Opinión del restaurante El Vagón de Beni


Fue una sorpresa descubrir un sitio tan original y tan cerca de Madrid. Este restaurante lo debe todo a su decoración. El ambiente es único. La iluminación, la vajilla, toda la decoración… están cuidados al detalle y  merece la pena una visita para sentirse en pleno viaje en el Orient Express.

Se encuentra en el Hoyo de Manzanares, en pleno centro del pueblo, muy cerca de la iglesia. No hay pérdida, pues desde afuera ya se ven los vagones.

Nada más atravesar la verja nos encontramos en otra época. La decoración es la propia de una antigua estación de tren y, en medio, imponentes, dos viejos vagones. Y hasta éstos tienen historia.

El dueño del restaurante adquirió su vagón principal de madera en los ochenta persiguiendo un antiguo sueño. Lo compró en los desguaces de RENFE y databa de 1931. Durante cinco años trabajó en el vagón remodelándolo a su gusto, aprovechando su oficio de litógrafo y restaurador. Y, en 1994, abrió en su interior el restaurante.



Más adelante adquirió su segundo vagón: un vagón de vía estrecha, de 1890, y donde viajó el mismísimo Alfonso XII. Toda una experiencia comer aquí. Hasta Martes y 13 rodaron el corto “Vía Muerta” en su exterior.


Nada más entrar me sirvieron el pan acompañado de un aperitivo de la casa, que ese día era una sopa de boletus bastante buena. Entra dentro de la cuenta, tanto si se pide como si no (1’50€ servicio de pan con aperitivo). La carta es muy historiada pero los platos son respetables. Los postres son algo caros, pero contundentes. 

Precios del restaurante El Vagón de Beni


En general lo recomiendo para una celebración o para un día especial. Para disfrutar de un sitio con historia, con una ambientación increíble y una comida bastante sabrosa. Eso sí, reservad con bastante antelación.


Aquí podéis ver más fotos del lugar: 

EL VAGÓN DE BENI
c/ San Macario, 6
Hoyo de Manzanares
Teléfono: 918 566 812
Móvil: 630 075 218
Cierra los domingos por la noche y los lunes.


Compártelo

Entradas relacionadas