Mostrando entradas con la etiqueta Libros de viajes. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Libros de viajes. Mostrar todas las entradas

Para los viajeros más chiquitines – Nono Granero

Uno de los últimos libros que me he leído adaptado a nuestros viajeros más pequeños es La aventura itinerante de Hipo y Gavante. En estos meses le he pillado mucho cariño a este libro. A mis alumnos les suelen gustar mucho los libros de Nono y éste, en concreto,  va a ser una de mis referencias para el curso que viene.

Sobre el libro:

El cuento es la segunda parte de “La historia extravagante de Hipo y Gavante”, un proyecto que nació para ser contado en la radio y acabó convirtiéndose en libro. En esta ocasión, los protagonistas viajan por todo el mundo viendo aventuras. ¿La excusa? Buscar a su amiga que se ha ido a comprar pan y no ha vuelto.

Como afirma la propia contraportada, la historia tiene cuatro características principales:

- Es enigmática: forma parte de un libro juego en el que tendremos que ir adivinando en qué lugar del mundo están en ese momento los personajes, gracias a las pistas que nos dan.

- Es pareada: el cuento se estructura en forma de pareados. Todos sabemos la importancia que tienen las rimas para los más pequeños.  Es una manera magnífica de aprender. Además, la rima es una de las pistas que nos da para descubrir los lugares ocultos. Si la completamos correctamente, adivinaremos el destino misterioso.

- Es alfabética: la siguiente pista la constituye  el propio alfabeto. Todos los lugares están ordenados alfabéticamente. Así, también podremos reforzar el aprendizaje del abecedario.
Es geográfica: porque cada par de páginas van dedicadas a un lugar del mundo. Nono es tan ingenioso que hasta ha encontrado lugares que comiencen con la letra ñ, toda una hazaña.

La última pista la constituyen las propias ilustraciones. A mí es lo que más me ha gustado. Hay que destacar la labor ilustradora de este artista. Los molinos de Holanda, los moais de la Isla de Pascua, los guerreros de Xian… todos perfectamente dibujados, adaptados a nuestro público, con unos colores muy llamativos, y lleno de humor.

Así que… gracias a la gran inicial de cada doble página, la ilustración y la rima, pequeños y grandes podremos ir recorriendo el mundo junto con los protagonistas. Para los más despistados, siempre quedan las soluciones del final. Allí, además de comprobar si hemos acertado, podremos ampliar la información para así aprender  algún dato curioso del destino en cuestión.

¡Un libro para viajeros que merece la pena!



Sobre el autor: otro viajero incansable

Es cierto que hasta ahora nunca había hablado de ningún autor, ni libro, de literatura infantil. Pero es que a este, como he dicho antes, le he cogido mucho cariño.




Nono Granero fue mi profesor de las asignaturas artísticas durante mis años en la Escuela Universitaria de Magisterio de Úbeda. Recuerdo sus clases con ilusión. Ilusión que nos transmitía a todos los alumnos que íbamos a sus clases. Tenía una energía envidiable a todas horas y siempre estaba afanado en algo. Él contribuyó mucho a mi gusto por las actividades artísticas (también ayudaron las notas que saqué con él – Matrícula ;).

Pasados los años me reencontré con él en una estantería de un cole en el que trabajé: uno de sus cuentos estaba allí y, sí, estaba escrito por mi profe.


Muchos años después de aquel primer reencuentro en forma literaria, tuve la oportunidad en junio de verlo de nuevo, ahora ya en persona, durante la firma de libros en la Feria del libro de Madrid. Me hizo ilusión que se acordara de mí después de tantos y de que también fuera un enamorado de los viajes. Muchas de las ilustraciones de este libro se basan en sus propias vivencias. Y esa energía e ilusión que yo recordaba aún seguían ahí, incluso más grandes. Ahora ya se dedica de verdad a lo que más le gusta: el arte y viajar. Espero poder reencontrarme con él en el futuro para comentar nuestras historias viajeras. Gracias.


- Autor: Nono Granero (Licenciado en Bellas Artes y creador de la compañía “Los Títeres del Asombrajo”).
- Edad aconsejada: esto es muy relativo. Para leerlo solos, yo lo utilizaría para 7-8 años. Para leerlo con un adulto al lado (que siempre es muy bonito) desde mucho antes. Y yo, que ya voy para 31, pues también he disfrutado este libro.
- Páginas: 72.   Tapa dura
- Medidas: 22’50 x 20’50 cm
- ISBN: 978-84-942131-8-2
- Editorial: Canica Books

Un verano chino, de Javier Reverte - Encuentro con un viajero (no turista)



Mi breve encuentro con un viajero (no turista)

Este año tuve la oportunidad de conocer en la Feria del Libro a uno los escritores cuyas obras no pueden faltar en la estantería de un amante de los viajes: Javier Reverte.

Llevo leyendo sus libros desde bien pequeña y siempre que escucho su nombre, lo relaciono con África pero, en esta ocasión, lo que me empujó a la Feria era poder conocerle y comprarle su último libro, que va de otro continente: Un verano chino.


Viajero incansable, se ha dedicado toda la vida a viajar, ser corresponsal de prensa y escribir sobre sus vivencias. Con casi setenta años, decidió volver a China (país al que ya ha ido en varias ocasiones) para recorrer el río Yangtzé en compañía de su amigo Pere y de su intérprete Xiao.

La narración es magnífica, como siempre. Sus experiencias en los trenes, sus sueños con los paisajes idealizados que tenemos de China y sus decepciones cuando se encuentra con la realidad masificada y contaminada, sus anécdotas, ironías y los chistes de Xiao… todo ello mezclado con notas históricas que hacen que aprendamos mucho de la historia del país (sobre todo, de la época de Mao).


Si sus libros son cercanos, al conocerle me di cuenta de que él en persona también lo es. Y, aunque tan sólo cruzamos unas cuantas palabras, quedé maravillada con el encuentro. Ahora, con el libro acabado y releído, os lo recomiendo de corazón. Es cierto que no comparte mi pasión por este país, eso lo podemos ver desde las primeras páginas, pero nos servirá para comprender sus rarezas un poquito más.

Viajero de los de antes, que odia los resorts y escapa de los aparatos electrónicos, (sin wifi no hay paraíso, piensa más de uno que yo conozco), y que ama los trenes porque son el medio más bonito para mezclarse entre la gente, relacionarse y aprender. Porque, al fin y al cabo, viajar es la manera más bonita que tenemos de seguir siempre aprendiendo.   

Itinerario




Guías de viaje para Camboya, Laos y Vietnam


Este año he utilizado las guías de Lonely Planet de estos tres países porque, de todas las que vi, fueron las que más actualizadas me parecieron.

Guía de Camboya de Lonely Planet 

Puntos fuertes: 
  • Yo sólo visité Siem Reap por falta de tiempo, pero siempre viene bien una guía para tener información, no sólo de esa ciudad, sino de todo el país para tener una idea más amplia de lo que vamos a encontrar. En este sentido esta guía está bien porque la información de los anexos sobre sociedad, historia, cultura… son una buena lectura de avión.
Puntos débiles:
  • Los mapas están incompletos, poner rayas que indican las calles importantes y no ponerles ni nombre (cuando caben perfectamente) me parece mezquino y pasota.
  • Ausencia casi total de fotos.
  • Desactualizada totalmente en cuanto a horarios y precios. Y las diferencias no son desdeñables. Por ejemplo, el Pueblo Cultural Camboyano hace siglos que dejó de costar 9$, ahora cuesta 15$.
  • Es sorprendente que no haya mención alguna al Circo Camboyano Phare, auténtico éxito en Siem Reap, y que sí que está presente en la guía de Vietnam y los Templos de Angkor de la misma editorial.
  • Si sólo queréis visitar Angkor y Siem Reap, yo os aconsejaría que, de comprar una guía, os hagáis con la de Vietnam, que contiene un anexo dedicado a esto. Me pareció más útil y así no vais cargados de libros. 


    Precio: 24€

    Guía de Laos de Lonely Planet

    Puntos fuertes: 
    • Lo único interesante que tiene es el apartado dedicado a cultura, historia y sociedad. En este aspecto pasa exactamente lo mismo que con la guía de Camboya.

    Puntos débiles:
    • Quedé totalmente decepcionada con esta guía. Vamos, que si la hubiera conocido de antemano bien, ni de coña la compro. Yo no sé cuándo diablos hizo su viaje el autor de este libro, pero lo que vi no se corresponde para nada con lo que pone aquí. Esa vida natural y “salvaje”, llena de paz y armonía, virgen y casi sin desarrollar, no tiene nada que ver con un pueblo pegado al móvil y al Facebook. La ceremonia del Tak Bat, tan meditativa, es una auténtica feria en la que los monjes aceptan todo tipo de chucherías, sobre todo chocolatinas, y las bolitas de arroz que afirma que es lo mejor que podemos dar de ofrenda, las tiran por ahí sin el menor pudor.
    • Los precios no sólo se doblan, sino que se triplican con respecto a lo que dice la guía. Y muchos sitios que afirma que son gratuitos ahora son de pago y bien pagados. Ni siquiera acertó con el precio de los tuk tuk, aparentemente fijos.
    • Los mapas están incompletos, igual que la camboyana.
    • Es increíble que dedique un apartado entero contando las maravillas del Centro Nacional de Conservación de Elefantes (página 129) y no sean capaces de explicar en condiciones cómo narices se llega a éste. En dos ocasiones la guía habla de una agencia llamada Sakura que organiza el transporte pero ¿dónde está? Ahí tenías a todos los turistas buscando la maldita agencia con sus guías de Lonely Planet debajo del brazo y todos con la cara de decepción. Si tenemos la suerte de tener un móvil que funcione en este país y no nos importa gastar un huevo llamando al único número que viene en la guía, o hacemos que un laosiano caritativo llame por nosotros… nadie coge el teléfono. Experiencia vivida por todos los que visitamos el centro esos dos días.
    • La guía afirma que el té verde al estilo chino tradicionalmente se sirve gratis en los restaurantes. Al menos en los de Luang Prabang, no se sirve gratis absolutamente nada.
    • Se supone que las tasas de cambio suelen ser las mismas en los bancos y en las oficinas de cambio. Una leche. Me asusté tanto de lo que me querían sablar por cambiar que salí huyendo de ellas.
    • Ausencia casi total de fotos.
    Precio: 24€


    Guía de Vietnam de Lonely Planet 


    Puntos fuertes:
    • Está un poco mejor elaborada que las anteriores y es algo más completa
    • Buen anexo dedicado a la comida típica vietnamita con especialidades regionales (con fotos incluidas).
    • Su anexo dedicado a Siem Reap y Angkor es lo suficientemente completo como para no tener que comprar la guía de Camboya si sólo vais a visitar esos lugares.

    Puntos débiles:
    • Los mapas son pésimos.
    • Los precios han variado muchísimo y el nivel de vida también ha subido. Lo que antes era gratis, ahora ya tiene ticket de pago.
    • El horario de muchos monumentos no está actualizado. Ni siquiera los días de cierre son acertados. Tan difícil no es preguntar regularmente para actualizar la guía.
    • Casi no tiene fotos. 
    Precio: 24€

    Guías de conversación

    Aunque otras veces las he comprado, este año ya llevaba demasiado equipaje. Hice bien. En todos los lugares que he visitado no he tenido problema con el idioma. Si manejáis un inglés básico, es suficiente para entenderos. Más quisiéramos en España que hubiera tanta gente trabajando en turismo y hostelería que tuviera un manejo del inglés tan amplio como el que se tiene en estas ciudades de países en vías de desarrollo. NO SON NECESARIAS.  





    Guías de Nueva Zelanda para planificar vuestro viaje


    Este año he utilizado dos guías, más los folletos turísticos que encontré por todos lados en Nueva Zelanda.

    Guía Azul de Nueva Zelanda: El mundo a tu aire, de ediciones Gaesa. 23’50€

    Puntos débiles:
    Como siempre que ocurre con la Guía azul, su peor aspecto está en los mapas. A veces no sé ni para qué los ponen, no sirven de gran ayuda. Además, siguen perdiendo demasiado espacio con los listados de tiendas, hoteles y restaurantes. La guía es muy finita (410 páginas) y se echan en falta más datos de los recursos turísticos y no tanto listado de empresas.
    Hay poca información sobre cómo llegar a los sitios turísticos y éstos rara vez tienen puestos el precio de sus entradas. También tiene mucha información desactualizada, a pesar de haber comprado la última edición, da muchos datos que no son correctos.
    Me dejó una impresión muy pobre. A veces incluso me llegué a cuestionar si el autor alguna vez estuvo en los sitios que describe…

    Puntos fuertes:
    Las fotos que aparecen te dan una idea de lo que vas a ver.
    La información práctica y la introducción al país aportan datos interesantes y breves sobre el país.

    Nueva Zelanda Lonely Planet: 33€

    Puntos fuertes:
    Muchísima información relevante sobre los destinos turísticos, muy bien dispuesta a lo largo de las distintas regiones. Vienen datos hasta de regiones remotas y no tan turísticas. Incluso habla de lo que nos vamos a encontrar en itinerarios concretos si vamos por determinadas carreteras (por ejemplo: Yendo de Alexandra a Dunedin, Te Anau-Milford Hwy, la ruta paisajística del sur…).
    Datos prácticos sobre cómo llegar a los sitios de diversas maneras, cómo encontrar distintos puntos de información al viajero, itinerarios a pié importantes paso a paso…
    Los precios y horarios están actualizados.
    Al comenzar cada región hace un resumen en el que habla de los mejores alojamientos y restaurantes, lo imprescindible de la zona, lo esencial (comida, bebida, lectura recomendada sobre la zona, música, películas…). Es muy completa.
    Al final de la guía hay un apartado llamado “Comprender Nueva Zelanda” en el que se habla de varios aspectos del país durante más de 100 páginas: actualidad, historia, medio ambiente, cultura maorí, mentalidad, arte y música. Contiene un mapa desplegable de las dos islas que sirve para hacerse una idea general de los recorridos.

    Puntos débiles:
    Los mapas de las zonas son muy pobres y pequeños. Tan sólo salen algunas calles relevantes y las demás las dejan sin nombre.
    Apenas contiene fotos.
    Su información la hace tan útil que, complementada con los folletos que hay en la zona, no hace falta comprarse ninguna más.

    Jasons

    Los folletos de la guía Jasons están en todas partes: i-sites, DOC, hoteles, sitios turísticos, campings… Son realmente útiles. Hay de varias clases:


    - Guides and directories: existen guías  concretas de todas las zonas sobre alojamientos, actividades… lo normal es que en cada lugar encontremos las guías de esa zona y de alguna cercana. En su interior suele haber descuentos muy útiles para restaurantes, entradas, alquileres, lugares de interés…

    - Route Planner Maps: fueron los mapas que utilicé para mi viaje por carretera. Hay siete: Auckland & Northland, Central & Eastern North Island, Top & Central South Island, New Zealand Touring Map, The Coromandel, Lower North Island, Southern South Island. Verdaderamente útiles.

    Podéis encontrar información online de Jasons en la siguiente dirección:  http://www.jasons.co.nz/

    AA Traveller

    Es la revista de la Automobile Association. Una revista con mapas, rutas, cosas que ver y que hacer y lugares que visitar en coche. También incluye información sobre las emisoras de radio, las tarjetas de las gasolineras con descuento… Al final siempre tiene las normas de conducción de Nueva Zelanda resumidas.

    Arrival 

    Es una revista gratuita que sólo vi disponible en el aeropuerto. Ofrece unos reportajes interesantes sobre cada zona turística y cuenta con cupones de descuento. A mí me gustó mucho. 



    Guías de China: Opiniones sobres las guías de viaje que usé para ir a China

    Este año he usado tres guías para viajar a China:

    Guía Azul: El mundo a tu aire, de ediciones Gaesa. 23'65€

    Puntos débiles:
    Los mapas a veces mejor ni mirarlos. No suelen servir de ayuda, pues sólo traen algunas calles principales escritas con nuestros caracteres. Lo mejor es buscarse un plano en internet o comprarlo en la ciudad que vayáis donde aparezcan caracteres chinos también porque si no, la gente no te puede ayudar por la calle.
    Pierde mucho espacio haciendo listados de tiendas, hoteles y restaurantes. Demasiado extenso en este aspecto.
    La mayoría de los casos los resuelve con: TAXI. No da muchas explicaciones de cómo llegar a los sitios si descartamos la opción taxi.

    Puntos fuertes:
    Está bien documentada, sobre todo el apartado de Pekín. Viene con una amplia introducción al país y a su historia y cultura.
    Los precios que aparecen en ella suelen ser acertados.


    El País Aguilar    39'50€ 

       Puntos fuertes: Las fotos en color, las explicaciones de los monumentos, los planos de los monumentos (algo que la guía azul no tiene), los mapas en general son algo más completos.

       Puntos débiles: No pone el precio de ninguna entrada, por lo que no es útil a la hora de establecer nuestro presupuesto.




    Guía de Conversación - El País Aguilar 
    7'50€

    Imprescindible para viajar por China, pues poca gente habla inglés o lee nuestros caracteres. Me ha sido muy útil. Tiene una breve guía del idioma y expresiones útiles. Apartados:
    • Llegada y desplazamientos
    • Alojamiento
    • En el restaurante
    • Ocio y compras
    • Servicios
    • Emergencias
    • Minidiccionario
    Sus apartados están muy bien diferenciados, por lo que es muy fácil encontrar rápidamente la expresión que buscar. En ocasiones, ha sido la única manera de comunicarme con la gente. Y su tamaño hace que quepa en cualquier sitio.