Mostrando entradas con la etiqueta Picton. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Picton. Mostrar todas las entradas

Nueva Zelanda: Día 8 – Buller Gorge - El puente colgante más largo de Nueva Zelanda


A 14 km de Murchinson se encuentra este puente, muy bien señalizado. Hay un parking a la entrada y una cabaña de recepción. Allí se compran las entradas por 5$. Y, nada más salir de la cabaña, nos espera el puente, con sus 110 metros de largo y suspendido a más de 17 metros de altura. Justo debajo tenéis el río Buller, bastante bravo, para que dé más miedo. Además, nosotros tuvimos la suerte de que había estado lloviendo por la zona un montón esos días, así que iba muy bravo.






Hasta para los más valientes os digo yo que impresiona mucho cuando estáis pasando por la mitad. Y cuando comienza a caminar otra persona a la vez que tú es mucho peor, notas cómo se va meciendo y sólo piensas en llegar ya. Aun así fue una experiencia muy divertida y la volvería a repetir. La gente suele empezar el recorrido atravesando el puente y volver por la tirolina, pero eso ya era demasiado para nosotros. Cruzar el puente lleva algo más de 5 minutos.


Una vez atravesado el puente hay varios caminos que podéis recorrer. Podéis pasar todo el día allí rodeados de naturaleza. El más corto dura unos 15 minutos. Se trata del Loop Walk. Por él se recorre la zona del epicentro del terremoto de Murchinson de 1929 y se puede ver los estragos que causó porque aún hay marcas de hasta dónde llegó el agua cuando el Buller se desbordó.

También se ven restos de la zona minera donde vivían los trabajadores en el siglo XIX.




De vuelta hay carteles que indican hasta dónde ha llegado el agua del Buller en las inundaciones de 1998 y 2010.

También hay otros recorridos más largos para llegar a las cataratas Aiki. En recepción se ofrecen otras actividades: varios tipos de tirolina (individual, en pareja y en familia), jet boat de 40 minutos hasta llegar a las cataratas y una sesión de búsqueda de oro en el río, donde te dan una criba y con un guía te aseguran que algo pillarás. Lo que saques te lo quedas.



Cómo llegar a Buller Gorge Swingbridge:

Está justo a la derecha en la SH6, a 14 km de Murchinson.
Está a 1’45 h de Nelson, a 2h de Blenheim y a 1’15h de Westport.

Nueva Zelanda: Día 8 – Conduciendo desde Picton a Westport


Picton 

El ferry más común llega desde Wellington a Picton en tres horas y media. Picton  es un pueblo de unos 400 habitantes que en verano se llena de bullicio. Para ser el principal punto de destino de viajeros que vienen de la isla norte en barco, asombra que sea tan pequeña y que tenga tan pocos servicios.

Yo llegué a las 6’30 de la mañana. Aún de noche, no había ni una cafetería abierta. Esperé un poquito a que amaneciera y me di una vuelta por el puerto. Es bastante bonito, con unas casitas pequeñas que forman las calles principales: London Quay, Dublin Street y High Street.



La población se encuentra alrededor de un barranco, al inicio del fiordo Queen Charlotte. Y las vistas desde la orilla son preciosas. Aparte de esto, el pueblo no ofrece mucho: unas cuantas caminatas y dos museos algo caros: Edwin Fox Maritime Museum (10$ para ver el interior de un antiguo barco) y Picton Museum (5$ por ver la historia de Picton y fotografías antiguas).



Al final, me harté  de esperar a que abriera algo y me fui a Blenheim, a 29 km, mucho más grande (más de 26.000 habitantes), pero con los edificios más desperdigados y sin tanto encanto.


Mi viaje para ese día era bastante largo: atravesar desde Picton todas las montañas de los Alpes Neozelandeses para llegar a Westport. Para ello, lo primero que tuve que pasar fue la región vinícola de Marlborough, donde se producen tres cuartas partes del vino de toda Nueva Zelanda en sus más de 140 bodegas. Más de 40 permiten la entrada turística, pero son bastante caras. No obstante, disfrutar de la carretera plagada de viñedos a ambos lados ya merece la pena.




Nelson Lakes 

Los viñedos se van acabando y paisaje cambia completamente conforme nos acercamos al Parque Nacional de los Nelson Lakes. Las hayas y las montañas con sus cumbres nevadas rodean los lagos Rotoiti y Rotoroa.






Desde Murchinson, para seguir bajando hacia la costa oeste, hay dos caminos cuando llegamos a Inangahua Junction: seguir por la SH6 hasta Westpor o coger la SH69 para ir Gerymouth atravesando Reefton. Yo decidí seguir la primera ruta porque quería atravesar el puente colgante más largo de todo el país.

- Nueva Zelanda: Día 8 –   Buller Gorge - El puente colgante más largo de Nueva Zelanda


Nueva Zelanda: Día 7 – Cruzando el Estrecho de Cook en ferry


Para cruzar el estrecho de Cook en ferry hay dos posibilidades:

Interislander

Hace dos trayectos diarios a Picton. Sus barcos (el Aratika y el Arahanga) son enormes y tienen un montón de comodidades.El inconveniente está en su precio. Es el más caro de las dos compañías.


En la estación de tren de Wellington hay un servicio gratuito de autobús hasta la terminal del ferry.



Bluebridge 

Mucho más barata, fue la que reservé. Sus barcos no son tan grandes, también están llenos de cosas: sala de cine, cafetería, restaurante…

La ventaja es que la terminal está en pleno centro de Wellington, justo al lado de la estación de tren.

Hay que estar en la terminal con una hora de antelación, aunque se embarca media hora antes. Allí os darán una tarjeta para vosotros y otra para el vehículo. La entrada en el ferry es muy fácil y hay mucho personal para ayudar. No obstante, hacen hincapié mil veces en que apagues las luces antes de entrar en el barco para no cegar a los trabajadores.



Una vez dentro, entregáis vuestra tarjeta en la recepción y os darán el pasaje y la llave, si habéis pedido camarote.

CONSEJOS:

Merece la pena contratar un camarote. Ahorraréis una noche de alojamiento y tendréis más tiempo para ver más cosas al día siguiente, porque se duerme muy a gusto en ellos. Mi camarote tenía una litera con ropa de cama, un escritorio, un WC y una ducha con gel y champú. Lo único malo es que habían tenido un problema con la calefacción esa noche y hacía bastante frío.



Los camarotes sólo están disponibles a ciertas horas: sólo cuando se trata de un trayecto nocturno. Si es de madrugada, os dejan entrar en el barco mucho antes para que podáis descansar en condiciones. Mi barco salía a la 2’30 de la mañana y pude embarcar a las 23’00 e irme a dormir. No pude cenar en el barco porque a esas horas el servicio de restaurante estaba muy limitado y sólo ofrecían snacks fríos.

Podéis reservar vuestro desayuno por 8$ para que esté listo a la hora que queráis. Consta de una bebida a elegir y un plato (huevos con bacon, tazón de cereales o muffin y fruta). Los menús los podéis ver en su página web  http://www.bluebridge.co.nz/

También tiene wifi gratis que funcionó perfectamente.



El barco llegó a las 6 de las mañana. Media hora antes de llegar, llaman a la puerta para despertarte. Si es verano, podéis pedir en recepción que os avisen por teléfono a la habitación cuando el barco esté atravesando los fiordos. Esas vistas del amanecer son impresionantes. Pero no tuve suerte, como yo fui en invierno, no ofrecían este servicio porque los atravesamos de noche y no se veía nada.

Es de las primeras cosas que tenéis que reservar en vuestro viaje. Los pasajes son muy limitados y es muy difícil encontrar plaza. Yo reservé dos meses antes y ya había barcos completos para esa fecha. Tuve suerte porque de madrugada quedaban aún muchas plazas.

Precio
  • 2 adultos: 51$
  • 1 campervan: 153$
  • 1 camarote doble: 40$
  • Total: 295$