Visitando el Castillo de Arévalo, gran ejemplo mudéjar


Para acabar nuestro sábado mudéjar, desde Olmedo hacemos una parada, ya en la provincia de Ávila, para visitar Arévalo.

Lo más destacable de esta pequeña localidad es su castillo medieval, situado a las afueras, entre los ríos Arevalillo y Adaja. Otro ejemplo de construcción mudéjar castellano.

Su origen se remonta al siglo XIV, cuando Don Álvaro de Zúñiga, duque de Béjar, manda reconstruir una antigua torre fortaleza del siglo XII, en lo que hoy es la Torre del Homenaje. En el siglo XV pasó de manos de Álvaro de Luna a los Reyes Católicos y en el XVI fue convertido en cárcel. Uno de sus presos más famosos fue Guillermo de Orange, el príncipe de Nassau.

La leyenda cuenta que entre sus paredes también estuvo recluida la madre de Isabel la Católica, Doña Isabel de Portugal. De hecho, recientemente, el castillo se ha vuelto muy famoso por aparecer en varias ocasiones en la primera temporada de la serie Isabel.



En el siglo XIX, en un estado ruinoso, se aprovechó como cementerio. Hasta que, en 1952, el Ayuntamiento lo cede al Ministerio de Agricultura porque no puede hacerse cargo de él por problemas económicos. Durante esa época sirvió como silo de cereal para el Servicio Nacional del Trigo (SNT).

Cuando ya no fue necesario su uso como silo, el castillo cayó en una ruina mayor pues se utilizó como cantera de piedra para poblaciones vecinas.

Gracias a su declaración como Conjunto Histórico y Bien de Interés Cultural en 1970, hoy podemos disfrutar de su visita. Aunque, desgraciadamente, se nota mucho su restauración.


La visita:

Nuestra visita comienza dejando el coche en el aparcamiento que hay habilitado al lado del castillo. Allí podemos ver una excavación arqueológica en la que se encontraron enterrados los restos de un antiguo baluarte, que servía de defensa para la puerta principal, único acceso a la fortaleza.

Ya dentro, contemplamos el patio de armas, con diversos paneles explicativos sobre la restauración del castillo. Allí vemos un pequeño video con su historia.

A continuación, visitamos la Torre del Homenaje:

- En el primer piso podemos ver la reconstrucción de una estancia al más puro estilo renacentista.
- En el segundo, recorremos un museo del cereal haciendo referencia a la utilización del castillo como antiguo silo. Hoy alberga 250 variedades de trigo y 150 de otros cereales, así como ejemplos de la maquinaria que se utilizaba en su recogida.
- Finalmente, subimos al mirador de la torre. Desde allí hay unas bonitas vistas de la comarca de la Moraña.

Para acabar nuestro sábado mudéjar nos damos una vuelta por Arévalo (no hay que olvidar que en esta villa pasó sus primeros años Isabel la Católica) y sus alrededores, donde podemos disfrutar de otros monumentos, como la iglesia románico mudéjar de la Lugareja (a 3km). Los horarios y los precios de los distintos puntos de interés turístico los podéis consultar aquí:
http://www.ayuntamientoarevalo.es/esp/e01oficina_turismo_que.htm


HORARIOS DEL CASTILLO DE ARÉVALO:
- Sábados, domingos y festivos: de 10’00 a 18’00.

PRECIO DEL CASTILLO DE ARÉVALO:
- Individual: 3€.


   CASTILLO DE ARÉVALO   
Plaza de Arrabal 1
Municipio: Arévalo (La Moraña)
Teléfono: 920 301 380

Compártelo

Entradas relacionadas