Opinión del Art House Hotel – San Petersburgo


Debido a los problemas que tuvimos con la expedición del visado, cuando tuvimos que alargar nuestra estancia en San Petersburgo no pudimos hacerlo en el hotel en el que estábamos alojados porque estaba completo (Akyan Hotel) y tuvimos que buscar otro que también fuera céntrico. Al final, nos decantamos por el Art House Hotel.

Más que un hotel, es una mezcla entre hostel y bed&breakfast, mezclado con hotel familiar.

Localización

El hotel está en una calle que sale de la Avenida Nevsky por la esquina de Calzedonia. A unos cuantos metros de la entrada hay un pequeño supermercado 24 horas, bastante barato y que está en un sótano. A 2 minutos está la estación de metro de Mayakovskaya y a 10 minutos está la estación de tren Moskovskiy.

La entrada al alojamiento puede que os mosquee un poco. Es una puerta enorme, blindada. Hay que llamar al portero para que os abran. Una vez dentro os daréis cuenta de cómo son muchos alojamientos y pisos rusos. Como éste fue el primero que vimos así, nos asustamos muchísimo. ¿Dónde nos habíamos metido? Escalones sucios, paredes sin pintar, claves por todos lados… Algo común parece ser que es que tengas el piso hecho un desastre, menos tu parte. Llega a tal punto esta obsesión por el individualismo y la propiedad privada, que se puede ver un suelo del rellano en el que sólo hay embaldosado la entrada a una casa en concreto, o la pared que pega a una puerta pintada y las demás no. En fin, a las otras, que les den…


No os dejéis llevar por el exterior. El interior es increíble. No te esperas que todo esté tan limpio, tan nuevo, con una decoración tan bonita. En la recepción nos ofrecieron café y té y nos dieron información sobre la ciudad. Todos muy amables. También nos guardaron el equipaje gratis cuando hicimos el check out.


Las habitaciones

El hotel es temático. Tiene 5 habitaciones standard con decoraciones acorde a su nombre (1001 noches, Nefertiti, Sparta, Dali y Retro). Y 5 habitaciones superiores (Bourgeois, Camelot, Sakura, Mexicana y Origami).

La que nosotros elegimos a través de su web fue la Camelot. Costó 4160 R por noche, con el desayuno incluido y wifi gratis. Aparte hay que pagar en efectivo el Registro de Extranjeros para llevarlo siempre junto con vuestro visado.

La habitación era muy grande y la cama también. Tenía TV LCD, DVD, aire acondicionado, frigorífico y una zona que servía como salón, con unos cómodos sillones. Todo limpísimo, que contrastaba con lo que habíamos visto a la entrada.




El desayuno se sirve en la cocina. Hay varias opciones a elegir. El día anterior hay que apuntarse en recepción con la opción que has elegido y la hora a la que quieres que esté preparado entre las disponibles, porque hay varios turnos para que todo el mundo quepa en la cocina. Independientemente de lo que hayáis elegido, hay muchas cosas que te puedes servir tú mismo también. Embutido, queso, tostadas, yogures…



A mí me encantó el sitio, el personal y la decoración.


   ART HOUSE HOTEL – ST PETERSBURG   
Marata Ulitsa 10-6, San Petersburgo, Rusia
mail@arthousehotel.ru,
info@arthousehotel.ru


Compártelo

Entradas relacionadas