Mostrando entradas con la etiqueta Mapas y planos España. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Mapas y planos España. Mostrar todas las entradas

Qué ver y dónde comer en Hornos de Segura



Enmarcado en un paisaje inmejorable, serrano y de olivos, Hornos de Segura se encuentra dentro del Parque Nacional más grande de España, el de Cazorla, Segura y las Villas. Y, aunque llegó durante un tiempo a pertenecer a la provincia de Murcia, hoy constituye uno de los pueblos con más encanto de Jaén. Con sus 700 habitantes, de los que muchos de ellos son gitanos serranos, aquí no hay jaleo, no hay contaminación, y todo rezuma calma.


Hornos está situado sobre un gran peñasco por lo que, desde sus miradores, las vistas del valle cubierto por las aguas del Tranco son inigualables. Los pinares suponen alrededor del 80% de su territorio.

Habitado desde la Edad del Cobre y abandonado un poco después de la Edad del Bronce, vuelve a aparecer en la historia como Fornus, durante la Edad Media. En 1239 fue conquistada por la Orden de Santiago, quitándosela a los árabes y construyendo el castillo que hoy corona al pueblo.

Durante el siglo XV, Rodrigo Manrique, comendador de Segura, habitó estas tierras y se autoproclamó Gran Maestre, luchando e intrigando contra don Álvaro de Luna y los reyes castellanos Juan II y Enrique IV. Para nosotros, siempre pasará a la historia por Las coplas a la muerte de su padre, de su hijo: Jorge Manrique.

Qué ver en Hornos de Segura

El coche lo tenéis que dejar a la entrada para disfrutar de las estrechas calles a pie. Pronto llegaréis al castillo, que hoy alberga un planetario y que realiza visitas tanto diurnas, como nocturnas para contemplar el cielo estrellado de la sierra, sin contaminación lumínica.




Bajando un poco, veréis la Puerta de la Villa, probablemente de origen almohade, y los restos de la muralla.



Si continuáis caminando en dirección contraria, llegaréis a la Iglesia de la Asunción, obra del siglo XVI dirigida por Juan de Mújica. Anexa se encuentra su torre, a la que se accede desde el exterior a través de una escalera de caracol.


A un lado de la plaza del Ayuntamiento está el Mirador del Aguilón, que ofrece unas increíbles vistas del Tranco. En su fondo, se alza cubierta por las aguas, la torre de Bujarcaiz, que servía de punto vigía a Hornos y estaba en mitad de una pequeña aldea.




En medio del pantano, el Castillo de Bujaraiza se ve sobre una pequeña islilla, en estado ruinoso. Cuentan los antiguos que se llegó a usar como cárcel durante la Guerra de Independencia. Se puede contemplar perfectamente desde el mirador Félix Rodríguez de la Fuente, en el km 60,5. El acceso al castillo se puede hacer cuando el nivel del pantano está bajo y se puede caminar hasta él.

Plano de Hornos de Segura


Dónde comer en Hornos de Segura

Mi favorito es el Restaurante Raisa, que también es pensión. Tiene muy buena fama, la atención es inmejorable y las raciones enooormes. Lo normal es que nunca puedas acabártelo todo y siempre vienen a ofrecerme tuppers para que te lo lleves. Además, tiene un horno de leña en el que hacen unas pizzas de masa casera deliciosas, amén de otros guisos de la zona. En los días clave os recomiendo reservar, porque siempre está lleno.
Pizza Locura - Con espaguetis (suena raro, pero está buenísima) 


Fijo: 953 495 023 / 953 495 106
Móvil: 689 973 634 / 607 290 603



Visitando Medinaceli, uno de los pueblos más bonitos de España


En mi camino hacia Navarra, decidí hacer una parada a desayunar en esta villa que fue elegida para formar parte de los pueblos más bonitos de España.

Subiendo por la carretera que serpentea por una colina, llegamos al arco romano que da entrada a la ciudad y que, en su día, formó parte de la muralla de Medinaceli. Es el único en España con tres arcos y se construyó en el siglo I, durante la época romana, en honor a Cesar Augusto. Aunque no se sabe a ciencia cierta cuál fue su función como arco del triunfo. Desde allí hay unas vistas magníficas.




Atravesando el arco, un poco más adelante, hay un gran aparcamiento y una enorme zona para caravanas.

Acercándonos al parque hay varios restaurantes a buen precio, aunque hay muchos por todo el conjunto arquitectónico. Era la primera vez que veía un cartel como éstos y me llamo la atención.


El pueblo se recorre en muy poco tiempo. Es como viajar al pasado. Sus calles estrechas, conservan todo su esplendor medieval. Incluso en una de ellas se pueden ver los restos de un mosaico romano.


Continuando nuestro camino llegamos a la gran Plaza Mayor (5000 m2), ubicada en el lugar de un antiguo foro romano. En ella se encuentra el Palacio Ducal, sede de la Casa de Medinaceli, que data del siglo XVI y tiene corte renacentista. Hoy alberga exposiciones culturales.



Al otro lado de la plaza está el Ayuntamiento y la oficina de turismo, construidos en un edificio del siglo XVI con soportales y la antigua alhóndiga.

La segunda plaza más famosa es la que alberga la Colegiata de Nuestra Señora de la Asunción. Allí está el Museo de Arte Sacro.


Paseando por las calles que salen a la derecha de esta plaza, nos encontramos con el Convento de Santa Isabel, único que está en funcionamiento en Medinaceli, y el Beaterio de San Román, cuyos orígenes pudieron estar en una sinagoga y que hoy ya no continúa abierto.


Todo el conjunto estaba rodeado por una muralla, de la que aún quedan varios restos y puertas: la del Arco árabe y la de Coz. A las afueras también puede visitarse un nevero árabe.


Desde el valle se puede ver el cementerio, que está construido sobre el castillo de Medinaceli. Una alcazaba árabe en la que posteriormente vivieron los Condes de Medinaceli hasta que se mudaron al Palacio Ducal.

Una visita rápida, pero que mereció la pena.



Aquí os dejo un plano turístico de Medinaceli:





Visitando el Santuario de Covadonga


Después de intentar subir a los Lagos de Covadonga y no poder porque estaba la carretera cortada (aquí tenéis información sobre los horarios), decidí  cambiar mi visita y ver el Santuario.

Aparcamiento en Covadonga

Yo lo dejé en un parking cerca del Jardín del Príncipe. Hay multitud de aparcamientos en la zona, hasta en la misma zona del Santuario, pero… también hay mucha gente, por lo que aparcar se hace bastante difícil (a pesar de que sus habitantes son menos de 60).

Mapa de Covadonga

asturias.axtur.com

La Santa Cueva

Dejando el parque atrás, me fui a lo más visitado del complejo, la famosa Santa Cueva. Allí había una gran cola para poder subir los escalones y, arriba, no cabía ni un alma.

A los pies de la cueva está la Fuente de los siete caños. Popularmente se la conoce como Fuente del matrimonio. porque una copla antigua asturiana dice: "La Virgen de Covadonga tiene una fuente muy clara la niña que de ella beba dentro del año se casa".



Las crónicas musulmanas sobre la Batalla de Covadonga cuentan cómo Don Pelayo y sus tropas se refugiaron en ella y sobrevivieron comiendo miel. Las crónicas cristianas hablan de que sobrevivieron gracias la imagen de la Virgen que llevaban con ellos.

Alfonso I, en el siglo VIII, mandó construir allí una capilla para conmemorar la victoria de Don Pelayo y se la cedió a los monjes benedictinos.

Se supone que en su panteón están enterrados Don Pelayo, su mujer, Gaudiosa; su yerno, Alfonso I el Católico; y su esposa, Ermesindra, hija de los anteriores.

Monasterio de San Pedro

Al lado de la cueva aparece este monasterio, todavía en uso y que cuenta con una casa de ejercicios espirituales.

Explanada

Saliendo de la gruta y caminando un poquito llegamos a la explanada. En ella se encuentra un museo (al que no entramos), la estatua de don Pelayo (delante de la que había que hacer una enorme cola para echar una foto), la Campanona (una gran campana construida en 1900 y que ganó el primer premio de la Expo de París) y un obelisco (réplica de la Cruz de la Victoria de 1857, levantada en el lugar donde Don Pelayo fue coronado rey).  

Allí también hay una tienda de recuerdos y un punto de información turística.


Basílica de Covadonga

Mi visita finalizó en la famosa Basílica, levantada a finales del siglo XIX en estilo neorrománico, sobre un antiguo templo que se quemó en 1777. No sé cómo cabíamos tanta gente allí dentro. Y eso que no era un día especialmente señalado…

  • El santuario está abierto todo el día y la entrada es gratuita.
  • El museo abre todos los días de 10:30 h. a 14:00 h. y de 16:00 h. a 19:30 h.
  • Si no queréis coger el coche, hay autobuses desde Cangas de Onís por 1’45€ el trayecto.






Dos días en el Bierzo: Rutas por Las Médulas


Después de mi primer día por El Bierzo, me levanté muy temprano para continuar mi visita. Primero a ver Las Médulas y luego a recorrer el Valle del Silencio.

Visitando Las Médulas

Patrimonio de la Humanidad desde 1997, hoy está considerado uno de los rincones naturales más impresionantes de España. Los romanos modificaron de tal manera el paisaje para la extracción de oro que hoy nos ha quedado un paisaje increíble con varias rutas que recorrer. Durante 200 años (s. I – III) constituyó la mina de oro a cielo abierto de mayores dimensiones de todo el imperio romano.

A sus pies se encuentra el pequeñísimo pueblo de Las Médulas, donde hay algunas casas rurales, hoteles y unos cuantos restaurantes (algo más caros que en otros lugares de El Bierzo). También aquí se pueden visitar el Aula Arqueológica (de pago) y el Centro de Información, desde donde parten las rutas guiadas.


Dónde aparcar: para las rutas principales podemos dejar el coche en el área de Lago de Carucedo o en los parkings que hay yendo hacia el pueblo de Las Médulas. Actualmente son gratuitos, pero serán de pago a partir del próximo verano.

Existen 5 rutas por Las Médulas:

1. Senda de Las Valiñas: ésta es la senda más famosa y la más sencilla de hacer. Es un itinerario circular que parte de un camino que sale cerca del Aula Arqueológica, en frente del Hotel Complejo Rural Ágoga.

   Longitud: 3’5 km.   Tiempo estimado: menos de una hora.    Desnivel: 80 metros.   

A lo largo de esta ruta estaremos rodeados de castaños y, para finalizar, llegaremos las cuevas de la Encantada y la Cuevona



Podemos volver al lugar de inicio o continuar andando hasta el Mirador de Orellán. Este camino es algo más difícil, por lo que no es apto para coches de bebé, ni bicicletas. Para llegar al mirador hay que seguir el camino asfaltado que sale a la derecha del inicio de la ruta. Se tardan unos 15 minutos y tiene una longitud de algo menos de 1 km. 


2. Senda Perimetral: esta senda se puede hacer a pie, en bicicleta y, algunos de sus tramos, en coche. Al ser una ruta circular, se puede iniciar desde bastantes puntos, siendo el más recomendado el de empezar por el Mirador de Orellán. También se puede empezar por Orellán, Carucedeo, el pueblo de Las Médulas y Yeres. Es interesante combinarla con la Senda de las Valiñas, para así visitar las Médulas desde fuera y desde dentro.

Longitud: 14’3 km.   Duración estimada: 4 horas a pie.          Senda circular
Desnivel: 443 metros.          Dificultad: media

A través de ella tendremos información sobre la minería romana del oro. Se trata de un recorrido en torno a la mina siguiendo su proceso de explotación. Se hace hincapié en la importancia del agua, cómo se obtenía el oro y cómo se formaron los humedales y lagos.


3. Senda del Lago Sumido: se puede hacer a pie, en bici y en coche (aunque el camino es de tierra y puede estar embarrado). La ida y la vuelta se hacen por el mismo camino. Se inicia junto al Aula Arqueológica, en el pueblo de Las Médulas, sale a la derecha en el cruce que hay al pasar el lavadero.

Longitud: 1840 metros (ida y vuelta).            Tiempo estimado: 20 minutos.     
Dificultad: baja.

Esta senda permite entender el proceso de lavado y extracción del oro. Los humedales que acompañan nuestro paseo son consecuencia de la actividad minera y albergan una flora y una fauna específicas que cuentan con una especial protección medioambiental. Desde el Lago Sumido podemos acceder al Mirador de Chaos Maseiros, al final de la laguna.


4. Senda de Los Conventos: se puede hacer a pie y en bicicleta. Presenta un itinerario lineal y se puede empezar desde el Mirador deOrellán, el Pueblo de Orellán y desde la Carretera Carucedo-Las Médulas (CV-191-2), un kilómetro antes de llegar al pueblo de Las Médulas. Aunque el mejor punto de inicio es el Mirador, porque así toda la ruta será cuesta abajo. En cualquiera de estos puntos hay parkings habilitados.

Longitud: 4’3km            Duración estimada: 90 minutos.       Dificultad: baja-media.

Se puede completar la senda con una visita a La Frisga para ver un sistema de explotación distinto al de la Senda Perimetral. Este punto ya no es accesible con carritos de bebés.

A través de este itinerario se puede entender la importancia del agua en los trabajos mineros y la estructura de la red hidráulica romana.


5. Ruta de Los Poblados: esta ruta se realiza en coche o en bicicleta para llegar a los distintos pueblos que se visitan. El itinerario permite conocer cómo eran los poblados en los que vivían los habitantes de Las Médulas en época prerromana y romana.

        - El Castrelín de San Juan de Pazuelas: para llegar hay que tomar la pista de tierra que sale desde la N-536, a la altura del restaurante Las Ventas. Está señalizado. Desde allí hay que continuar unos 3’3km. El coche puede acceder hasta la cantera que hay a la derecha del camino y, desde ahí, hay que caminar unos 20 minutos hasta el castro.

         - El Castro de Borrenes: se accede desde el pueblo de Borrenes, siguiendo el camino que lleva hasta la Corona del Cerco. La senda empieza junto al cementerio desde la carretera que une Borrenes y La Chana. El recorrido es de tan sólo 1 km, pero la pista puede estar en mal estado, por lo que es mejor caminando. Se tarda unos 20 minutos.

     - El Asentamiento Metalúrgico de Orellán: para realizar esta ruta hay que tomar un camino que sale de la carretera que une La Chana con Orellán. Poco antes de llegar a Orellán, sale a la izquierda una pequeña pista empinada que lleva a asentamiento. Esta cuesta, de tan sólo 200 metros, es mejor subirla a pie.


Todas las rutas están debidamente señalizadas al inicio de cada una de ellas.


Si queréis ver más fotos como éstas, podéis encontrarlas en mi tablero de Pinterest.

Entradas relacionadas que también os pueden interesar: