Visitando el Museo de América de Madrid


HISTORIA DEL MUSEO DE AMÉRICA:

Aunque el edificio no se construyó hasta 1941, la idea inicial de crear este museo la tenemos que buscar muchos años atrás, en el siglo XVI, cuando Felipe II creó, por sugerencia del virrey del Perú, un Museo Indiano.

Sin embargo, lo primero que se sabe del origen de un museo como éste data de 1771. Unos años antes, un incendio en el Real Alcázar había acabado con la mayoría de las piezas americanas que había atesorado la monarquía española a lo largo de los años.  Carlos III decidió entonces fundar el Real Gabinete de Historia Natural, quien se encargó de recopilar las piezas que habían sobrevivido al incendio por encontrarse en otros lugares, como El Escorial o la Biblioteca Nacional. Y, poco a poco, se fueron incorporando nuevos tesoros al inventario. Fue el germen de lo que más tarde sería el Museo Nacional de Ciencias Naturales.

En 1868 todas estas colecciones quedaron entonces recogidas en el nuevo Museo Arqueológico Nacional. En 1941 se plasma la intención por Decreto de  separar todo este inventario americano del resto del piezas museísticas  y en 1944 se  las ubicó en un ala especial del mismo dedicada a América (aunque también se incorporaron piezas de Oceanía, Filipinas y algunas africanas.

Allí estuvieron expuestas hasta 1962, año en el que pasaron a su ubicación actual, inaugurándose el nuevo Museo de América tres años más tarde.

EL EDIFICIO:

El Museo de América se sitúa cerca de la Universidad Complutense y del Faro de Moncloa (recientemente inaugurado).

El arquitecto Luis de Moya se encargó de diseñar un gran edificio neocolonial de ladrillo cuyo interior se estructura en torno a un claustro central ajardinado, recordando así a las misiones y palacios coloniales.

Aunque el museo se inauguró, los planes originales del arquitecto no pudieron hacerse realidad hasta su remodelación en 1980, en la que intentaron copiar fielmente lo que Luis de Moya había diseñado mediante una monumental obra que duró catorce años.

Los fondos más antiguos son los procedentes del Real Gabinete de Historia Natural. Dos de las salas del Museo se destinaron precisamente a recrear el aspecto de sus estancias, basándose en planos y dibujos originales.





LA VISITA AL MUSEO DE AMÉRICA:

Aunque el museo cuenta con más de 25.000 piezas, tan sólo están expuestas 2.500, una pena porque, aparentemente, hay sitio disponible para muchas más, pues (para mi gusto, hay mucho espacio desaprovechado en el que tan sólo se muestran carteles, que quedarían más completos si se acompañaran de  algo más. El recorrido se realiza a lo largo de dieciséis salas repartidas en cinco secciones, con piezas que van desde el año 10.000 a. C. hasta la actualidad:

A) PLANTA BAJA: alberga las exposiciones temporales, la biblioteca, el salón de actos, la tienda de souvenirs y el guardarropa.




B) PRIMERA PLANTA: dedicada a la primera parte de la exposición permanente. Secciones:

1. El conocimiento de América: esta sección explica cómo se conoció el nuevo continente y a sus pobladores a través de las crónicas de la época, las expediciones y la cartografía.
- Sala I: Los instrumentos del conocimiento de América.
- Sala II: América entre el mito y la realidad.
- Sala III: Gabinete de Historia Natural: recrea la organización propia del siglo XVIII, con los objetos dispuestos según la función que tenían y siguiendo la nomenclatura de la época. Esta sala es muy curiosa y realmente nos transporta a otra época, pero los cristales de los armarios hacen que sea imposible realizar buenas fotos o ver bien las piezas.
- Sala IV: Cartografía.


2. La realidad de América: con maquetas y paneles principalmente, muestra sus paisajes, sus razas y sus culturas.
- Sala I: Realidad Física: cuenta con una enorme maqueta para reflejar las dimensiones del continente.
- Sala II: El hombre: a través de paneles explicativos y algunas piezas, se explican los distintos pueblos de América y su evolución.
- Sala III y siguientes: De Polo a Polo: con objetos representativos de pueblos que van desde los cazadores del Ártico, hasta los grupos indígenas de América del Sur.


3. La sociedad: una de las partes más interesantes de la exposición. Aquí se introduce el mundo de sus habitantes, desde las sociedades tribales hasta las más complejas y actuales. Incluso cuenta con varias maquetas de casas típicas, como una cabaña jíbara.
- Sala I: El Adorno.
- Sala II: Ciclo vital: objetos relacionados con el nacimiento, la infancia, la pubertad, la madurez, la vejez y la muerte.
- Sala III: Los rangos.
- Sala IV y siguientes: Sociedades igualitarias: las bandas, las tribus, los jíbaros y la maloca. Aquí se reproducen varias viviendas típicas de estas sociedades.








C) SEGUNDA PLANTA: dedicada a la segunda parte de la sección de Sociedad y las de Religión y Comunicación.

Sala I y siguientes: Sociedades complejas: el jefe, el cacique, la economía, los Estados, el urbanismo precolombino.

4. La religión: el área más mística del museo expone sus principales divinidades indígenas, mitos, alucinógenos y espacios sagrados. Entre los objetos expuestos destacan la Momia de Paracas y el Tesoro de los Quimbayas.




5. La comunicación: la última sección muestra pictografías primitivas y el inicio de la comunicación escrita en América. Su elemento más destacado es el Códice Tro-cortesiano o Códice de Madrid, de carácter adivinatorio. Uno de los cuatro códices prehispánicos mayas conservados en todo el mundo.

Interesante cómo se entendían las mezclas entre pueblos en aquella época.

En su página web se pueden descargar de manera gratuita las audioguías de todas las salas. 


EL TESORO DE LOS QUIMBAYAS:

Pero, sin duda, los objetos más aclamados de todo el museo son los que componen el Tesoro de los Quimbayas, un conjunto de 123 piezas de oro y tumbaga que formaron parte de dos tumbas precolombinas. La sala es imponente.

Su descubrimiento fue en 1890, en la Soledad y, en 1892, el Gobierno de Colombia se lo donó a la Regente María Cristina para agradecerle que España  intermediara en un conflicto fronterizo entre Colombia y Venezuela, aprovechando la celebración del IV Centenario del Descubrimiento de América, durante la Exposición Histórico Americana en Madrid.

LOS JÍBAROS EN EL MUSEO DE AMÉRICA:

Además de poder ver varias objetos dedicados a este exótico pueblo americano, también se puede ver la reproducción de una de sus cabañas y varias cabezas reducidas, incluida la de un mono que utilizaban como collar.






El personal, muy amable. Las piezas excepcionales.  ¡Disfrutad de la vista!


HORARIO:
. De martes a sábado: de 9’30 a 15’00
- Jueves: de 9’30 a 19’00
- Domingos y festivos: de 10’00 a 15’00
- Cerrado: los lunes.

PRECIO:
- General: 3€
- Reducida: 1’50€
- Los domingos la entrada es gratuita.
- Gratuita (mirar condiciones)

CÓMO LLEGAR AL MUSEO DE AMÉRICA:
- Metro: Moncloa (L3 y L6) e Islas Filipinas (L7)
- Autobuses: 1, 2, 16, 44, 46, 61, 82, 113, 132, 133 y circular
- Coche: Parking gratuito durante los fines de semana y festivos.




   MUSEO DE AMÉRICA   
Avenida de Reyes Católicos, 6
Madrid - Teléfono: 915 439 437

Si queréis ver más fotos como éstas, podéis encontrarlas en nuestro tablero de Pinterest.

Compártelo

Entradas relacionadas