Senderismo: La Ruta de las Caras - Cuenca


Esta original ruta está en el pueblo de Buendía (Cuenca), a orillas de su pantano y en el paraje de La Península.

Eulogio Reguillo y Jorge Juan Maldonado empezaron a tallar estas esculturas enormes en 1992. Este territorio era una zona deforestada por la tala desordenada que quedó modificado por la construcción de una presa en el río Guadiela. Para controlar la erosión de los márgenes de la presa, decidieron repoblar todo con pinos carrascos. Así, entre pinares jóvenes y rocas areniscas podemos hacer el recorrido sin problema y disfrutando de las 30 caras que componen la ruta. Las más destacadas son las siguientes:

GRUPO I:

Moneda de la vida: 1’4 m de alto

La cruz templaria


Arjuna, el heroico guerrero: 2’6 m  de alto
Espiral del Brujo: 2m de alto.
Chemari, el gigante dormido: 2’2 m de alto

GRUPO II:

La Monja, el rostro austero: 1’1 m de alto. Fue la primera talla que realizaron.
Chamán, la mirada de la sabiduría: 3’8 de alto. La escultura más difícil. Estuvieron trabajando en ella durante cuatro años.
Beethoven, el semblante de un genio: 1m de alto
El Duende Indio, el rostro más oscuro: 0’7m de alto.

GRUPO III:

De Muerte: 2’6 m de alto.
Dama del pantano: 1’1m de alto.

GRUPO IV:

Cruz del Temple
Virgen de Lis: 0’7 m de alto.      Virgen de las Caras: 1’4m de alto

CÓMO LLEGAR A LA RUTA DE LAS CARAS:

Todo el recorrido está muy bien señalizado. Cuando llegamos a Buendía, seguimos las indicaciones durante 5km. En uno de los desvíos comienza ya un camino que no está asfaltado y es un poco engorroso si ha llovido mucho, pues el coche se llena entero de barro. En todos los cruces que nos encontremos habrá una señal para que no nos perdamos.

Al llegar a la zona del aparcamiento hay un panel informativo sobre la ruta y una zona de recreo con mesas de picnic. A partir de ahí seguiremos la ruta a pie de poco más de 1 km por terreno muy accesible. Es un paseíto muy sencillo y bonito en el que se disfruta de las caras y de las vistas al pantano. El recorrido es circular y se tarda menos de una hora en hacerlo.

A la vuelta no dejéis de visitar el pequeño pueblecito de Buendía para ver su Plaza Mayor, donde está el Ayuntamiento y la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción (s. XV y XVI) y los restos de una muralla. 



Aquí tenéis más información sobre esta maravillosa ruta:  http://www.rutadelascaras.com



Compártelo

Entradas relacionadas