Qué ver y dónde comer en Hornos de Segura



Enmarcado en un paisaje inmejorable, serrano y de olivos, Hornos de Segura se encuentra dentro del Parque Nacional más grande de España, el de Cazorla, Segura y las Villas. Y, aunque llegó durante un tiempo a pertenecer a la provincia de Murcia, hoy constituye uno de los pueblos con más encanto de Jaén. Con sus 700 habitantes, de los que muchos de ellos son gitanos serranos, aquí no hay jaleo, no hay contaminación, y todo rezuma calma.


Hornos está situado sobre un gran peñasco por lo que, desde sus miradores, las vistas del valle cubierto por las aguas del Tranco son inigualables. Los pinares suponen alrededor del 80% de su territorio.

Habitado desde la Edad del Cobre y abandonado un poco después de la Edad del Bronce, vuelve a aparecer en la historia como Fornus, durante la Edad Media. En 1239 fue conquistada por la Orden de Santiago, quitándosela a los árabes y construyendo el castillo que hoy corona al pueblo.

Durante el siglo XV, Rodrigo Manrique, comendador de Segura, habitó estas tierras y se autoproclamó Gran Maestre, luchando e intrigando contra don Álvaro de Luna y los reyes castellanos Juan II y Enrique IV. Para nosotros, siempre pasará a la historia por Las coplas a la muerte de su padre, de su hijo: Jorge Manrique.

Qué ver en Hornos de Segura

El coche lo tenéis que dejar a la entrada para disfrutar de las estrechas calles a pie. Pronto llegaréis al castillo, que hoy alberga un planetario y que realiza visitas tanto diurnas, como nocturnas para contemplar el cielo estrellado de la sierra, sin contaminación lumínica.




Bajando un poco, veréis la Puerta de la Villa, probablemente de origen almohade, y los restos de la muralla.



Si continuáis caminando en dirección contraria, llegaréis a la Iglesia de la Asunción, obra del siglo XVI dirigida por Juan de Mújica. Anexa se encuentra su torre, a la que se accede desde el exterior a través de una escalera de caracol.


A un lado de la plaza del Ayuntamiento está el Mirador del Aguilón, que ofrece unas increíbles vistas del Tranco. En su fondo, se alza cubierta por las aguas, la torre de Bujarcaiz, que servía de punto vigía a Hornos y estaba en mitad de una pequeña aldea.




En medio del pantano, el Castillo de Bujaraiza se ve sobre una pequeña islilla, en estado ruinoso. Cuentan los antiguos que se llegó a usar como cárcel durante la Guerra de Independencia. Se puede contemplar perfectamente desde el mirador Félix Rodríguez de la Fuente, en el km 60,5. El acceso al castillo se puede hacer cuando el nivel del pantano está bajo y se puede caminar hasta él.

Plano de Hornos de Segura


Dónde comer en Hornos de Segura

Mi favorito es el Restaurante Raisa, que también es pensión. Tiene muy buena fama, la atención es inmejorable y las raciones enooormes. Lo normal es que nunca puedas acabártelo todo y siempre vienen a ofrecerme tuppers para que te lo lleves. Además, tiene un horno de leña en el que hacen unas pizzas de masa casera deliciosas, amén de otros guisos de la zona. En los días clave os recomiendo reservar, porque siempre está lleno.


Fijo: 953 495 023 / 953 495 106
Móvil: 689 973 634 / 607 290 603



Compártelo

Entradas relacionadas