Opinión del Hanok Sodamjeong en Gyeongju



Este alojamiento está ubicado en un barrio muy tranquilo dentro del centro histórico de Gyeongju, en el que la mayoría de las casas que lo rodean tienen arquitectura tradicional. A tan sólo 10 minutos andando, se encuentra la zona turística del observatorio de Cheomseongdae. A la estación de autobuses se puede llegar en 5 minutos en taxi, pero también es fácil hacerlo andando.

El hotel tiene la estructura tradicional de un hanok coreano. Las habitaciones se organizan en torno a un patio común. Éste está lleno de plantas y tiene mesas para sentarse a disfrutar del fresquito de la noche veraniega.



Mi habitación era pequeñita. Contaba con tele, una cama tradicional coreana (parecida al futón japonés, pero mucho más dura), cuarto de baño y aire acondicionado. Suficiente para pasar la noche.



El suelo era de madera y estaba equipada con Ondol, un sistema ancestral coreano de calefacción, parecido a la tarima flotante. Las paredes estaban decoradas con papel coreano hanji.

Me llamó la atención que en la pared había un papel con las normas de la casa que también avisaba del Hwangto. El Hwangto es un tipo de tierra coreana que dicen que purifica y que emite rayos infrarrojos. El cartel avisaba de que este componente podía caer del suelo y de las paredes, pero que no era dañino. No me hacía nada de gracia estar durmiendo en el suelo y levantarme porque me estaba cayendo el Hwangto ése…


Una de las habitaciones del hanok albergaba la cocina común. Estaba muy limpia, había muchos cacharros para usar y podías coger té, botes de noodles y pan mientras estuviera abierta. El problema es que una de sus puertas daba a una habitación de huéspedes. Pensé que a quien le tocara dormir en ella… pues sería una putada, con tanto movimiento de gente. Una de las veces vi salir de allí a un señor mayor, todo despeinado y con cara de estar hasta las narices, que se fue a la terraza a fumar mientras farfullaba.

El personal fue muy amable. Por la noche, cuando llegué cansada de pasar todo el día recorriendo Gyeongju, la dueña se empeñó en darme un barreño y empezar a bombear agua manualmente para que me refrescara los pies. Fue curioso, porque no nos entendíamos para nada, pero ella no dejaba de sonreír y su voz sonaba muy amable.


En general fue una buena experiencia y aprendí cómo se duerme en un hanok más tradicional que en el que previamente había estado. 

A través de Booking.es su precio para una noche fue de KRW 85.000, unos 67€.


   HANOK SODAMJEONG (한옥 소담정)   
17, Cheomseong-ro 49beongil, Gyeongju, 38167, Corea del Sur
첨성로49번길 17, 경주시
Teléfono: +82 10 3540 7171
https://hanok-sodamjeong-kr.book.direct/es-es

Compártelo

Entradas relacionadas