pasa cada 15 minutos. En dirección inversa, para ir al aeropuerto, el autobús se coge en la parada C9, en Sheridan Street.

Cairns Backpacker Shuttle Bus: cuesta 6$ y te lleva del aeropuerto a cualquiera que sea tu alojamiento en Cairns. También lleva a otros lugares, como Port Douglas o Northern Beaches, pero las tasas se incrementan. Para horarios y reservas: https://cairnsbackpackershuttle.com.au/shuttle-times/


Cairns Airport Shuttle: esta compañía ofrece servicios para todos los vuelos que llegan al aeropuerto. El precio es de 15$ por persona y va descendiendo en función del número de pasajeros que vayáis (2 cuestan 20$). También tienen servicio de transporte para llevarte al puerto y que puedas coger tu crucero por la Barrera de Coral. Para horarios y reservas: http://www.cairnsairportshuttle.com.au/


Taxis:


Las tarifas varían en función de la hora y del día de la semana que sea. Entre semana, de 7’00 a 19’00, la bajada de bandera es de 2’90$, cada km cuesta 2’26$, el tiempo de espera lo cobran 0’82$ el minuto, y hay un peaje de 4$ si se sale de la T1 o la T2. Para más información: http://www.cairnstaxis.com.au/fares.php  

Espero que os sirva de ayuda ;)